Nisman, el misterioso ex espía y un llamado inesperado desde Israel



El ex espía Uzi Shaya apareció a cara descubierta en un prestigioso programa periodístico de la TV israelí y planteó un dilema que excede a la investigación por la muerte del fiscal Nisman, ocurrida en Buenos Aires hace 5 años.

Es un hombre con rostro, nombre y apellido que dijo haberle entregado al fiscal argentino documentos con información sobre supuestas transferencias millonarias provenientes de Irán hacia cuentas de “Máximo Kirchner y sus socios” radicadas en las Islas Caimán, las Islas Seychelles y Chipre.

Más adelante dijo también que había documentos similares sobre Cristina. Igual que sobre las presuntas cuentas de Máximo, no hubo ningún tipo de detalle ni precisión.

El entrevistado dijo reconocer unos papeles cuando se los mostró la periodista que lo entrevistaba, la israelí nacida en la Argentina Ilana Dayan, que conduce el más prestigioso programa de investigación periodística israelí desde hace 27 años.

“Nosotros tenemos los papeles en nuestro poder”, le dijo la periodista a Marcelo Longobardi, en su programa de Radio Mitre.

Mirá también

Si es cierto o no que el espía se reunió con Nisman pasó entonces a ser el segundo tema. Aunque eso fuese falso, hay una prestigiosa periodista de investigación que afirma que tiene datos de las cuentas off shore de “Máximo Kirchner y dos socios”. Esas cuentas habrían recibido multimillonarios giros provenientes de Irán, según Uvda (“Hecho” o “Evidencia” en español, un programa de investigación con el formato del 60 minutos americano). Los papeles fueron mostrados en cámara al entrevistado (no al público) y reconocidos como similares a los que le habrían sido entregados a Nisman por Shaya, un hombre de unos 60 años, calvo, de lentes, gesto afable y mirada de águila.

El programa no era sobre Nisman sino sobre el ex espía. En los 71 minutos de su emisión en dos partes está claro que se busca contar la historia de Shaya, su vida, su modo de mimetizarse entre sus objetivos y si eso le implicaba una cuestión moral. Un programa sobre un hombre de los servicios secretos donde el tema Nisman fue sólo uno más.

Recreación gráfica del cuerpo del fiscal Nisman en el baño donde encontraron su cuerpo.

“Estuvimos detrás de su testimonio durante años”, contó la periodista Dayan a Clarín. Ella nació en el barrio de Once y vivió en la esquina de Corrientes y Pueyrredón hasta que su familia fue a radicarse a Israel, en 1971.

-¿Entonces usted tiene copia de los papeles que el ex agente dijo haberle dado a Nisman?

-No serían copias sino papeles del mismo tipo, pero no quisiera hablar de los papeles en sí para no comprometer a mis fuentes.

-¿Son movimientos de cuentas bancarias?

-Son de ese tipo. La importancia de los papeles en el programa era lograr que Shaya hablara en forma abierta de su último encuentro con Nisman, a quien había conocido cuando Shaya trabajaba en Buenos Aires en el 2000.

-¿Eso lo habían hablado con el entrevistado? ¿Él sabía que le iban a mostrar esos papeles?

-No, ninguna pregunta estaba pautada de antemano. Él accedió a contestar lo que le preguntáramos y entendió muy rápido el juego. A veces había que hacer una toma de nuevo por alguna cuestión técnica de la televisión y él no tenía ningún problema. Estaba relajado. Es un hombre especial. Cuando me dijo de su encuentro con Nisman en Europa antes de que él volviera a Buenos Aires y fuera hallado muerto fue algo que surgió mientras estábamos grabando, directamente en cámara.

-¿Cuánto tiempo tardó en grabarse el programa?

-Muchos meses. Empezamos antes de que llegara el coronavirus… y lo terminamos hace pocos días. El trabajo incluyó tomas en Buenos Aires, donde viajamos para completar el material.

-¿El habla específicamente de Madrid como lugar de encuentro con Nisman? Porque Nisman apenas estuvo unas horas en el aeropuerto de Barajas llegado de Amsterdam y de allí voló a Buenos Aires. Nunca salió del aeropuerto…

-No, él dijo Europa, que lo contactó en Europa. Fue más general. Dijo “hay cosas que no cuento y no lo voy a hacer”.

-¿Por qué cree que siendo un ex espía del Mossad y habiendo trabajado para los llamados fondos buitre aceptó darle una entrevista con su nombre real y dando la cara?

-No lo sé. Yo no entiendo su motivo y hasta tenía cierto temor cuando me preguntaba eso. Yo creo que fue una especie de catarsis. De gente que estuvo muchos años en el servicio, con trabajo secreto, y tiene necesidad de tener sus 15 minutos de luz. Como entrevistado, me pareció un tipo muy interesante e inteligente que abordó las cosas más difíciles contestando con naturalidad.

-Si usted tiene los papeles sobre esos presuntos movimientos bancarios de Cristina y Máximo Kirchner, podrían llamarla de la Justicia argentina para testimoniar…

-Veremos, pero los que mi entrevistado dijo que le entregó a Nisman eran otros y yo también me pregunto dónde desaparecieron.

Mirá también

Lo que el agente dijo específicamente es que había mantenido su contacto con Nisman desde que lo había conocido en Buenos Aires y que, cuando supo que el fiscal argentino iría a Europa con su hija -en enero de 2015-, decidió contactarlo para entregarle información. Shaya dijo que voló a Europa específicamente para llevar ese sobre.

El ex agente trabajaba entonces para una consultora que a su vez fue contratada por Elliot Management del magnate Paul Singer. Ese fondo buitre era acreedor de la Argentina y, según Shaya, su misión era dar información de presuntas cuentas secretas de Cristina y Máximo Kirchner en el exterior para presionar a Cristina, entonces presidenta, a que le pague a su cliente.

No hay ninguna evidencia de que Nisman haya recibido esa información: no la incorporó a la denuncia que presentaría una semana después ni se la mencionó a ninguno de los allegados más cercanos con quienes trabajaba.

Según Shaya, él se la dejó en un sitio acordado (presuntamente el lobby de un hotel), Nisman pasó a retirarla y ni siquiera conversaron. Mantuvieron distancia de varios pasos. “No éramos amigos, sólo me dijo gracias”, aseguró el ex espía.

Mirá también

¿Pudo Nisman guardar aquel presunto sobre en su departamento para chequear los datos luego de la presentación en el Congreso que debía hacer el día siguiente al que apareció muerto?

Nadie lo sabe, aunque sus allegados creen que es poco probable –por su personalidad y el modo de trabajar que describen quienes lo rodeaban- que no hubiese dicho al menos “tener algo” para complementar su denuncia más adelante.

Fuera del caso Nisman y aún tomando como inverosímil el poco preciso relato del ex agente israelí, el programa deja en concreto papeles sobre presuntas cuentas en el exterior de Cristina y Máximo Kirchner en poder de la producción de un programa de investigación periodística.

Es una llamada inesperada desde Israel para los jueces de Comodoro Py que siguen las múltiples causas de corrupción contra la presidenta y su hijo diputado.

“Lo prudente y lo que corresponde es enviar un exhorto para que la periodista declare como testigo y facilite los papeles que tiene en su poder –aunque preserve su fuente- y para que el entrevistado amplíe sobre la información que dice haber tenido”, describió a Clarín una fuente de Comodoro Py.

Según la Agencia Judía de Noticias, el abogado de familiares de víctimas de la AMIA, Tomás Farini Duggan, ya adelantó que pedirá que la periodista sea citada como testigo “para que aporte la información” que tenga.

Si la información resulta cierta o falsa es algo que se comprobará después de acceder a ella, como ocurre en toda investigación judicial.

La oficina que se ocupa de enviar los exhortos judiciales al exterior funciona en la Procuración General de la Nación. Habrá que ver si recibe el pedido formal de algún fiscal antes de que llegue su nuevo titular, si es que el Senado finalmente nombra al candidato del gobierno, el juez Daniel Rafecas, justo quien archivó sin investigar la denuncia de Nisman contra Cristina.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1