Masters de Augusta: Tiger Woods buscará más gloria y una marca histórica en el torneo que más le gusta



Una edición especial del Masters de Augusta se pondrá en marcha este jueves en el tradicional campo del estado de Georgia, que brindará postales muy distintas a las que suele regalar normalmente en cada edición del Major más emblemático del calendario. La mudanza de abril a noviembre por la pandemia de coronavirus hará que el certamen se dispute por primera vez en el otoño estadounidense, con temperaturas más bajas, sin público y en una cancha que extrañará el típico color rosado de sus icónicas azaleas. Pero lo que no faltará será el buen golf y el estadounidense Tiger Woods se perfila como la principal atracción.

El ex número uno del mundo irá en la defensa del título que ganó el año pasado y buscará ponerse por sexta vez el clásico saco verde que identifica a los campeones y hacer historia. Porque si el domingo levanta el trofeo igualará el record de seis títulos de su compatriota Jack Nicklaus como el máximo ganador del torneo.

Nicklaus, considerado por muchos como el mejor golfista de todos los tiempos, conquistó el certamen en 1963, 1965, 1966, 1972, 1975 y 1986, edición en la que sumó además su 18° Major, otro record al que Woods busca acercarse en Augusta. 

Tiger Woods se coronó en 2019 en Augusta y sumó su primer Major desde 2008. Foto Andrew Redington/Getty Images/AFP

El estadounidense, en tanto, conquistó por primera vez el Masters en 1997, en su primera consagración en un torneo de esta categoría. Lo volvió a ganar en 2001, 2002 y 2005 y otra vez la temporada pasada, para dejar atrás años de pesadillas por los problemas personales y varias lesiones, como la de su espalda, que amenazaron con ponerle fin a su carrera. 

Hace 19 meses, Woods completó una ronda final de 70 golpes, finalizó con 273, trece bajo el par de la cancha, apenas uno menos que sus escoltas, y firmó su quinta consagración en Augusta, el “grande” que más disfruta jugar. Así, cortó una racha de once años sin títulos en un Major, categoría en la que acumula 15 trofeos. En este 2020, con 44 años, irá por más.

No será fácil para Woods, que no llega en su mejor momento golfístico. Luego de no haber superado el corte en el US Open a fines de septiembre, disputó un torneo en Lake Sherwood, California, en el que finalizó 72°. Y el fin de semana pasado decidió no jugar el Abierto de Houston para llegar de la mejor manera a Augusta, algo que hizo en el pasado en la previa de los cinco Masters que ganó.

Woods, que busca igualar el record de cinco títulos en Augusta de Nicklaus, ya se entrena en el campo de Georgia. (Foto AP /David J. Phillip)

Tampoco lo ayudarán las particulares condiciones del campo de juego, que por el cambio de fecha serán bastante distintas a las que encuentran los jugadores en abril en Georgia y constituirán un desafío especial en un campo tradicionalmente difícil. Él mismo lo analizó hace unos días.

“He jugado allí alguna que otra vez en noviembre y siempre es igual. Hace mucho frío y la bola vuela muy poco. Si sopla el viento del norte va a ser muy largo y muy diferente a como lo jugamos en abril”, comentó quien ya comenzó a entrenarse el fin de semana pasado en la cancha del Augusta National Golf Club como para ir aclimatándose.

Otro factor que le podría jugar en contra al estadounidense es la ausencia del público, que suele darle una gran inyección de energía cuando enfrenta situaciones complicadas en algunos hoyos.

“Augusta es diferente a todo por cómo suena el público. Es un sitio muy especial. Identificas dónde está jugando cada golfista y qué está ocurriendo en el campo. Nunca olvidaré cómo sonaba el campo en 1998, cómo rugía el público. Detrás mío venía Jack Nicklaus y yo escuchaba los gritos de la gente por él. Impresionante Es una de las señas de identidad de Augusta y lo vamos a echar de menos”, comentó Woods.

Dustin Johnson, número uno del mundo, será una de las grandes amenazas de Woods. Foto Patrick Smith/Getty Images/AFP

El ex número uno, además, no jugará solo: enfrentará a algunos rivales que buscarán evitar un nuevo festejo suyo. Sus principales amenazas serán sus compatriotas Dustin Johnson, número uno del mundo y vigente campeón del PGA Championship, Bryson DeChambeau, ganador del US Open hace poco menos de dos meses, y el español Jon Rahm, segundo del ranking.

Además, jugarán varias estrellas jóvenes estadounidenses como Collin Morikawa, Matthew Wolff y Scottie Scheffler, que parecen listos para abrirse paso en el escenario más grande del golf.

Con un campo más desafiante que lo habitual y grandes jugadores en búsqueda también de la gloria, Woods no aparece como el gran candidato a gritar campeón. Pero el ex número uno siempre puede sorprender. Y en la primera edición del Masters que se jugará en noviembre, buscará calzarse por sexta vez el tradicional saco verde y volver hacer historia.

Un Masters distinto

En un 2020 marcado por la pandemia de coronavirus, Augusta abrirá sus puertas en una fecha inédita y recibirá solo a los jugadores y al staff de la organización. La 84ª edición del Masters, que suele recibir en cada jornada unos 70 mil espectadores, se jugará a puertas cerradas y deberá modificar algunas de sus tradiciones.

Woods festeja su título de 2019 con el público. Este año, no habrá espectadores en Augusta. Foto REUTERS//Mike Segar

No se disputará, por ejemplo, el clásico Torneo de Par 3, que habitualmente se realiza el miércoles previo al comienzo del certamen. El evento, que reúne a los golfistas que competirán por el título y a algunas leyendas del deporte, permite además la participación de las mujeres e hijos de los jugadores y suele entregar divertidas postales. 

Por otro lado, por el cambio de fecha, habrá dos horas menos de luz solar para completar cada jornada. Eso podría provocar que los horarios de salida de cada ronda se adelanten -se confirmará cuando se publiquen los del primer día de competencia- y además se deberá dividir a los jugadores en dos grupos para salir de dos hoyos. En Augusta, a diferencia de los otros certámenes del PGA Tour, tradicionalmente todos los jugadores salen del hoyo 1.

Los organizadores, sin embargo, decidieron mantener dos emblemáticos momentos del Masters. Por un lado, la Cena de Campeones, que se realiza el martes previo al certamen, y que en este 2020 organizará Tiger Woods, vencedor de la última edición. Aunque ya se avisó que algunos de los ex ganadores de mayor edad no asistirán como prevención.

También se realizará la ceremonia del primer golpe del torneo, antes del inicio de la ronda inicial el jueves, que como todos los años protagonizarán Jack Nicklaus y Gary Player.

El certamen, además, se disputará siguiendo el estricto protocolo anti-coronavirus que se viene aplicando en los torneos del circuito de la PGA desde que se reanudó la acción en mayo. Las normas incluyen desde los cuidados más habituales -por ejemplo, distancia social y uso de sanitizante para manos- hasta el testeo de los jugadores antes de ingresar al certamen.

En los últimos días, el chileno Joaquín Niemann, número 41° del mundo, como el español Sergio García, campeón en 2017, se bajaron de Augusta luego de dar positivo por Covid. Como el protocolo exige que quienes se contagien deberán cumplir una cuarentena de al menos diez días, ninguno de los dos podrá presentarse en el campo de Georgia.

Mirá también Mirá también

FK

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *