La Ciudad avanza en aperturas tras nueve días con descenso de contagios: la prioridad son los espacios abiertos



El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, había adelantado este martes que la Ciudad tuvo su pico de casos de coronavirus entre el 3 y 5 de agosto y mostró algunos datos alentadores de cara a la nueva etapa de la cuarentena que comienza la semana que viene.

“Hace unos 9 días que venimos en descenso permanente. Eso no significa que no podamos tener más casos ni que se haya terminado el problema, pero la tendencia es clara”, explicó el ministro.

Los números de la Ciudad, tomando el promedio de contagios en los últimos 7 días, entre el 3 y el 5 de agosto hubo un pico. En ese momento el promedio era de 1.300 casos y al día de hoy hay entre 900 y 1.000, con un descenso lento y progresivo.

A horas de una nueva reunión entre el presidente de la Nación, Alberto Fernández, el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof y el jefe de gobierno Porteño, Horacio Rodríguez Larreta, el ministro aclaró que en las aperturas en la Ciudad se van a “priorizar siempre las actividades en el espacio abierto porque son mucho menos peligrosas”.

“Propondremos ir desandando sobre todo actividades en el espacio abierto y ayudar con alguna normativa para el espacio público para los fines de semana para garantizar la seguridad de todas las familias”, anticipó el ministro.

Quirós se refirió también a la situación epidemiológica en la provincia de Buenos Aires: “El 32% de las camas de terapia intensiva que tenemos ocupadas son bonaerenses por lo que queremos que la curva evolucione lo más rápido posible tanto en Ciudad como en el conurbano”.

Consultado sobre la puja con el Ministerio de Educación de la Nación respecto del regreso de los alumnos porteños que perdieron el vínculo con la escuela durante la pandemia. “En cuanto a los protocolos de educación consideramos que es muy seguro. Estamos proponiendo un máximo de 15 personas por turno por escuela. Creemos que es una forma segura de hacerlo y estamos buscando evitar un daño social irreparable con niños que no tienen un contexto social, familiar o estructural para poder acompañar el aprendizaje del vínculo escolar y si no tuviéramos una intervención del Estado podría ser un daño irreparable para él y toda su familia”.

“Estos niños han perdido su vínculo con la escuela, es mucho más profundo que no tener conectividad. Queremos entender el contexto de cada uno de esos niños porque allí podremos comprender mejor cómo poner el Estado a disposición. No es un tema de tecnología, es algo mucho más complejo y profundo”, explicó el ministro.

Noticia en desarrollo.

Mirá también Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

IMAGESLOVER Photo Flip Day 1 CLip art of Flip Day 2