“Lo lograron con la hepatitis C, también lo harán con el coronavirus”



En estos momentos de pandemia por coronavirus quiero llegar a ustedes con el recuerdo de circunstancias que intentan intensificar la esperanza de todos. Comenzando el año 2016 llegaron al país las drogas que curaban la hepatitis C. Se trataba de un tratamiento angustiosa y largamente esperado por personas enfermas y gastroenterólogos.

Ensayos con una vacuna contra el coronavirus en China. (Foto: Xinhua)

Antes de aquel arribo “milagroso” la hepatitis C con su accionar silencioso se cobraba en el mundo alrededor de ¡500 mil vidas por año! Más un genio de la ciencia, Raymond Schinazi, y su equipo, gran equipo, descubrieron la “cura milagrosa”. Y con tratamientos de 3 ó 6 meses de duración comenzamos a curarnos aquéllos que vivíamos tristemente resignados a nuestra suerte.

Mirá también

La chance de la cura era y es de un 95% de las personas detectadas. ¿No les parece maravilloso? Por ello, en lo personal, no puedo menos que estar esperanzada. Van a encontrar la vacuna, la cura y la erradicación del Covid-19. Están trabajando en ello. Si lo lograron con un virus tan inteligente, ¿cómo no creer que repetirán la hazaña?

Pero existe un tiempo. Es el tiempo de “la espera”. Nada fácil, sobre todo cuando se deben cambiar hábitos de vida, y la economía se ve afectada de manera tan preocupante. Pero no estamos solos. La ciencia está con nosotros, el milagro existe, o las dos cosas. Como gusten.

Mirá también

Calmemos los ánimos. No nos enganchemos con quienes incitan a la violencia por todos los medios posibles. Seamos capaces de distinguir entre quienes buscan la solución y entre quienes actúan como si el virus no los fuera a atacar. Confiemos, la historia está de nuestro lado. Vivamos en paz la espera. No es fácil, cuando la vida está en riesgo. Pero también sé que somos capaces de hacerlo.

Edith Michelotti

Grupo Hepatitis Rosario

ediluobs@hotmail.com

OTRAS CARTAS

Sobre las palabras del intendente Mario Ishii

El intendente Mario Ishii en su despacho de José C. Paz.

El fiscal Miguel Ángel Vieira Miño, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Nº 9 de San Martín, inició actuaciones de oficio por las palabras del intendente de José C. Paz, Mario Ishii. El jefe comunal había dicho: “Yo los tengo que cubrir cuando están vendiendo falopa con las ambulancias”, mientras se dirigía a los choferes de las mismas.

Mirá también

Apareció otro intendente, Mario Secco, a defenderlo: “Está cansado. Por ahí se levantó un día con bronca. A veces nos pasa. Los intendentes no podemos estar todos los días prolijitos…”, dijo. ¿Esto quiere decir que que cuando no están “prolijitos” se les escapa la verdad que ocultan prolijamente cuando sí lo están? Un tal Rodríguez Saá también lo defiende porque dice que combatió bien el Covid-19. ¿Y?

Fiscales de mi Patria, por favor, actúen más de oficio, no se acobarden, los ciudadanos de bien, siempre los vamos a apoyar.

Rafael E. Madero

rafamadero@hotmail.com.ar

“La economía ahora está en picada”

Comercios abiertos y cerrados en la zona del Shopping Alto Palermo. Algunos, como el Bar Ristretto, reconvertidos en verdulerías. (Foto: Andrés D’Elia)

Señor Presidente. Encerrar a las personas de un día para el otro por un virus que castiga a todo el planeta sin prever cómo se van a solventar desnuda una política de improvisar sobre la marcha. Han cerrado comercios a los que les iba bien por no tener ingresos y por no poder pagar a sus empleados.

Mirá también

Con un simple decreto, que no deja de ser un papel que en nada cambia la realidad, prohíbe los despidos creando así una carga imposible para el dueño del comercio.

Mirá también

Dice tener más de 60 medidas para arreglar la economía. A esta altura da lo mismo 60, 250 o 1.400. Su pasividad ante un hecho sin precedentes causa estupor. Si tiene algún plan, póngalo en práctica, porque la economía, cuesta abajo después de 80 años de populismo, va ahora en picada. Cambie su rumbo.

Gustavo Gil

gustavogil68@hotamail.com

“Quiero ver a los tres poderes trabajando juntos”

Un hombre con tapabocas frente al Congreso Nacional en la ciudad de Buenos Aires (Foto: Xinhua/Martín Zabala)

Hoy me levanté triste. Triste por nuestro país, el que nos dejaron nuestros abuelos inmigrantes que supieron hacerlo con sus manos, con sus saberes y que tuvieron el propósito de dejarnos un país que supo estar entre los primeros del mundo.

Hoy lo comparo con una calesita a la que cuando éramos niños nos subíamos con sueños. Nos esperaba con su música, con sus luces, con los lugares a los que nosotros queríamos subir. Pero también con un sueño, el de poder tener en nuestras manos la sortija y cuando la alcanzábamos, era la representación del “Yo puedo”. Claro que se puede.

Mirá también

Hoy esa calesita está desdibujada. Casi no quedan sueños. Quiero verla otra vez como la conocí y en cada rinconcito de ella, a nuestros representantes, a los tres poderes trabajando por el bien común, sin mezquindades. Que esa movilidad social ascendente sea un día a día para todos los que habitamos este suelo.

Calesita, quiero verte iluminada, con música, con luces y sabiendo que la sortija no será guardada en una caja fuerte.

Mirá también

Es por nuestros abuelos, por nuestros padres, por nosotros y por los hijos de nuestros hijos. País, quiero verte de pie.

Susana Mabel Testa

cbaiguera@hotmail.com

Pide ayuda para una parroquia y escuela

Interior de la iglesia Nuestra Señora de Montserrat. (Foto: Néstor García)

Este es un mensaje para el Papa Francisco y los fieles católicos. La Parroquia Nuestra Señora de Monserrat de la Ciudad de Bs.As., erigida en 1769 como tal en el entonces Virreinato del Río de la Plata, es motivo de malas noticias que son de conocimiento público.

Mirá también

El interior de la parroquia está lleno de andamios para evitar que se derrumbe el techo de la nave central y la mampostería. Fue declarada Monumento Histórico, pero la Comisión Nacional solamente cumple en controlar que no se alteren sus características originales. Los trabajos están paralizados.

Debido al aislamiento social y obligatorio por la cuarentena, no celebra misas ni recibe ingresos por colectas de los fieles.

Mirá también

Tiene a su cargo una escuela desde hace 135 años. Allí concurren niños de bajos recursos, se financia con cuotas de los padres y fondos del Estado. Muchos dejaron de pagar y el Gobierno le adeuda una suma millonaria.

Mirá también

La parroquia no tiene recursos para su restauración, pagar el escaso personal, sueldo y aguinaldo de los docentes. Está librada a su suerte y buena de Dios. El párroco a cargo está agobiado y necesita ayuda.

Solicito encarecidamente al Papa Francisco y a los fieles católicos la generosidad de auxiliarlo para afrontar la situación que se encuentra en este difícil momento.

Mirá también

Las donaciones pueden enviarse a la Cuenta CBU Nº 0720000720000003779240. Su mail es sostengamosmontserrat@gmail.com. Que Dios y Jesucristo los bendiga.

Néstor Beola

nbeola @intramed.net

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *