Premios Emmy: cómo fueron las medidas que se tomaron por la pandemia



Desinfección de sobres frente a las cámaras, test de coronavirus en vivo y mensajeros cubiertos con escafandras para entregar los premios. La pandemia del coronavirus fue la gran protagonista de unos premios Emmy, que este domingo recurrieron al ingenio para salvar su ceremonia a distancia.

“Bienvenidos a los ‘Pand-Emmys’”, bromeó el presentador, Jimmy Kimmel, al comienzo de una gala que no fue tomada muy en serio y en la que la mayoría de los invitados intervino desde el sillón de su casa, algunos solos, otros con su familia y los más atrevidos festejando frente a una webcam.

La entrega de los premios más importantes de la televisión marcó la pauta que seguirán los Oscar, los Globos de Oro y otros eventos de farándula si el estado de las cosas sigue como hasta ahora en los próximos meses.

Así, el gigantesco Staples Center de Los Angeles, completamente vacío, les dio la bienvenida a los espectadores que no quisieron perderse este formato reinventado y que tuvo en el carisma de Jennifer Aniston, la emoción de Zendaya y la solvencia de Jimmy Kimmel sus principales pilares.

En las butacas de los Premios Emmy, fotos de famosos. Foto AFP

Sus apariciones armaron una extraña gala en la que Watchmen (miniserie), Schitt’s Creek (comedia) y Succession (drama) se consagraron como las mejores ficciones del año.

Una imagen que ya es viral en redes sociales resume a la perfección el espíritu de estos Emmy: Jennifer Aniston, Courteney Cox y Lisa Kudrow reunidas frente a la cámara viendo el evento.

Aniston justificó el porqué de su encuentro con las protagonistas de Friends con un simple: “Llevamos siendo compañeras de piso desde 1994”.

El guiño doble a una de las series míticas de la pantalla chica y al confinamiento en las casas fue la frutilla del postre en una larga lista de bromas vinculadas con lo extraño de la situación, y una forma de celebrar lo importante que fue la televisión para muchas personas.

“Todos los días la televisión está allí para vos -aseguró Kimmel-. Es la madre de tu familia, la hermana de tu hermana y hasta tu perro”.

Después de ese discurso, el presentador accedió a una gran pantalla repleta de conexiones en vivo. Pero antes de entrar se puso desinfectante de manos expulsado por un trofeo convertido en surtidor de jabón.

El Staples Center de Los Angeles, vacío en la ceremonia de entrega de los Premios Emmy. (AFP).

Desde esa sala el humorista les fue dando paso a diferentes intervenciones como la de las actrices Reese Witherspoon y Kerry Washington, quienes aparecían en un jardín celebrando una fiesta de Año Nuevo.

“Porque ya estamos preparadas para que termine éste”, explicaron.

Fuera de la retransmisión oficial, en el mundo de las redes, fue furor un video de Ramy Youssef, quien tras perder en su categoría grabó cómo un mensajero con escafandra se iba con el premio en su mano.

A pesar de los deseos de que acabe ya el agitado 2020 y de la sátira constante hacia las circunstancias, hubo espacio para momentos serios.

Entre las convenciones políticas de agosto y los debates electorales de las próximas semanas, estos Emmy también fueron el último evento extra-político que reunió a una gran masa de espectadores antes de las elecciones presidenciales de los Estados Unidos.

La actriz Tracee Ellis Ross, en un test sobre su limusina. Foto AP

“Tengan claro que su voto en las próximas elecciones cuenta”, insistió una de las ganadoras, la actriz Regina King, en su discurso.

La protagonista de Watchmen intervino con una remera en la que aparecía la imagen de Breonna Taylor, la joven afroamericana que en marzo murió baleada por policías siendo inocente. Y no fue la única. También lo hizo la actriz Uzo Aduba. Además, pancartas con el lema “Black Lives Matter” se colaron en la emisión.

En cuento a los premios, era la noche para conocer a la heredera de Game of Thrones, pero, aunque los Emmy virtuales por la pandemia coronaron a Succession y a Watchmen, la gran triunfadora fue Schitt’s Creek, que arrasó en todos y cada uno de los rubros de comedia. Ni su elenco se lo creía.

La misma euforia mostró Zendaya, cuando a sus 24 años se convirtió en la actriz más joven en ganar en interpretación dramática, precisamente por su papel en el fenómeno Euphoria.

La joven se impuso en una peleada categoría contra veteranas de la interpretación como Jennifer Aniston, Olivia Colman, Laura Linney, Sandra Oh y Jodie Comer. Su discurso, admirando a todas a ellas, fue una especie de presentación ante sus compañeros de Hollywood, con quienes se reunirá en próximas galas. Quién sabe cómo y cuándo.

WD

Mirá también Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1