Novak Djokovic se divierte en Roland Garros: gana, anima al público y seca la cancha



Novak Djokovic vive un 2020 envuelto en escándalos, desde los casos de coronavirus que se produjeron durante el Adria Tour que organizó en plena pandemia hasta el pelotazo que lo excluyó del US Open. Pero aún así nunca perdió su faceta más divertida, como este sábado en Roland Garros.

Ahora, por ESPN, el serbio Novak Djokovic, número 1 del ranking mundial, ejerce su jerarquía ante el colombiano Daniel Galán para asegurar su lugar entre los 16 mejores y se hace tiempo para divertir a los espectadores que fueron habilitados para asistir al partido. Ocurrió durante el segundo set, que estuvo parado media hora por la lluvia.

En una exhibición de 25 minutos, en los que ganó el 100% de los puntos que jugó con su primer servicio -contra apenas el 45% del rival-, Nole se quedó con el primer set por un contundente 6-0 en el que expuso su mejor tenis y frustró a su rival, que lucha por sumar al menos un game en el segundo.

Después de un arranque dominante de Djokovic, el colombiano se repuso, gracias en parte a los errores no forzados que empezó a entregar con cuentagotas el serbio. Así, sumó su primer game con el servicio y recibió los aplausos del puñado de asistentes al Philippe-Chatrier.

La lluvia, sin embargo, interrumpió el partido cuando Djokovic estaba 2-1 y con ventaja. Si bien ya caían gotas y el cierre del techo del estadio había comenzado, un resbalón de Galán provocó la preocupación y la queja del número 1 del mundo. Fue entonces cuando el duelo se detuvo y entró en escena del showman del circuito.

El resbalón de Daniel Galán que provocó la suspensión parcial del partido con Novak Djokovic. Foto AP Photo/Alessandra Tarantino

Mientras el techo se cerraba lentamente, los ball boys colocaron la lona y, minutos después, ingresaron los cancheros a tirar polvo de ladrillo, provocando una escena desopilante.

Djokovic mira cómo colocan la lona por la lluvia incesante en París. Foto EFE/EPA/YOAN VALAT

La gente comenzó a gritar “olé” ante cada palazo de arcilla roja y Djokovic los alentó, primero sentado en su silla y luego parado, motivado por la ola que empezó a girar en el court Philippe-Chatrier.

Novak Djokovic haciendo la ola con el puñado de espectadores que pudieron asistir a Roland Garros este sábado. Foto AP Photo/Christophe Ena

Sin embargo, no se conformó con eso. Con el partido parado, el serbio no imitó a su rival y empezó a calentar a un costado de la cancha. Por el contrario, agarró su raqueta e intentó alisar el polvo de ladrillo. Ante la imposibilidad de hacerlo, recibió un secador de uno de los integrantes del staff y se puso él también a secar y aplanar la superficie para que minutos después se reanudara el juego.

Si bien Galán volvió a sumar con el servicio y se puso 4-3, aún con el break abajo, no pudo evitar que Djokovic acelerara en el final, sumara con su saque y volviera a quebrarlo y ganara el parcial por 6-3.

Novak Djokovic tratando de alisar el polvo de ladrillo con su raqueta. Foto AP Photo/Christophe Ena

Un miembro del staff encargado del mantenimiento de las canchas le entrega a Djokovic el secador. Foto Anne-Christine POUJOULAT / AFP

Secar y alisar. Novak Djokovic durante el parate del partido. Foto REUTERS/Christian Hartmann

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1