Juegos y trivias para hacer en pareja y conocerse más



Durante esta cuarentena por coronavirus, el aislamiento puede habernos encontrado juntos o separados de nuestra pareja. Cualquiera sea el caso que estemos atravesando y con la extensión de la cuarentena obligatoria, la distancia, o la “falta de tiempo”, con las responsabilidades diarias del home office o (si los hay) de los niños, no tienen por qué convertirse en excusas para no aprovechar este período y divertirnos mientras afianzamos nuestra relación.

Durante mucho tiempo se instaló la idea de que el juego era cosa de niños, y que los adultos debían dedicarse a ser productivos. Éxito y diversión no iban de la mano. Así lo asegura la licenciada en psicología y sexóloga clínica Carla Garibaldi​ y refuerza la idea de que crecer no implica dejar de jugar, y que es importante hacernos tiempo y espacio para disfrutar: “Independientemente del tipo de juego, al involucrarnos damos paso a la imaginación y nos habilitamos a experimentar aquellas cosas que, tal vez, no podríamos hacer en la realidad concreta. El juego es liberador y es una posibilidad de conectarnos con nuestras fantasías”.

Mirá también

El juego es liberador y es una posibilidad de conectarnos con nuestras fantasías. Foto: Shutterstock.

¿Por qué jugar en pareja?

Para Carla jugar en pareja beneficia la comunicación, interacción y complicidad. “La actividad no necesariamente tiene que tener contenido erótico para despertar erotismo. La risa y el sentido del humor fortalecen el vínculo favoreciendo la relajación y la creatividad en la intimidad. Jugar invita a recrear escenarios imaginarios y negociar con el otro. Es un modo diferente de interactuar y ponerle una pausa a la rutina. Esto, muchas veces, es lo que enciende el deseo”, explica la sexóloga.

Agustina Fagalde, creadora de la marca de juegos Mundo Pi, considera que nunca debemos dejar de entretenernos: “Es el primer lenguaje o forma de comunicación y de autoconocimiento. A medida que crecemos creemos que es cosa de chicos y eso es un error. Nunca hay que dejar de alimentar la diversión, ya que la vida nos va a llevar a enfrentar cosas serias, y si no le ponemos creatividad ya estamos perdiendo”.

La sexóloga recomienda animarse a disfrutar como cuando éramos niños. Con una actitud curiosa, sin juzgar, con entusiasmo, y con ánimos de descubrir. “Cuando logramos entregarnos al juego nuestras exigencias bajan, perdemos el miedo al ridículo o a equivocarnos, y manejamos mejor la frustración. Nos relajamos”, cuenta.

También asegura que estas actividades, además de diversión, nos brindan la posibilidad de aprender de nosotros mismos y del otro​: “Jugar juntos nos da la posibilidad de reencontrarnos a través de la risa y del sentido del humor. Ganamos confianza, conexión emocional, y aprendemos a crear un ambiente positivo para afrontar las crisis”.

Mirá también

Jugando ganamos confianza, conexión emocional, y aprendemos a crear un ambiente positivo para afrontar crisis. Foto: Shutterstock.

Propuestas existentes

“Varios de los juegos surgen a modo de ayuda para abordar problemas o desafíos que se presentan en la vida cotidiana como la rutina, la falta de creatividad, la timidez, la falta de comunicación o de sorpresa, y la comodidad de la zona de confort. En particular, los de pareja como el Rompe Rutina o El Descongelador surgen a raíz de observar lo que sucede luego de la etapa de enamoramiento. La vida diaria, el trabajo, las preocupaciones, y la vida social muchas veces ‘nos comen’ y caemos en un piloto automático que puede llegar a estancar la creatividad. Ahí es cuando surgen las opciones para traer esa frescura a través de pequeñas acciones por el otro o preguntas para conocernos más”, explica Agustina, de Mundo Pi.

Misiones como “prepararle el desayuno y llevárselo a la cama”, “elegir un lento y bailarlo juntos”, o “sacarle una carcajada hasta las lágrimas” ayudan a que cada jugador, y por lo tanto miembro de la pareja, preparare lo necesario para realizar la misión y sorprender al otro con un lindo gesto. Agustina asegura que “con pequeños objetivos la pareja se acostumbra a dedicarle un momento de calidad, creatividad, y desafío a la otra persona rompiendo de lleno con la rutina”.

Las tarjetas con preguntas están orientadas a abordar los encuentros de manera creativa conociéndonos a partir de los desafíos que la actividad presenta. Agustina considera que resulta una propuesta interesante tanto para los primeros romances como para las parejas ya establecidas, ya que funcionan como disparadores para hablar sobre nosotros mismos en aspectos que, muchas veces, ni nuestra pareja ni nosotros cuestionamos. Consignas como “blanquear tu mayor defecto”, “contar un prejuicio”, “contar un miedo” o bien respondiendo “¿qué le dijo Buda a Madonna la última vez que se vieron?”.

“Este tipo de interacción pretende ‘mostrar la hilacha’ y compartir la locura que cada uno puede llevar adentro sin tapujos”, cuenta su creadora.

Mirá también

El efecto del juego varía en cada etapa de la relación. No es lo mismo una pareja que recién arranca, que una que lleva un año, o más de diez. Foto: Shutterstock.

Cómo influye “la edad” de la relación

Carla explica que el efecto del juego varía en la etapa de la relación en la que nos encontremos: “No es lo mismo una pareja que recién arranca que una pareja que lleva un año, o más de diez. Siempre hay que tener en cuenta el contexto, no se puede generalizar. Pero a medida que pasa el tiempo, la rutina y las obligaciones empiezan a tomar más protagonismo en las conversaciones, y la sensación de que se perdió lo espontáneo se vuelve más fuerte. Jugar juntos es una oportunidad para volver a conocerse”.

Agustina cuenta que generalmente sus juegos se venden para recién casados, como regalos de aniversario, o para refrescar la convivencia: “Son una excusa para hacer algo por el otro, sin salir de la cotidianidad y en un marco que actúa como disparador para volver a instalar un código de risa, complicidad y liviandad entre la pareja, ya sea que estén juntos hace años, o bien arrancando. Nos invitan a hablar de nosotros sin tapujos y a través de la risa y aceptación, y hacen surgir cuestiones que invitan a ser charladas y compartidas desde lo más sincero de uno mismo. También hay disparadores más estrambóticos que invitan a delirar e irse por las ramas”. 

Mirá también

El juego nos invita a encarar los conflictos desde un lado positivo. Foto: Shutterstock.

Otras alternativas 

La creadora de Mundo Pi considera que las relaciones humanas son complejas y ve al juego como una forma de comunicarnos y conocernos de una manera más auténtica y divertida porque nos invita a encarar los conflictos desde un lado positivo.

La sexóloga, por su parte, recomienda diferentes propuestas para entretenernos en pareja:

Juegos de mesa (Sexionary, Rompe Rutina, etc.)Dados (con prácticas y posiciones sexuales)Trivias (como el Descongelador) Juegos de roles.Aplicaciones de retos (como Desire, o Kindu para descubrir y adivinar las fantasías y gustos del otro, o generar una discusión abierta sobre temas tabú)​Preguntas y respuestas que escribamos nosotros mismos para conocer los gustos, miedos, deseos, y aspiraciones de nuestra pareja. Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1