PSG perdió por un gol ridículo en un debut con público y mucho descuido con el coronavirus



La proximidad de una derrota dura, el impacto de la pandemia de coronavirus en su plantel y un error grotesco se combinaron para dar forma al sorpresivo tropiezo de París Saint-Germain en su debut en la edición 2020/21 de la Liga de Francia. El tricampeón francés cayó 1 a 0 como visitante frente al recién ascendido Racing Club de Lens en un duelo correspondiente a la segunda fecha del certamen que se llevó a cabo en el estadio Bollaert-Delelis, con público en las tribunas y muy poco apego a las normas básicas de seguridad sanitaria.

Apenas 18 días después de la caída 1 a 0 frente a Bayern Múnich en la final de la Champions League en Lisboa, el conjunto dirigido por el alemán Thomas Tuchel debía iniciar su recorrido en el torneo doméstico, tras haber postergado su duelo de la primera jornada frente a Metz (lo jugará el miércoles próximo).

Pero al PSG le tocaba afrontar este compromiso con su dotación sumamente diezmada: Kylian Mbappé, Neymar, Angel Di Maria, Mauro Icardi, Leandro Paredes, Keylor Navas y el capitán Marquinhos no estaban disponibles tras haber dado positivo en los test de coronavirus a los que habían sido sometidos antes del reinicio de la actividad. Por lo que Tuchel se enfrentó a un rompecabezas al momento de configurar el equipo para el estreno.

El ex defensor de River y Talleres Facundo Medina intenta detener el avance del vasco Ander Herrera. (Foto: Denis Charlet / AFP)

De ello se aprovechó el Lens, un club que vivió sus años de oro a fines de la década de 1990 y principios de la de 2000 (logró un título y un subcampeonato en la Ligue 1 y también ganó la Copa de la Liga y dos veces la Copa Intertoto de la UEFA) y que, tras cinco años en segunda división, logró el ascenso en abril, cuando la Liga Profesional de Fútbol dio por terminados los torneos debido a la pandemia. Por entonces, marchaba segundo, a un punto del líder Lorient y una unidad por encima de Ajaccio, cuando restaban 10 fechas.

Pese a las ausencias, que obligaron a Tuchel a echar mano de dos jovencitos de 18 años para conformar el ataque de su equipo (Arnaud Kalimuendo y Kays Ruiz-Atil), el campeón asomaba como favorito en este duelo. Pero el local, que contó con el ex defensor de River y Talleres Facundo Medina, se mostró seguro en el fondo e intenso en el mediocampo, y se terminó llevando el gran premio con una mano del arquero polaco Marcin Bulka.

A los 12 minutos del segundo tiempo, el reemplazante de Keylor Navas intentó salir jugando y no hizo más que entregar un pase horrible, que quiso ser para Marco Verratti pero terminó en los pies de Ignatius Ganago. El camerunés aprovechó el obsequio: se acomodó y definió con frialdad para darle el gol del triunfo a su equipo, que en el debut había perdido 2 a 1 con Niza.

En el festejo se pudo apreciar algo que ya se había verificado durante el resto del encuentro: el absoluto desapego del público que asistió al partido por el distanciamiento social, en tiempos en que la pandemia sufre un rebrote en Francia. En las últimas 24 horas, en el país hubo 9843 casos de coronavirus, contra 7157 de hace una semana.

No tendrá demasiado tiempo París Saint-Germain para asimilar el golpe, ya que el domingo disputará el clásico del fútbol francés en el Parque de los Príncipes frente a Olympique de Marsella, que ganó el único partido que jugó en esta temporada (3 a 2 como visitante ante Brest) y también tiene pendiente su choque de la primera fecha frente a Saint Etienne (se llevará a cabo el jueves próximo).

La próxima presentación de Lens será también el domingo: visitará a Lorient, el otro ascendido.

Mirá también Mirá también

FK

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

IMAGESLOVER Photo Flip Day 1 CLip art of Flip Day 2