Lionel Scaloni, el domador de la altura: “El equipo dominó y sabía a lo que jugaba”



Entre esta victoria histórica en la altura de La Paz y la última, que había ocurrido hace 15 años, hay un denominador común: Lionel Scaloni. Ahora técnico, antes jugador, el hombre de Pujato sabe de triunfos “cerca del cielo”. Ganó desde adentro de la cancha y volvió a hacerlo desde el otro lado de la línea de cal con la Selección.

En un terreno hostil y con muchas dificultades para los argentinos, él parece tener la fórmula para irse con una sonrisa dibujada en la cara, aunque en los pulmones falte aire.

El 26 de marzo de 2005, Scaloni había sido titular en el mediocampo del equipo argentino dirigido por José Pekerman, quien llevó una formación suplente a La Paz, pero a la que no le faltaba categoría.

Argentina derrotó en aquella oportunidad por 2-1 a Bolivia, con goles de dos Luciano: Figueroa y Galletti. Y el actual técnico de la Selección jugó los 90 minutos, destacándose por el ida y vuelta. Hubo otra coincidencia: arrancó el partido en desventaja y lo dio vuelta.

Pasaron 15 años entre un partido y otro. Pasaron cuatro Mundiales, nueve técnicos, decenas y decenas de jugadores. Pero ya no se hablará de la cantidad de tiempo que hacía que Argentina no ganaba en la altura de La Paz.

“Sacando los 15 minutos iniciales, durante el resto del partido fuimos un equipo que dominó y que sabía a lo que jugaba. Aguantamos sus ataques y tuvimos la fortuna de empatar antes que terminara el primer tiempo. Y eso nos dio muchísimas ganas de empezar y salir a ganar en el segundo”, analizó el DT, que en la previa había sido muy cauteloso al decir que “en la altura, Bolivia es una de las mejores selecciones del mundo”. 

Luego el entrenador hizo referencia a los cambios, entre ellos el de Joaquín Correa, quien convirtió el gol del triunfo. “Con los cambios siempre intentamos mejorar. Nos dieron frescura y entraron muy bien”, afirmó Scaloni.

Y así fue. Cuando promediaba el complemento, hizo cambios claves para darle aire al equipo. Hasta sacó a dos de sus “jugadores fetiches”, Leandro Paredes y Rodrigo De Paul, para oxigenar el mediocampo.

En otro pasaje de la conferencia de prensa que duró dos minutos y veinticinco segundos (sí, 2m25), en la que contestó solo tres preguntas, Scaloni destacó a Exequiel Palacios, uno de los mejores jugadores argentinos en suelo boliviano.

“En Palacios encontré a un gran jugador de fútbol, que esperamos que siga con nosotros y juegue en su club. Lo apreciamos y sabemos lo que nos puede dar. Estamos muy contentos con él”, afirmó el DT.

La Selección se guardó aire y tuvo reserva en el segundo tiempo. Y eso que no pudo hacer lo que habitualmente se aconseja en estos casos: llegar el mismo día del partido a los 3.660 metros de altura de La Paz. La Selección tuvo que viajar el domingo, dada la pandemia del coronavirus y las complicaciones logísticas y sanitarias que implicaban ir primero al llano de Santa Cruz de la Sierra.

Lionel Scaloni y su alocado festejo al entrar al campo de juego. Foto: Reuters

Este martes 13 de octubre, con el triunfo por 2-1, quedará en la historia de la Selección por cortar una racha adversa que incluyó una humillación (1-6) en el 2009 para las Eliminatorias del Mundial de Sudáfrica, cuando el DT era Diego Armando Maradona.

Luego Argentina había igualado 1-1 en la era Sabella (para Brasil 2014) y había caído 2-0 con el Patón Bauza en el banco (para Rusia 2018). Comenzaron las Eliminatorias para Qatar 2022, llegó la victoria de local sobre Ecuador y ahora el triunfo en La Paz ante Bolivia.

Con Lionel Scaloni, el domador de la altura.

 HS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1