“Los argentinos somos especialistas en agrietarnos”



A esta altura de la historia ya tendríamos que estar acostumbrados a que se abran grietas sociales casi cotidianamente. En la política, en el deporte, en la ciencia, en la religión. Y ahora también con la pandemia del coronavirus.

Los argentinos somos especialistas, casi fundamentalistas, en agrietarnos. Dividimos amistades, relaciones laborales y hasta separamos familias por pensar de una u otra forma. Nos fanatizamos a punto tal de dejar de razonar otras posturas. Este fanatismo ideológico nos lleva a alejarnos de gente querida.

Centro para aislar pacientes contagiados de coronavirus en Costa Salguero.

Hoy, una vez más, un tema trascendental como es el Covid-19 produjo en la sociedad argentina una división importante, triste y muy lamentable, que nos llevará a tomar distancia nuevamente de personas que nuestro corazón aprecia.

Mirá también

Escucho todos los días diferentes teorías, por un lado, respecto de la aparición del virus. Desde aquellos que creen que su gestación provino de un cruce animal en China, pasando por quienes advierten una campaña de desgranamiento de adultos mayores en el mundo.

O los que piensan que fue una movida comercial para vender la cura, hasta los que piensan que se inició como una guerra bacteriológica. Nada tiene hoy un sustento probado, pero muchos siguen creyendo ser los dueños de la verdad.

Mirá también

Lo mismo sucede, por otro lado, en las teorías sobre el manejo de la pandemia. Líneas de pensamiento que creen que hay que cerrar la economía y todo lo necesario para preservar la salud y el otro extremo de quienes apuestan a que la libertad absoluta de movimientos, priorizando la economía, sería lo correcto. Utilizan el lema “si no te mata el virus, te mata el hambre”, dejando de lado la importancia de las vidas que se pierdan.

Seguramente en esta última grieta, quienes piensan de una o de otra forma lo hacen porque no les afectó de cerca la otra teoría. No olvidemos –y sin tomar partido- que el Primer Ministro de Reino Unido formó parte de quienes minimizaban la importancia del Covid-19 hasta que lo afectó en primera persona. Así es que a quienes les afecta la economía, toman partido por la liberación y a quienes les toca la salud, prefieren el aislamiento. Siempre egoístas.

Todo esto ocurre en un marco de falta de información clara, fundamentada y confiable. Lo que produce la desolación del no poder creer en algo y no saber cómo actuar. La única verdad es no saber nada en concreto. Conocer solo que muchas personas penan por la falta de ingresos y que avanza la miseria. A la vez, otros mueren y sus familias quedan muy dolidas. Esto nos debería dejar preguntas y no respuestas. Nos debería hacer reflexionar.

Héctor Naredo

hnaredo@udemm.edu.ar

OTRAS CARTAS

Advierte sobre el riesgo de que se acelere la curva

Jornadas de prevención en el barrio Carlos Gardel de Morón.

Como infectóloga y ex-médica del Hospital Muñiz durante largos años, siento agradecimiento y respeto por los colegas que asesoran al gobierno sobre la pandemia. En especial por el doctor Pedro Cahn, a quien tuve oportunidad de conocer.

Con relación al peligro que entraña el número creciente de infectados agrego: si la curva se acelera debido a contagios derivados de las aglomeraciones en villas de emergencia, la detección de portadores o enfermos debería hacerse en el lugar, antes de permitirles acceder a sus trabajos.

Mirá también

De lo contrario, al movilizarse y utilizar medios de transporte, el virus se replicaría sin cesar y la cuarentena se tornaría interminable. Tampoco sería correcto que el Gobierno de la Ciudad impida por tal motivo la efímera recreación con las que cuentan los niños y adultos. El hastío por el encierro también enferma.

María Alicia Farsetti

aliciafarsetti@gmail.com

Afirma que los abogados también deben trabajar

Edificio de Tribunales frente a Plaza Lavalle en Buenos Aires.

En materia de salud por supuesto que la presencia y el trabajo de los médicos es esencial. Sus conocimientos son indispensables para la cura de las enfermedades.

Por otra parte, los abogados intervenimos cuando existe un conflicto que solucionar. A menudo recurrimos a los tribunales para amparar las inquietudes de quienes nos consultan. Pero entonces planteo el dilema: ¿Médicos o abogados?

Mirá también

Bien, respondo la inquietud de la siguiente manera y con una historia hipotética. María Laura es la mamá de Fausto, que necesita una urgente intervención quirúrgica para salvar su vida.

¿A quien recurre la mamá de Fausto? Desde ya que al hospital. Ahora bien, ¿qué sucedería si el director del centro de salud se negara, sin fundamento y de manera arbitraria, a permitir la operación de Fausto? Esto ha sucedido mucha veces.

¿Qué debe hacer la mamá de Fausto? Recurrir a un abogado para que solucione el problema.

Mirá también

Hay ocasiones en las que los abogados intervenimos en situaciones previas para salvar la vida de las personas. Los abogados garantizamos los derechos de esas personas; garantizamos también el amparo de los necesitados, de las personas angustiadas; defendemos los derechos escritos en la ley.

El trabajo de los médicos es sagrado. El de los abogados también. Los dos salvan vidas.

Hugo López Carribero

Abogado penalista

info@lopezcarribero.com.ar

Denuncia que lo estafaron en una compra online

Hizo una compra virtual que no salió bien, afirma el lector.

En un país en plena cuarentena aparecen los aprovechadores del siempre cometiendo todo tipo de incumplimientos y sobreprecios en los productos de primera necesidad y en otros elementos. También creció el negocio para vender por Internet, en especial para aquellos negocios no autorizados para atender al público, como ropa, librería y perfumería.

En los primeros días de abril tuve la audacia de comprar dos perfumes por Internet a una perfumería reconocida. Una semana después me enviaron la compra, con la sorpresa de que sólo me entregaron uno de los perfumes abonados y que el faltante resultó ser el más caro de los adquiridos.

Mirá también

Después de este incidente me puse en contacto con la empresa para informar la falta. Lo hice vía mail y Whatsapp, obteniendo como única respuesta: “Paso su reclamo al sector correspondiente”. Transcurrió un mes de la compra y nadie se contactó conmigo para informarme cómo se resolverá el inconveniente.

Si esto no es una estafa, espero que puedan explicar cómo puede ocurrir. Se supone que una empresa organizada tiene un control de ventas contra stock y es capaz de detectar si un producto vendido no fue entregado.

Edgardo Consolini

edconsolini@gmail.com

Sobre la agresión al planeta y sus consecuencias

Incendio en el Amazonas. (Foto: Reuters)

El filósofo italiano Bifo Berardi señaló en un reportaje que nuestra posibilidad de extinción como especie en el planeta Tierra depende no sólo de nuestro supuesto avance tecnológico. Y agregó que ese riesgo a su vez se relaciona primordialmente con el enfoque macro que es el calentamiento global que estamos provocando y que mantiene a su vez nuestro avance sobre recintos sagrados de la Naturaleza.

Algunos de estos espacios invadidos son los hielos milenarios, las selvas y los bosques. A nivel micro provoca la indebida interacción de nuestra especie con virus de inmediata propagación a nivel planetario. Quizás podamos reformar nuestro entendimiento antes que no haya alternativa ni local ni global.

Fernando Miranda

mirandafernando2@gmail.com

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1