Las aves de la Ciudad desde las ventanas: las 10.000 fotos que muestran a las golondrinas y otras especies



Jabalíes en Barcelona (España) y zorros en Londres (Inglaterra), conejos en Christchurch (Nueva Zelanda) y delfines en Venecia (Italia), pumas en Santiago (Chile) y ciervos en Nara (Japón). La pandemia por coronavirus, y la quietud de las ciudades atravesadas por la cuarentena, animó a muchos animales a salir de los alrededores y adentrarse por calles y avenidas. Así protagonizaron postales citadinas inéditas.

Algo similar ocurrió con las aves en la Ciudad de Buenos Aires: con menos ruido, movimiento y contaminación, se acercaron con más confianza. En vanos de ventanas, carteles indicadores, semáforos y monumentos, fueron fotografiadas por vecinos en home office; quizá con algo más de tiempo para contemplar el cielo desde balcones y terrazas.

Pero como aclaran los especialistas, no es que haya más aves, sino que hubo más oportunidad de verlas.

Dos de las especies que se pueden ver en muchos barrios son los caranchos y los gavilanes mixtos. Son aves de rapiña, de las grandes, que sorprendieron a más de uno. Por las avenidas, bajan a una altura de menos de seis metros y planean, girando la cabeza de un lado al otro, observantes. También se han visto bandadas de cigüeñas; con sus alas desplegadas, pueden medir hasta 1,5 metro. Y claro, las clásicas golondrinas, que para esta época del año ya llegaron a la Ciudad y se las puede ver por mucho barrios.

Justamente con la idea de hacer un registro de lo que estaba pasando en la Ciudad, desde el Club de Observadores de Aves de la Reserva Ecológica Costanera Sur (CoaRECS) lanzaron una iniciativa a través de su página web y de sus redes sociales: que los vecinos compartieran los avistajes realizados en plena cuarentena. Ya llevan recibidas casi 10.000 fotos de aves, de 258 especies diferentes. 

El de la Reserva Ecológica es un club de observación que forma parte de una red nacional que cuenta con 80 clubes, distribuidos en 19 provincias. De ellos, 19 están en el Area Metropolitana de Buenos Aires: 8 en Ciudad, y el resto en Ituzaingó, El Palomar, San Miguel, Tigre, Pilar y Luján, entre otras localidades. Todos son coordinados por la organización Aves Argentinas.

“En la Ciudad no se han registrado especies nuevas durante la cuarentena. Lo que sucedió es que la gente comenzó a ver aves que en realidad siempre estuvieron allí. Quizá el domingo era el único día de la semana en que se podía llegar a escuchar el canto de un pájaro en el Area Central. Sobre todo en los primeros meses de la cuarentena, el silencio promovió que los cantos se escucharan más y la gente prestara mayor atención”, evalúa Simón Tagtachián, del CoaRECS. 

Caranchos en la Ciudad. Una de las diez mil fotos que recopiló el Club de Observadores de Aves en cuarentena.

En la web, los vecinos pueden subir las fotos siguiendo una serie de instrucciones sencillas que permiten a los administradores organizar el volumen de la información que van recibiendo: cómo realizar el etiquetado con el nombre del fotógrafo o fotógrafa, la especie, la cantidad de fotos que se realizaron y el día en que fueron tomadas. La gente del club les coloca los nombres científicos, en castellano, latín e inglés; además del nombre popular con el que se conoce a cada especie.

Primero fueron llegando las fotos de los porteños y a medida que se fue difundiendo la idea, comenzaron a llegar de otras provincias y también del exterior. Y ahora decidieron ampliar la catalogación hacia atrás, es decir, hasta el 1° de enero, porque en muchos otros países del mundo la cuarentena arrancó antes que en Argentina.

Pero siempre con la misma consigna, que las fotos sean tomadas desde casa, desde las calles y desde los sitios habilitados en cada país. 

Con la nueva normalidad, y la estabilización de casos por coronavirus en territorio porteño -según informan las autoridades sanitarias-, la Ciudad habilitó la apertura de la Reserva el 25 de septiembre. Y aunque en las calles no se registró la aparición de nuevas especies, en la Reserva se pudo ver, por segunda vez desde junio de 2018, un ave llamado “frutero cabeza negra”, originario de Misiones. ¿Cómo llegó hasta la Ciudad? Tagtachian explica que pudo haber sido liberado -del tráfico- o quizá llegó bordeando los ríos.

Según la información oficial, la Reserva tiene 600 especies de plantas, 26 especies de peces y 23 de reptiles, más de 300 especies de aves y 14 de anfibios y 19 de mamíferos, entre otras especies. Ocupa 350 hectáreas junto al Río de la Plata, que originalmente fueron ganadas a las aguas para construir un “centro administrativo”; en la base, subyacen los escombros provenientes de las obras de ampliación de la 9 de Julio y la construcción de la autopista 25 de Mayo. Con el proyecto abandonado, los terrenos fueron ganados por la naturaleza. Todos los años, la visitan más de un millón de personas, entre vecinos y turistas del interior del país y extranjeros. 

En estos días, debido a las restricciones sanitarias, el lugar se encuentra abierto pocas horas al día: de 10 a 12.30 y de 14 a 16.30. De martes a domingos. Y sólo pueden ingresar 665 personas por turno. Y hay también algunas restricciones en los paseos: las caminatas se pueden realizar por el Camino de los Alisos y el de los Plumerillos, sin guías. No se puede ingresar con bicicletas y las zonas de permanencia, descanso, postas aeróbicas, mirados y la playa, siguen cerradas. 

Aún con estas restricciones, el sábado puede ser una buena oportunidad para recorrerla. El 17 de octubre es el día en que los fanáticos y aficionados de las aves de todo el mundo suben fotos de las especies que ven, desde cualquier punto en el que se encuentren. Este año, signado por la pandemia, los organizadores de este “October Big Day” -The Cornell Lab of Ornithology, de la Universidad de Cornell, en Estados Unidos- promueven también la idea de que los avistajes se hagan desde las casas.

Como dice Tagtachian, no hay que ser experto en aves, sólo hay que prestar atención y ser constante: desde hace diez años, él ve a un gavilán mixto que se posa en la cruz de la Parroquia Nuestra Señora de Las Victorias, en Paraguay y Libertad. Y a varios ejemplares de caranchos en la arboleda de la Plaza Libertad. Cuenta que la semana pasada se vio a una bandada de cigüeñas, volando en las inmediaciones del Hospital Italiano.  

Por la época del año, otro fenómeno para observar es la migración de las golondrinas. En el Area Metropolitana hay 7 especies, que ya pueden avistarse en la Reserva Ecológica, pero en todo el país hay 15. 

Mirá también Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1