Nicolás Laprovittola y el podcast exitoso con el que dio un paso más allá: “Me gustaría que el deportista opine sin que lo manden a callar”



De repente, todo vuelve a la normalidad. Nicolás Laprovíttola, de entrevistador a entrevistado. Como casi toda su carrera. Como había sido siempre, en realidad, hasta hace algunas semanas, cuando se embarcó en una aventura llamada “Hola, qué tal, cómo estás?”.

El base del Real Madrid y subcampeón mundial con la Selección Argentina de básquetbol toma mate en la tarde de una Madrid que se vio muy sacudida por la pandemia de coronavirus. “Ahora estamos saliendo por horarios de acuerdo a la edad -dice para darle paso a cierto resquemor por lo que ve-. Pero está saliendo todo el mundo sin barbijo, el centro está lleno. (El Paseo de) La Castellana es una maratón todos los días, hay mucha gente”.

Mirá también

En el club, cuenta el Jugador Más Valioso de la temporada pasada en España, van avanzando de a poco hacia la normalidad. “Siempre con mucha distancia entre nosotros, sin compartir toallas, botellas ni nada; hay protocolos para todo”.

Es en ese contexto de aislamiento que el surgido en Deportivo Morón encontró el momento perfecto para una idea que le daba vueltas en la cabeza desde hacía rato. 

Sus compatriotas que juegan la Liga ACB (Facundo Campazzo, Gabriel Deck, Patricio Garino, Nicolás Richotti, entre otros) le regalaron un micrófono para su cumpleaños, empujón definitivo para saltar a la pileta del mundo de los podcasts, a la que se tiró con el ex jefe de prensa de la Selección, el periodista Germán Beder.

Laprovíttola ante Lukas Lekavicius, del Zalgiris Kaunas lituano, por la Euroliga. (Foto: EFE/Fernando Alvarado)

Su coequiper dejó aquel puesto en la Confederación Argentina de Básquetbol tras el cambio de autoridades de diciembre pasado. Ahí fue que el jugador le pidió formalmente que se sumara al proyecto, aunque ya desde el Mundial de China se lo venía comentando.

“Yo no estaba muy convencido. No confiaba en mi aporte, no terminaba de descubrir si podía servirle o no porque inicialmente no iba a ser formato entrevista -admite el periodista-. Primero hablamos de contar la vida del deportista y después el programa mutó. Ahí sí sentí que podía aportar porque hacer entrevistas es algo que hice por 15 años”.

De todos modos, Beder reconoce que en este camino también tiene sus temores y los deja de manifiesto con esa elocuencia tan suya: “No estar atados al básquet motiva, pero le sigo teniendo miedo. Siempre fui un cagón de mierda. En los próximos programas veremos si pude resolverlo o si sigo siendo un pelotudo a los 37 años”.

Nicolás Laprovíttola recibe consuelo de Facundo Campazzo tras perder la final del Mundial de China 2019 ante España por 75-95. (Foto: EFE/Juan Carlos Hidalgo)

Las dudas se han ido disipando. “Yo no creí que fuera a prosperar. Aunque también sigo creyendo que de acá nos vamos para arriba o terminamos la relación desastrosamente”, comenta Beder entre risas. Pese a ello, o a que Laprovíttola reconoce que debe progresar en el apartado “repreguntas”, con apenas diez episodios “Hola, qué tal…“ ya se ubicó entre los 15 podcasts más escuchados de Argentina y es uno de los tres primeros en la lista si se toma en cuenta la temática deportiva.

¿Qué camino desandará el programa? “Uno de los objetivos es mostrar al deportista desde otro lugar -enfatiza el base argentino-. No me gusta ver que un futbolista, por ejemplo, no pueda salir a la calle, que se lo agobie… Somos personas normales. Me gustaría que pudiéramos opinar de cosas sin que nos critiquen; hacer comentarios de actualidad, política o lo que sea sin que nos manden a callar y a picar la pelota. Quiero sacar ese pensamiento porque no somos únicamente deportistas. Intentaremos llegar a eso, aunque va a ser duro”.

En ese sentido, desde que debutó como profesional que Laprovíttola está acostumbrado a que le hagan preguntas relacionadas a la vida política dado que su mamá, Margarita Stolbizer, fue diputada por un total de 16 años e incluso candidata a presidenta en 2015.

Nicolás con su papá, Juan Carlos; su mamá, Margarita Stolbizer, y sus hermanos. (Foto: Archivo)

“En mi carrera -admite el jugador del Madrid- me preguntaron mucho sobre eso, sobre qué pensaba de tal cosa o tal otra y… Para hacerla fácil, decía ‘no me interesa‘, o ‘eso tendrías que hablarlo con mi vieja’. No te digo que me arrepienta, pero lo pienso y me hubiera gustado, en ese momento, estar más preparado o haber podido dar mi opinión sin pensar tanto en lo que pudieran decir”.

Laprovíttola reconoce a la vez: “Muchas veces contestaba así para evitar meterme en quilombos”. Piensa, por un momento, en el revuelo que se armó en alguna ocasión cuando LeBron James opinó de política y una renombrada periodista dijo que debía “callarse y jugar”.

“Es el ejemplo más claro y el que llevó a que incluso encontraran el slogan ‘More than an athlete’ (Más que un atleta). Muchos jugadores allá tienen sus podcasts o plataformas en las que muestran sus otras facetas. Me parece muy importante que se respete nuestra opinión porque es válida como la de cualquiera”, asegura el ex Joventut de Badalona.

Laprovíttola y su amigo Campazzo celebran tras ganarle a Francia y meterse en la final del Mundial del año pasado. (Foto: EFE/ROMAN PILIPEY)

Así como la suspensión de toda la actividad deportiva en el mundo debido al coronavirus jugó a favor de la salida del podcast, también conspiró contra la idea que Laprovíttola le blanquea a Clarín: “Queríamos llegar bien armados a Tokio ​para contar cosas desde adentro de la Villa, eso hubiera estado genial. Pero al mismo tiempo, al posponerse un año me da más tiempo para prepararme”.

Y allá va el base, conductor dentro y fuera de la cancha, sin Campazzo pero con otro petiso a su lado.

Nicolás Laprovíttola y Germán Beder cultivaron una amistad en los últimos años.

Conductores bajo la lupa

Beder sobre Laprovíttola

“Hacer una entrevista no es fácil, prepararse para eso es parte de la vida del periodista y, si bien no hay mucho secreto, en definitiva lo que se necesita es práctica. Y Nico no tiene ni la experiencia, ni la práctica ni la teoría, arranca desde cero en esto. Pero está trabajando mucho, está mejorando en la repregunta; siempre le digo que escuche bien la respuesta y se anime a salirse del libreto de preguntas que tenemos pautadas de antemano, y veo que lo está haciendo. Me pone contento por él y porque veo que está esa química que, por más amigo que sea, uno nunca sabe si al momento de encarar algo con responsabilidad va a surgir”.

Laprovíttola sobre Beder

“¿Qué decir de él? Dejó una huella en la Selección, en la CABB, en los que trabajaban ahí y sobre todo en los jugadores. La relación que formó con casi todos es de amistad. Él estaba en las buenas y en las malas. Sé cuánto lo quieren todos los muchachos, especialmente los de esta nueva generación. No va a ser lo mismo que no esté, después de todo lo que vivimos estos años, desde la clasificación a Río, esos JJ.OO., las ventanas de eliminatorias, el Mundial… Fue un personaje especial y su salida nos va a doler a más de uno. Lo vamos a extrañar, pero tener la suerte de ser su amigo y poder tomarme una birra con él es algo que voy a disfrutar mucho cuando esté en Argentina”.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1