James Bond deberá esperar un tiempo más para llegar a la pantalla grande con Sin tiempo para morir



Sin tiempo para morir, la nueva película de la franquicia James Bond, volverá a aplazar su estreno, esta vez para el 2 de abril de 2021, un año más tarde de lo previsto originalmente, por culpa de la pandemia del coronavirus que ya había obligado a reprogramar su lanzamiento para finales de este año.

La decisión de mover el estreno hasta 2021 deja a los cines sin ninguna superproducción para lo que resta del año, después de que Disney decidiera reservar también para el próximo año Viuda negra y la nueva versión de West Side Story, rodada por Steven Spielberg.

“Entendemos que la demora será decepcionante para nuestros seguidores pero ahora esperamos compartir Sin tiempo para morir el próximo año”, explicaron desde los estudios Metro-Goldwyn-Mayer (MGM) sobre la decisión, tomada con el objetivo de que se proyecte en cines.

La primera promo del filme fue desplegada en PIcadilly Circus, en Londres, en diciembre de 2019, pero el la pandemia cambió todos los planes. /REUTERS/Lisi Niesner/File Photo

En marzo, cuando la pandemia del coronavirus estalló, los fundadores de dos de los clubes de fans más populares de James Bond publicaron una carta abierta a los productores de la película en la que pedían que se retrasara la salida de la cinta protagonizada por Daniel Craig.

“Es el momento de poner la salud pública por delante de las agendas”, señalaba esa misiva. Así, la cancelación de Sin tiempo para morir iniciaba una cadena de postergaciones que dejó completamente paralizada la actividad cinéfila de 2020, mientras la industria intenta recuperar algo del terreno -y el dinero- perdido, llevando algunas de sus relizaciones a distintas señales de televisión.

El resultado, por supuesto, dista mucho de ser el proyectado originalmente a la hora de plantear los presupuestos para la producción y el rodaje de cada título. 

Daniel Craig, Cary Joji Fukunaga y Léa Seydoux en la increíble ciudad de Matera para la filmación del nuevo James Bond: 007 todavía elige Italia /

La única película de alto presupuesto que ha llegado a cines este verano es Tenet, de Christopher Nolan, con un lanzamiento irregular que apenas logró cubrir costes (207 millones de dólares) tras varias semanas en taquilla.

En cambio, Disney tiró la toalla y lanzó Mulan por su plataforma de “streaming” a cambio de un precio que partía de los 30 dólares estadounidenses -y variaba según países-, pero que no habría convencido porque no repetirá el modelo con otras producciones.

De hecho, la compañía de las orejas de ratón más famoso del mundo se replegó en la estrategia inicial que puso en práctica con Mulán, y anunció que ahora no será necesario estar suscripto a su plataforma para poder acceder al filme, que sigue sin levantar cabeza en la recaudación.

Aún queda por saber qué pasará con Soul, la esperada película animada de Pixar que se mantiene en el calendario para el 20 de noviembre, así como con Mujer Maravilla 1984 y la nueva Dune, fijadas para un mes de diciembre completamente incierto.

A pesar de que Sin tiempo para morir seguirá en gatera hasta abril del año próximo, este jueves pasado fue estrenado el videoclip de No Time to Die, el tema central del filme, compuesto por Hans Zimmer e interpretado por una Billie Eilish que sigue cosechando logros en este 2020 para el olvido. 

Mirá también

EFE

E.S.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1