Por el coronavirus prevén que el desempleo suba al 13% y el salario real caiga 8% este año



El 2019 cerró con un desempleo del 9,8%. Para 2020 tras el amplio parate generado por la cuarentena los analistas prevén que el indicador llegará a 13%. A la marcada suba de la desocupación se le sumarán una nueva pérdida en el salario real, que caería 8% en el año en el que el coronavirus dejó a las paritarias en suspenso.

Todos los economistas coinciden en que la desocupación subirá aunque no llegará a los amargos récords de años recientes. Para la consultora Analytica, si bien la caída de actividad proyectada entre 2018 y 2020 será similar a la de 1998-2002, “hay razones para pensar que en esta oportunidad la evolución laboral tendrá un mejor desempeño”.

Entre 1998 y 2002 el PBI se hundió 20% y el desempleo subió 5,9 puntos porcentuales, hasta ubicarse en 18,4%. “Desde el comienzo de la recesión de 2018 hasta ahora la desocupación abierta apenas subió 1,5 puntos respecto de 2017”, marcan.

Mirá también

Para el final de este año Analytica estima un aumento de entre 2 y 4% en el desempleo que lo ubicaría entre el 12 y el 14% de la población económicamente activa. Esto supone que habrá entre 400.000 y 800.000 nuevos desocupados.

La consultora destaca que hoy “el ajuste del mercado de trabajo está recayendo sobre los salarios nominales, que reemplazan, como forma de reducir ingresos, a las devaluaciones de 2018-2019. El mecanismo de ajuste se da por precio (salario) y no tanto por cantidad (trabajo)”.

“Hasta ahora no se observa un número masivo de empresas que cierren. Por acción (pago de media nómina salarial y créditos blandos) u omisión (postergación de impuestos), las políticas fiscal y crediticia están sosteniendo la supervivencia empresaria”, plantea la consultora.

Hasta ahora la caída en el empleo estuvo explicada casi exclusivamente por la construcción y en menor medida por el complejo del comercio, restaurantes y hoteles. 

Mirá también

El 70% de las empresas no muestra movimiento en su nómina de personal. “La cifra permite ilustrar la relevancia de las rigideces institucionales (como la doble indemnización) y a la vez de la importancia de la flexibilidad gremial para resignar salario y no puestos de trabajo”.

Para la consultora ACM el escenario base es un desempleo en 13,5% en el cierre del año. “Ese número podría estirarse con la continuidad de las restricciones a la producción y potenciarse cuando finalice  la prohibición de despidos”, dice el analista Juan Pablo Di Iorio.

Matías Rajnerman, economista jefe de Ecolatina, anticipa que este año el desempleo llegará al 13%. “Se va a agravar la crisis por la cuarentena. En los últimos dos años se destruyó empleo formal y se creó empleo informal. Eso ahora va a jugar en contra porque a los trabajadores informales no los abarca la prohibición de despidos”.

Pero a diferencia de la situación anterior, en la que el desempleo subía porque caía el poder adquisitivo y más personas salían a buscar empleo para tener un ingreso complementario, esta vez el aumento va a ser no por el efecto de los trabajadores adicionales sino por destrucción de puestos de trabajo.

“La dinámica actual del empleo es más preocupante porque es por destrucción en puestos de trabajo. Para ver hasta dónde va a crecer el desempleo hay que ver cuán permanente será la crisis. En un escenario muy optimista podríamos empezar a pensar en un desempleo de un dígito para el final del mandato de Alberto”. Pero aún faltan muchos puntos por resolver para determinar cuándo la economía volverá a crecer y cuánto va a traccionar esto sobre el empleo. Por eso Rajnerman plantea que también “hay que tener en cuenta que pasa con la reestructuración de la deuda”.

Mirá también

“El desempleo va a seguir subiendo. No vamos a llegar al pico de 2003 cuando un cuarto de la población económicamente activa estaba desempleada, pero sí vamos a tener los registros más altos desde entonces”, señala Martín Kalos, director de la consultora EPyCA. “Vamos a tener una suba muy fuerte, luego va a estabilizar y en la medida en que la política económica acompañe empezará a reducirse gradualmente. No vamos a ver una baja abrupta, va a llevar tiempo recomponer el empleo”.

En medio de la pandemia “por parte de las empresas hay una intención de preservar los equipos de trabajo y aguantar hasta que se aclare el panorama”.

¿Hay chances de que los puestos de trabajo se recuperen el año próximo? “Lo que pase con el empleo va a depender de las políticas macro y las micro. En la industria el empleo va a estar atado al mercado interno y a las oportunidades de exportación en nichos en los que Argentina es muy competitiva, como el de los equipos médicos”, apunta Kalos. “Esperemos que en los próximos años se cree empleo formal y de calidad. Probablemente lo que primero repunte tras la pandemia sean los de servicios orientados al consumo masivo, un sector que tiende a tener problemas con los derechos laborales plenos”.

Kalos indica que la caída del salario real persistirá de la mano de la inflación. “Está pendiente la definición de las políticas de precios, con tarifas que no sabemos en qué momento van a volver a aumentar. Probablemente en muchos rubros haya aceleración de inflación cuando los locales reabran. Cuando la pandemia pase podremos ver cuán de atrás los salarios corren a la inflación de estos meses”.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1