La Provincia ofrece su sistema para contabilizar a los muertos a la Ciudad y a la Nación mientras los intendentes critican a Kicillof



“Desfasaje hubo desde el principio”, se sinceraron cerca de Axel Kicillof, un rato después de que el ministro de Salud provincial Daniel Gollan anunciara que en el distrito más grande del país hubo 3523 muertos más por Covid-19 que los que se habían contabilizado.

El gobernador se lo anticipó al presidente Alberto Fernández en una llamada telefónica de la que no trascendieron mayores detalles. La Provincia absorbió la responsabilidad de comunicar que llevaba un 39 por ciento más de fallecidos por coronavirus que los informados hasta el momento, un dato que impacta en los resultados de la gestión nacional. 

En la conferencia de prensa en La Plata se sentaron Gollan; su segundo, Nicolás Kreplak; la mano derecha de Kicillof, Carlos Bianco; y la ministra de Gobierno Teresa García, pero no hubo funcionarios nacionales.

En la gobernación bonaerense le restaron importancia a ese detalle. “El entrecruzamiento era nada más que de la Provincia”, señalaron.

Buenos Aires es el primer distrito del país en entrecruzar tres bases de datos diferentes: el Sistema Integrado de Información Sanitaria (SISA), el sistema de gestión de camas (SIGEC) y el Registro de las Personas.

El ministro de Salud la Provincia Buenos Aires Daniel Gollan presentó una nueva herramienta sistema gestión informática para registrar los casos coronavirus y así evitar demora en carga datos que generó polémica últimos días. -Mauricio Nievas

Los muertos ahora contabilizados por la Provincia no formaron parte del parte que el ministerio de Salud difundió en las primeras horas de la noche. “La provincia de Buenos Aires informó en el día de la fecha que registra un total de fallecidos de 12.566, de los cuales 3.459 aún no se encuentran cargados en el Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud (SNVS)”, destacaron en el ministerio de Salud. Serán agregados a las estadísticas oficiales una vez que la Provincia los cargue en la base de datos nacional.

Gollan y Kicillof ya conocían la magnitud de la cifra desde el lunes pasado, pero lo informaron este viernes, una vez que habían logrado una sistematización más efectiva.

En la Cartera de Salud bonaerense hace 15 días que trabajaban en el entrecruzamiento estadístico. A medida que empezaron a aparecer los casos, los sumaron al reporte nacional; lo que generó polémica porque de los más de 200 que la Provincia informó el lunes solo 80 eran del día.

Durante el resto de la semana, siguieron descargando las muertes viejas en los reportes diarios, de a 150 por día aproximadamente. Cuando ingresaron las cifras de todos los prestadores (efectores) de Salud privados y de los municipios, apareció “una cantidad infernal”, en palabras de un funcionario bonaerense.

El déficit, según insisten en la Provincia, proviene de los hospitales municipales y del sistema privado de Salud, peor no de la gobernación. 

En el ministerio de Salud nacional, a cargo de Ginés González García, señalaban que el cambio de sistema había sido un pedido de las autoridades nacionales. En La Plata cuentan otra versión. En la mesa chica Kicillof explicaron que el entrecruzamiento de datos fue una idea la Provincia que se puso a disposición del ministerio de Salud nacional y a la Ciudad.

Del otro lado de la General Paz, en la Capital, están dispuestos a reforzar los números. “En la Ciudad el problema es muy inferior al de la Provincia. El problema es detectable y seguible. Siempre hay algún grado de demora, pero de ninguna manera en la magnitud que ellos vienen mostrando. Nosotros venimos haciendo esa tarea desde hace rato, no tenemos problemas en volverlo a hacer. Era sabido que ellos estaban con dificultades”, señalaron en el equipo del ministro porteño Fernán Quirós, que mantiene una relación tensa con Gollan.

En la Casa Rosada señalan que ya hubo antecedentes de retraso en las cargas muertos en otros distritos que se saldaron de un día para el otro. Tucumán y Salta, dos distritos muchos menos poblados, anunciaron en un día 35 y 60 casos. También recordaban la falta de cargas de infectados por la gripe A en 2009 y, más cerca en el tiempo, el olvido de las provincias para cargar las dosis en el Registro Federal de Vacunación Nominalizado.

Por lo bajo, los intendentes opositores aprovecharon para señalar a la gestión de Kicillof y recordaron la cantidad de casos sospechosos que se sostienen en el tiempo en municipios oficialistas como Pilar. “Vienen dibujando números hace tiempo con un solo objetivo: tratar de sostener que la Ciudad estaba peor. Se terminó imponiendo la realidad de los muertos. El sistema lo cargan ellos. Provincia armó una bola de nieve con datos falsos”, sentenció un alcalde del PRO.

Entre los jefes comunales del PJ Bonaerense también cargaron contra el gobernador. “La Provincia le viene causando muchos problemas al Presidente: en Seguridad y en Salud. Corren la pelota desde atrás”, señala un intendente importante del Conurbano. Destacan que las principales demoras son del sistema privado, aunque reconocen que en distritos como La Matanza la situación “es catastrófica”. 

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1