“Millennials” y “baby boomers”: cómo impacta la pandemia de coronavirus en cada generación



Millennials, están recibiendo de nuevo un duro golpe. Y ustedes tampoco están bien, boomers.

Aunque a veces chocan, las dos generaciones más grandes de Estados Unidos tienen ahora un punto de acuerdo: la pandemia de coronavirus ha tenido un impacto en muchos de ellos en un momento clave de sus vidas.

Para los baby boomers, así llamados por el incremento de nacimientos tras la segunda guerra mundial, esto implica que los que ya están jubilados o se acercan a la jubilación, sus cuentas de retiro se ven cada vez menos confiables, mientras que su salud corre cada vez más peligro.

Mirá también

Los millennials, que se convirtieron en jóvenes adultos este siglo, están siendo golpeados con fuerza de nuevo, justo cuando se empezaban a recuperar, después de haber sido, para un investigador del Censo, los más afectados por la Gran Recesión en sus trabajos y salario.

“Los efectos a largo plazo de la Gran Recesión en los millennials van a dejar cicatrices”, dijo Gray Kimbrough, un millennial y economista en la Universidad Americana de Washington. “Y ahora, justo cuando la economía se había afirmado en donde estaba antes de la Gran Recesión, esto golpeó en un momento particularmente malo a los millennials en particular”.

Otro factor: los millennials habían sido la generación más diversa, y la pandemia ha golpeado a negros y latinos de manera desproporcionada, tanto en lo sanitario como en lo económico. “La pandemia ha iluminado las enormes desigualdades de raza, etnia y género”, dijo Christian Weller, profesor de políticas públicas en la Universidad de Massachusetts-Boston.

Este año ha destacado las brechas generacionales de Estados Unidos, especialmente entre las dos generaciones más grandes. Ambas han sido estereotipadas como generaciones autosuficientes — los millennials como obsesionados con las selfies, los boomers por sus grandes mansiones prefabricadas y su autoindulgencia. Y ambos sufren la pandemia, aunque de diferente manera.

“Cuando las generaciones se dividen, los jóvenes conocen sólo a los jóvenes; los mayores solo a los mayores”, escribió Landon Jones en “Great Expectations: America & the Baby Boom Generation”, su libro de 1980 en donde acuñó el término boomer. “Y como siempre, la generación boom sólo se conocerá a sí misma”.

Casos de Coronavirus en vivo

Los boomers nacieron mayormente de la “Greatest Generation”, estadounidenses que habían sobrevivido a la Gran Depresión como niños y que se unieron para ganar la Segunda Guerra Mundial. Pero mientras las tasas de natalidad bajaban durante la siguiente “Generación X”, los millennials se expandieron, alimentados en parte por la inmigración.

Los millennials se convirtieron en la generación mejor educada, más abierta a los cambios sociales, sólo para descubrir que los boomers habían ayudado a que ganara la presidencia el republicano Donald Trump, en el 2016.

De ahí la frase despreciativa: “¡Ok, boomer!”, que no les divierte a los boomers.

Mirá también

El virus ha matado a los estadounidenses mayores, más que al resto. Dejó a muchos aislados en casa, por su seguridad, y con la sensación de que se los considera desechables en los esfuerzos por reabrir la economía.

“Nos hemos convertido en una generación descartable”, dijo Norm Wernet, de 74 años, un defensor de la causa de los jubilados en Ohio. “Nos pone furiosos”.

Es chocante ver cómo muchos de los más jóvenes pasan sin barbijo alrededor de la gente mayor, dijo Wernet, incluso cuando expertos de la salud dicen que su uso ayuda a proteger a la gente más vulnerable. Los boomers, dijo, no van a disfrutar los años dorados para los que trabajaron durante décadas.

Mientras tanto, una serie de notas en periódicos y revistas ha denominado a los millennials “la generación más desafortunada”.

Richard Fry, un investigador senior en el Pew Research Center, en Washington, dice que estudios tempranos de las actitudes ante la pandemia han mostrado que los mayores lo ven como una crisis sanitaria, mientras que los jóvenes adultos se preocupan más por el impacto económico. Pero los investigadores están descubriendo que los estadounidenses mayores han sido golpeados más fuertes en la pérdida de puestos de trabajos, también, a causa de la recesión.

Mientras almorzaban en un restaurante en las afueras de Cincinnati, padre e hijo discutían recientemente las diferencias generacionales en las perspectivas del 2020.

Mirá también

“Tengo amigos que han sido despedidos. A mí me han suspendido parcialmente. No estoy acostumbrado”, dijo Chris Newsome, de 36 años, un millennial que fue a la universidad gracias a la ley G.I., después de haber cumplido dos años de servicio militar en Irak y uno en Afganistan. Eso ayudó a su economía durante la Gran Recesión, pero sin duda está “sintiendo la presión” de la crisis económica.

“No hemos visto nada exactamente igual antes”, dijo Newsome. “No sabemos en qué nos estamos metiendo… Ha complicado la vida personal y profesional de todo el mundo”.

Newsome, que trabaja en colocación laboral, dice que algunos negocios con los que trabajaba dejaron de contratar o cerraron. Su familia y colegas debieron empezar a trabajar desde la casa, muchos de ellos ocupándose del cuidado de los niños y la escolaridad. Gbenga Ajilore, economista senior en el Centro para el Progreso de América, dijo que la pandemia ha forzado, en las familias en que los dos padres trabajan, a que uno de ellos abandone el mercado laboral.

Mirá también

El padre de Chris, Buck Newsome, de 64 años, presidente del Cambridge Financial Group, dijo que sentía que la Gran Recesión era “más visceral para mí y mis colegas”.

Muchos boomers se encontraban en el pico de sus años productivos, “navegando” hacia el retiro, cuando los problemas latentes de la economía puestos de manifiesto por la burbuja inmobiliaria terminaron de aparecer. Pero la actual recesión fue autoinfligida, causada por los apagones y las cuarentenas para cuidar la salud pública, dijo.

Él piensa que los soportes que pondrán a la economía en movimiento de nuevo siguen en pie, aunque todo está nublado por la incertidumbre. Newsome escucha de muchos colegas que se sintieron tan derrotados en el 2008 y el 2009 que vendieron y se fueron.

“Las emociones entran en juego”, dijo. “Dicen, ‘No puedo recibir un golpe así de nuevo’”.

El senador republicano por Ohio Rob Portman, de 64 años, había estado advirtiendo sobre los fondos de retiro insuficientes entre los estadounidenses mayores, antes de la actual crisis. Él y el senador demócrata Ben Cardin, por Maryland, han promovido una ley destinada a un quinto de los estadounidenses, que se acercan a la edad de retiro y que tienen poco o nada de dinero ahorrado.

“Mucha gente está mal en términos de ahorros para el retiro, particularmente los baby boomers”, dijo Portman, debido a los recortes recientes y los despidos que agravan la situación.

Mirá también

El primer paquete de medidas del Congreso para aliviar la crisis del COVID-19 le permitió a la gente retirar dinero de sus cuentas 401(k) sin las penalidades habituales, pero eso sólo ha drenado aún más los ahorros para el retiro.

Brian Bascom, de 30 años, dijo que los millennials —que ya deben lidiar con una economía aletargada— no estaban en una buena posición para afrontar la pérdida del puesto de trabajo o suspensiones. Muchos deben pagar todavía la deuda por los financiamientos de la universidad; otros le temen al mercado bursátil luego de ver cómo los ahorros de sus padres y abuelos fueron devastados por la Gran Recesión.

“Puede ser que esto le haya dado forma a sus ideales y perspectivas sobre la inversión en el mercado”, dijo Bascom, asesor financiero de Morgan Stanley en Cincinnati. Dijo que es importante para esta generación el recorte de gastos innecesarios, ahorrar en el consumo de Starbucks, los salidas a restaurantes o ese servicio extra de streaming.

Para agregar todavía mayor incertidumbre, están también las difundidas protestas encendidas por la muerte de hombres negros a manos de la policía. Ajilore ve “la misma línea de tratamiento desigual” atravesando todo el país, respecto de la respuesta al COVID-19. “Puede ser que estas protestas ayuden, dando un impulso para que la recuperación sea más inclusiva”, dijo Ajilore.

“Somos un país resistente, y ahora mismo estamos muy divididos”, dijo Buck Newsome, el boomer. “Pero si la historia sirve como referencia, de algún modo vamos a salir de esto”.

Y agregó, riéndose: “Espero estar aquí para verlo”.

Por Dan Sewell. Agencia AP

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *