Llega la misión del FMI y se ve con Guzmán, Pesce, la CGT y opositores



Desde que la pandemia del coronavirus se empezó a propagar en Estados Unidos y, en particular, en Washington DC, el Fondo Monetario Internacional suspendió sus viajes y su personal empezó a trabajar, como en muchos otros lugares, de manera remota.

Es por eso que el equipo del FMI que este martes llega a Buenos Aires para comenzar con los intercambios para refinanciar el préstamo anterior se constituye en la primera misión que se dará de manera presencial entre técnicos del organismo y funcionarios de un país.

Este viaje será corto, aseguran, y se focalizará en que Julie Kosack (la número dos del Departamento del Hemisferio Occidental) y Luis Cubeddu, el economista que lidera la relación con la Argentina, puedan conocer en terreno y de primera mano la compleja situación económica que atraviesa el país. A ellos se unirá el representante residente del FMI en el país, Trevor Alleyne.

Luego de este primer intercambio ya está previsto que en noviembre regrese la misión del FMI, para un viaje ya más de negociación, una vez concluida esta primera etapa de exploración.

Luis Cubeddu y Julie Kozcak tras el encuentro con Martín Guzmán en Nueva York en enero. Foto Clarín.

Desde el Gobierno buscarán transmitir lo compleja de la situación económica actual, con un 40,9% de la población bajo la línea de pobreza y con una recesión que llevó el PBI a niveles de 2006. Así, estiman que implicará que recién en 2023 la economía retorne a niveles pre pandemia, según las proyecciones que manejan en el Ministerio de Economía.

Justo cuando el reforzamiento del cepo cumple tres semanas y tras el paquete de medidas anunciado el jueves pasado, con el que se busca que ingresen los ansiados dólares de la cosecha de soja de este año -de los que quedan aún unos US$ 7.000 millones-, buena parte de los funcionarios del Ministerio de Economía, de Desarrollo Productivo, Trabajo, y también el Banco Central, mantendrán intercambios con los dos enviados del FMI.

También, como en otras visitas del organismo, el staff del Fondo se reunirá con representantes de la CGT, con economistas del sector privado y con legisladores de la oposición.

Kosack y Cubeddu llegan en un momento particular a Buenos Aires: con restricciones en medio de la pandemia, fuentes del FMI aseguraron a Clarín que los técnicos del FMI “seguirán las directivas de las autoridades sanitarias, en términos de logística y precauciones”.

La negociación de la deuda con el FMI implica conseguir un nuevo préstamo para poder pagar el anterior. Durante el Gobierno de Mauricio Macri, la Argentina accedió a un crédito stand-by por US$ 57.000 millones, el más grande de la historia del organismo.

Pero ese préstamo quedó trunco: tras enviar US$ 44.000 millones en 13 meses, y ante el cambio de Gobierno, la Argentina no recibió más desembolsos desde el FMI. El último giro que se recibió fue en julio de 2019; con las elecciones PASO se congeló el sexto desembolso que estaba previsto para septiembre del año pasado.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, asegura que la intención del Gobierno es conseguir un nuevo préstamo para repagar el anterior y que no se buscarán dólares frescos para financiar al país.

El Gobierno sostiene que llevará tiempo la negociación con el FMI. Si bien recién en septiembre del año próximo hay vencimientos de capital con el Fondo (mientras se están abonando intereses de manera trimestral), la intención oficial es llegar a abril con la cuestión cerrada.

Es que en mayo de 2021 la Argentina tiene que negociar otra arista de la deuda: unos US$ 2.000 millones que se deben al Club de Paris. Este grupo de países solicita, para sentarse a intercambiar con los funcionarios argentinos, que haya un programa vigente con el FMI. 

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1