Marcelo Gallardo se queda sin medio equipo titular y arma a River como un rompecabezas



Para que no hubiera conflictos con los clubes para la cesión de sus futbolistas a la Selección Argentina, desde hace un par de años se había hecho ley en el fútbol argentino un parate en el calendario cuando hubiese fecha FIFA o Eliminatorias. Sin embargo, debido a la pandemia del coronavirus y a la tardía reanudación del torneo local (se reanudó la actividad hace dos semanas) se impuso otra modalidad: la Copa de la Liga Profesional continúa.

De esta manera, a River, como al resto de los equipos, le tocará jugar un partido en medio de la doble jornada de Eliminatorias Sudamericanas. Pero el conjunto de Núñez es el que más sufrirá esta situación, dado que tendrá a cinco de sus jugadores afectados a distintas selecciones. En Argentina estarán Franco Armani y Gonzalo Montiel; en Chile, Paulo Díaz; en Paraguay, Robert Rojas; y en Uruguay, Nicolás De La Cruz.

“Claramente esto le resta importancia a nuestro torneo local. Si querés tener a todos los jugadores para darle importancia y no los tenés, no se le da la importancia que se merece”, declaró Marcelo Gallardo en la conferencia de prensa posterior al encuentro que su equipo le ganó a Rosario Central el sábado en la cancha de Independiente. Y para dejar en claro que River cumple con su parte, recordó: “Nosotros nutrimos a las selecciones”.

No es nueva esta situación en River. Ya la había sufrido a mediados de 2017. Para la gira en la que debutaba Jorge Sampaoli como entrenador de la Selección, le convocaron a Lucas Alario, Ignacio Fernández y Jonatan Maidana, tres piezas claves del equipo, que se vio disminuido, cayó como local ante Racing y perdió el campeonato, que quedó en manos de Boca.

Los jugadores de River festejan la victoria ante Central. (Foto: Juano Tesone / Pool Argra)

Si bien ahora la situación es distinta porque no hay una definición en juego, para el partido que River deberá afrontar el próximo sábado ante Godoy Cruz en Mendoza al Muñeco le faltará medio equipo titular. A los cinco seleccionados hay que sumarle a Rafael Borré, quien padece coronavirus y está aislado. Y a Nacho Fernández, desgarrado.

Por el colombiano está claro que seguirá jugando Lucas Pratto. Bajo los tres palos se pararía Enrique Bologna; el lateral derecho podría pasar a ser ocupado por Milton Casco y Fabrizio Angileri ingresaría para jugar por la izquierda; por De La Cruz jugaría Jorge Carrascal. ¿Y en la zaga central? Sin poder contar con sus dos principales marcadores centrales derechos, se abren dos posibilidades: Bruno Zuculini o el juvenil Augusto Aguirre.

La ventaja con la que correría el pibe es que ese es su puesto natural mientras que Zucu es volante central, más allá de que el Muñeco lo haya hecho practicar en esa posición varias veces y de que también haya jugado en alguna oportunidad en la zaga. Contra Liga de Quito en Ecuador, en el arranque de la Libertadores, fue segundo marcador central, por ejemplo.

Más allá de la bronca por la ausencia y la falta de cuidado por el torneo, será una oportunidad para Gallardo de darles rodaje a futbolistas habitualmente sin tantos minutos. Otra manera de preparar el desafío grande: los octavos de final de la Libertadores ante Athlético Paranaense.

Mirá también Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *