Posadas: clausuran una fiesta clandestina organizada por un policía



En tiempos de restricciones y cuarentena por coronavirus, las fiestas clandestinas cobraron protagonismo como nunca antes. Es que, con los boliches cerrados y los eventos suspendidos, las reuniones multitudinarias –que incumplen las medidas sanitarias recomendadas por el Ministerio de Salud- se constituyen como una nueva moda para los jóvenes y un desafío para las autoridades que deben desactivarlas.

El pasado fin de semana, con motivo del festejo de Halloween, se llevaron adelante decenas de fiestas a lo largo y a lo ancho de todo el país. Y Misiones no fue la excepción: según informó la Policía local, el sábado a la madrugada se procedió con la clausura de un encuentro clandestino en la Chacra 111 de la ciudad de Posadas, donde participaron al menos tres efectivos de la Fuerza provincial.

El operativo estuvo a cargo de la División de Comando Radioeléctrico de la Zona Oeste que, por orden de la Comisaría UR I, intervino alrededor de la una de la mañana en el salón de un centro de jubilados y pensionados, ubicado en inmediaciones a la avenida Blas Parera.

El evento clandestino fue organizado por un sargento de la Policía de Misiones que presta servicio en la Dirección Motorizada.

Tras el alerta de un anónimo que se comunicó con el 911 para denunciar los ruidos molestos, los efectivos arribaron a la Chacra 111 y solicitaron la presencia del encargado del evento. Ante el llamado, se presentó un sargento de la Policía de Misiones que presta servicio en la Dirección Motorizada.

A modo de justificación, el organizador aseguró: “Es un asado con amigos nomás”. No obstante, según informaron los oficiales, en el salón de eventos había al menos 18 personas, de entre 26 y 60 años, festejando. Además, se encontraba un grupo de música local junto a sus instrumentos dispuestos para comenzar un show en vivo.

Entre los invitados, se detectó a otro policía en actividad: un cabo de 38 años que presta servicio en la residencia del Gobernador y que fue sancionado con sumario administrativo. Además, estaba presente otro efectivo ya retirado.

Luego de desactivar la fiesta clandestina, se procedió a la notificación de la infracción al Decreto de Necesidad y Urgencia 297/20 a los causantes por disposición del Juzgado Federal en turno a través de la secretaría de la fiscalía. Posteriormente, se les solicitó a todos los presentes que se retiraran a sus domicilios.

Minutos más tarde, el personal de la Municipalidad de Posadas procedió a la clausura del salón de jubilados y pensionados con fajas de seguridad en todos los portones de acceso.

Fin de semana de eventos clandestinos en Posadas

Según informó la Policía de Misiones, durante el fin de semana se constató que un bar –que mantenía sus luces apagadas- brindaba servicio de “delivery” de alcohol durante la madrugada y, en un segundo local de este mismo rubro, había hasta siete personas por mesas. Los efectivos aseguraron que allí no se respetaba el distanciamiento social obligatorio, ni se cumplía con el uso de barbijo o tapabocas. Por incumplimiento de los decretos 727-772-2140/2020, se procedió con la clausura preventiva de ambos espacios.

Además, en el barrio Miguel Lanús, también de la ciudad de Posadas, se desarrolló un cumpleaños infantil con al menos 52 invitados. La comisaría más cercana llegó al lugar para desactivar el evento, labrar un acta de infracción y proceder al desalojo de los presentes.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *