Qué hicieron de su vida las gemelas Olsen después de la fama y el éxito en la televisión



La adorable Michelle Tanner era -tal vez- el personaje más disruptivo de la comedia Full House, un éxito descomunal de la televisión de Estados Unidos de fines de los 80 y principios de los 90. La niña, la menor de la numerosa familia, hacía todas las monerías que le pedían: cara de enojada, líneas graciosas y una divertida cara de inocente que escondía siempre alguna travesura.

El personaje de Michelle fue interpretado por las gemelas idénticas Mary-Kate y Ashley Olsen que se convirtieron en celebridades en Estados Unidos y en todo el mundo (la serie se vio América Latina con el nombre Tres por tres). Pero cuando crecieron y se convirtieron en adultas decidieron alejarse de los flashes y de las cámaras: casi que renunciaron a la actuación.

¿Y ahora a qué se dedican? Las hermanas son empresarias millonarias gracias a sus cuatro marcas de indumentaria de diseño, aunque en tiempos de coronavirus sufrieron los coletazos económicos de la pandemia. Y una de ellas además atraviesa un proceso legal para poder separarse del hermano de Nicolás Sarkozy, el ex presidente de Francia.

Nacen dos estrellas idénticas

Las Olsen cuando estaban en Full House.

La gemelas Olsen personificaron a Michelle desde los nueve meses de edad, en 1987, hasta el fin de la serie, en 1995, cuando tenían ocho años. Para ese momento, sus padres Dave Olsen (un desarrollador de bienes raíces) y Jearnette Olsen (manager de artistas) habían creado la productora Dualstar para poder seguir explotando la imagen y ¿el talento? de sus gemelas.

Participaron en otras películas y hasta tuvieron un reality, pero estaba claro que las hermanas ya no querían pararse frente a las cámaras. Tiempo después se conoció que Mary-Kate sufría anorexia y en una de las pocas entrevistas que ofreció, en 2010, declaró que no le deseaba su infancia a nadie: “Éramos como monitos de feria”.

En paralelo, las gemelas llenaban las arcas de la familia Olsen. Mattel lanzó una línea de muñecas con ellas como modelos; revistas y merchandising de todo tipo, desde reproductores de CDs a calendarios y perfumes que se vendían en más de 5000 tiendas de todo el mundo. Todo se canalizaba a través de la productora que habían fundado sus progenitores en 1993.

En 2004, cuando cumplieron la mayoría de edad se convirtieron en las dueñas de Dualstar y la revista Forbes las ubicaba en el puesto número 11 de su ranking de las mujeres más ricas del mundo con más de 100 millones de dólares.

Fue tanta la exposición que las gemelas se pudrieron. Mary-Kate incluso se sometió a varias cirugías estéticas en las que se habría modificado las mejillas, la mandíbula y la nariz, y en la actualidad el parecido con su hermana ya no es lo que era.

Cambio de frente, pero con el mismo éxito

Las diseñadoras en la gala del Met, en Nueva York, en 2019. (AFP)

Para 2006, las hermanas Olsen lanzaron The Row, una marca de ropa dirigida para mujeres de todas las edades y para el día a día. Ashley se convirtió en la directora de la marca y Mary-Kate, la mente creativa.

Según Inside Edition , “las gemelas Olsen sacaron una marca de moda de alta gama, The Row, con precios de piezas promedio que iban desde varios cientos de dólares a varios miles de dólares. También comenzaron una etiqueta más asequible en 2007, Elizabeth y James”, esta última en homenaje a su hermana y hermano menores, en la que se asociaron con Walmart y JC Penny para comercializarla.

Para esa época ya habían dejado atrás a los paparazzi de California y se habían mudado a Nueva York, cuna de la moda en Estados Unidos y con un estilo de vida mucho más privado y reservado.

En 2012, lograron el galardón del Fashion Council de Estados Unidos a mejores diseñadoras del año de moda femenina, algo así como el Oscar de la disciplina (ya acumulan seis). Tejidos de calidad, prendas con buenos patrones y modelos aptos para todas las edades.

Sin embargo, en este 2020 azotado por la pandemia, la marca lanzó un comunicado explicando que trataron de reducir sus gastos generales. Según información que publicó la revista de moda estadounidense “Women´s Wear Daily”, The Row atraviesa por un momento complicado en sus finanzas. La información que se dio a conocer es que la emergencia sanitaria complicó a la empresa de las gemelas, pero que sus problemas habían comenzado hace tiempo.

Se especula que las Olsen analizan dos movimientos complejos que podrían salvar a la marca de la quiebra: despedir a la mitad de sus empleados para resistir los embates de la crisis global y cancelar la línea masculina.

Otra crisis en pandemia

Olivier Sarkozy y Mary-Kate Olsen.

En mayo de este año, Mary-Kate pidió el divorcio de Olivier Sarkozy, un banquero francés que es medio hermano de Nicolas Sarkozy, expresidente de Francia, con quien se casó en 2015.

Olsen y Sarkozy se casaron en noviembre de 2015 tras tres años de relación. Fue una boda discreta, con apenas 50 invitados, celebrada en Manhattan, en el jardín de una residencia privada “de la calle 49, entre la Segunda y la Tercera Avenida”, según informaron los medios estadounidenses.

Poco se sabe de la boda, pero sí trascendió que había ceniceros por todo el salón. “La decoración de la fiesta consistía en cuencos y cuencos llenos de cigarrillos, y todo el mundo se pasó toda la noche fumando”, declaró una fuente que asistió al casamiento.

Según explicó el sitio TMZ, ella trata de divorciarse desde el 17 de abril, cuando firmó la petición de divorcio. La cuestión es que los tribunales neoyorquinos no aceptaban divorcios, sino solo cuestiones de emergencia a causa de la pandemia y el trámite se demoró.

La empresaria pide que se respete el acuerdo prematrimonial que firmaron hace cinco años. Además Mary-Kate Olsen argumentó que el único modo de proteger su propiedad es mediante esa petición de divorcio por eso la necesita con “urgencia”.

Fuller House

Las gemelas en el paseo de la fama de Los Ángeles. (AP)

Desde principios de la década de 2000, las gemelas han tenido una vida más privada. Ambas decidieron dejar en el pasado el mundo de Full House y rechazaron la oportunidad de trabajar en la serie de Netflix, “Fuller House”.

Netflix se asoció con los miembros del elenco para brindarles a los espectadores una actualización sobre la familia Tanner. “Fuller House” contó con los personajes DJ, Stephanie y Danny Tanner. Sin embargo, Michelle estaba notoriamente desaparecida, y algunos de los personajes hicieron alusión a la ausencia de la hermanita menor.

“Me encanta que haya una línea bastante divertida en el penúltimo episodio que aborda su ausencia. Por supuesto, todo es divertido. Todos respetan su decisión y dónde se encuentran ahora en sus vidas”, dijo Candace Cameron Bure (DJ, la hermana mayor de las Olsen en la ficción) durante una entrevista con US Weekly. “¡Pero sigue siendo divertido lanzarlo por ahí!”, agregó.

En tanto, Ashley explicó: “No sé si tiene algo que ver con la forma en que crecimos… pero sencillamente no nos gusta hablar de nosotras o de lo que estamos haciendo. No es nuestro estilo”, dijo en una entrevista para WSJ Magazine.

La otra Olsen

Elizabeth Olsen en Avengers.

Elizabeth Olsen es actriz y se hizo conocida por su aparición en la película “Martha Marcy May Marlene” (2011). Fue nominada a un Critic’s Choice Movie Award como Mejor actriz. Elizabeth es la hermana menor de Mary-Kate y Ashley. Ganó reconocimiento por su aparición en las películas del universo de Marvel, particularmente en la saga de Avengers, donde hace el papel de Wanda Maximoff.

La actriz es la mejor clienta de The Row, teniendo acceso directo a las piezas de la pasarela meses antes de su lanzamiento. Elizabeth creció usando la ropa de sus hermanas, pasando más tarde a llevar la ropa que diseñan. “Ellas me enseñaron que las piezas clásicas son una gran inversión, y es fácil decir que ellas son mis iconos de estilo”, declaró en una entrevista.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1