Mariano Soso se prepara para volver después de una cuarentena intensa



La noticia le cayó como una zambullida en aguas heladas a Mariano Soso. Cuando el lunes 7 de septiembre presentó unas líneas de fiebre y presión alta y el hisopado le dio positivo de coronavirus, al técnico de San Lorenzo lo invadió la incertidumbre lógica de todo contagiado, además del pesar de tener que ausentarse a los entrenamientos después de haber esperado tanto tiempo para poder comenzar con su ciclo. El paso de los días se le hizo tedioso, pero ya está listo para volver. Este miércoles se someterá a los estudios de rigor y si todo va bien volverá a estar al frente del plantel el jueves.

La ansiedad fue el principal enemigo a combatir durante las horas de encierro. No presentó mayores síntomas una vez que la temperatura bajó, y eso le permitió olvidarse del virus de la pandemia por momentos y enfocarse en el trabajo.

Porque el Covid-19 le impidió estar presente, pero no pudo frenar la intensidad con la que suele encarar sus tareas. Soso siguió en permanente contacto con sus colaboradores, ya fuera vía Zoom o en diversas conversaciones telefónicas. Justamente el teléfono fue su mayor aliado en tiempos de soledad.

Soso siguió en contacto con sus dirigidos aún durante su cuarentena. Foto: Prensa San Lorenzo

El smartphone y la laptop fueron sus herramientas en el departamento de Puerto Madero en el que se instaló provisoriamente en Buenos Aires mientras está en la búsqueda de una vivienda fija. El rosarino recibió en sus dispositivos el material audiovisual de cada trabajo que sus dirigidos llevaron a cabo a diario. A veces era un compacto editado por el Departamento de Audiovisuales del club comandado por Alejandro Albornoz y otras, el material en crudo.

Sus laderos, Diego Buján, Martín Wainer y Nicolás Domínguez, le hicieron las devoluciones de lo que ellos vieron in situ de cada jugador. Lo propio hizo el preparador físico, Luis Azpiazu. Los ejercicios tácticos siguieron siendo confeccionados por el DT, algo que le consumió gran parte del tiempo. También levantó el tubo para marcar el número de varios de sus dirigidos y hablar directamente con ellos.

Contrariamente a lo que es habitual en él, no le dio lugar a la lectura por estos días. Y cuando la ansiedad amagaba con adueñarse de su cabeza, le hacía una gambeta con alguna charla telefónica con algún amigo de la vida para escaparse un ratito del fútbol y distenderse intercambiando conceptos del Indio Solari, por ejemplo.

Mariano Soso busca concretar algún amistoso, pero desde AFA aún no autorizan. Foto: @SanLorenzo

Este miércoles cumplirá su décimo día tras el positivo y se hará los chequeos médicos correspondientes para corroborar que la enfermedad no le haya dejado ninguna secuela. Si no hay mayores inconvenientes, el entrenador de 39 años se sumará inmediatamente a los ensayos presenciales en la Ciudad Deportiva.

Al fin se verá cara a cara nuevamente con los hermanos Ángel y Oscar Romero a quienes no ve desde marzo. Primero porque los mellizos tardaron en retornar de Paraguay, después porque debieron hacer los 14 días de aislamiento y más tarde, cuando estaban listos, fue Soso quien debió ausentarse de modo involuntario.

De esta manera, tendrá prácticamente al grupo completo puesto que espera que el fin de semana se reintegren Nicolás Fernández y el pibe Francisco Rivadeneira, los otros que dieron positivo.

La preocupación de Soso ahora es poder concretar algún partido amistoso ya que considera que tras seis semanas de pretemporada ya sus muchachos necesitan medirse con rivales para saber dónde están parados. Ya fueron suspendidos los que habían programado con Argentinos Juniors y con Banfield. Para este sábado está pautado un encuentro con el Gimnasia de Diego Maradona, aunque si la AFA no da luz verde será imposible jugar.

Mirá también Mirá también

FK

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

IMAGESLOVER Photo Flip Day 1 CLip art of Flip Day 2