Incómodo momento para un embajador chino: le puso un “me gusta” a un video porno



HONG KONG – Cuando a la cuenta de Twitter de un embajador chino el miércoles puso un “me gusta” a un tweet de un video porno que involucraba el uso de los pies, una furiosa declaración de la embajada china exigió que Twitter lanzara una investigación.

Esto creó una tormenta en redes sociales, donde el debate se centró en si había sido un accidente, o si la cuenta del embajador en Gran Bretaña, Liu Xiaoming, había sido hackeada.

La evidencia sugiere que Liu puede ser un adulto mayor sin conocimientos técnicos que lucha por dominar una plataforma que está prohibida en su propio país. La cuenta del embajador tiene un historial de gustos extraños. A menudo le ha puesto “me gusta” a sus propios tweets. Incluso ha faveado una crítica a la misma China.

Pero el episodio amenazó con convertirse en un marca vergonzosa en la trayectoria de una voz líder entre los diplomáticos “guerreros lobo” de China.

Un representante de Twitter se negó a comentar el jueves sobre la demanda de China de una investigación.

Mientras la controversia se desataba, la cuenta del embajador rápidamente eliminó todo con la excepción de dos de las docenas de likes que había acumulado durante el último año, incluyendo el del video.

Pero los tabloides británicos (cuyos lazos diplomáticos con China se han vuelto más tensos debido a la ley de seguridad nacional impuesta por Beijing a Hong Kong, una antigua colonia británica) se montaron inmediatamente a la tormenta de Twitter.

El tabloide Sun publicó que el “furibundo embajador chino” había “metido la pata”.

Liu, de 64 años, uno de los diplomáticos chinos de más alto perfil, ha servido como embajador en Gran Bretaña desde 2009.

Aparece con frecuencia en la televisión atacando a los críticos de China y deshaciéndose de las críticas sobre la represión de su país contra los defensores de la democracia en Hong Kong y el encarcelamiento masivo de uigures en la región de Xinjiang.

En un programa de la BBC en julio, se le mostró un video de un avión teledirigido, al parecer de prisioneros en Xinjiang siendo llevados a un tren. Cuando le preguntaron qué estaba pasando, se esforzó por responder, y luego contestó, “Xinjiang está considerado como el lugar más hermoso”. Más tarde sugirió que el video podría ser falso.

Liu se unió a Twitter el año pasado, después de que otros diplomáticos chinos acumularan grandes seguidores en el sitio. Rápidamente adoptó el tono agresivo de algunos de sus colegas, que han sido apodados “guerreros lobo” por la popular serie de películas chinas. En menos de un año, sus seguidores crecieron a más de 85.000.

Ha usado Twitter para atacar a Adrian Zenz, un erudito que ha investigado la represión en Xinjiang. Ha acusado a fuerzas externas de fomentar el movimiento de protesta en Hong Kong el año pasado. Ha elogiado la respuesta al coronavirus, y ha defendido a Huawei, la asediada compañía tecnológica china.

Pero desde que se unió a la plataforma de redes sociales, la función del “me gusta” ha demostrado ser particularmente problemática.

Poco después de que su cuenta publicara un mensaje introductorio en octubre (“¡Hola a todos! Soy Liu Xiaoming…”) su cuenta faveó una respuesta que un embajador chino normalmente no aprobaría: “¡Salve al hombre de la dictadura de China! ¡Viva el totalitarismo!” Los gustos sueltos no parecían convertirse en un asunto serio hasta el miércoles, cuando la cuenta de Liu alcanzó la infamia.

“ADVERTENCIA: NO LEA ESTO SI COME”, Luke de Pulford, miembro de la Comisión de Derechos Humanos del Partido Conservador Británico, escribió en un tweet llamando la atención sobre el aparente apoyo de Liu al video.

“Me siento un poco mal por esto”, añadió de Pulford. “Pero luego recordé los campos de concentración de Uyghur y Hong Kong, y rápidamente lo superé”.

La embajada china rápidamente vino en defensa de Liu, culpando a “elementos anti-chinos” anónimos que, según dijo, habían “atacado ferozmente la cuenta de Twitter del embajador Liu Xiaoming y empleado métodos despreciables para engañar al público”.

“La embajada ha informado de esto a la compañía de Twitter, y ha instado a esta última a hacer investigaciones exhaustivas y a manejar este asunto con seriedad”, continuó la declaración. “La embajada se reserva el derecho de tomar medidas adicionales y espera que el público no crea o difunda ese rumor”.

Liu no ha abordado directamente la controversia. Pero tweeteó una oscura máxima que parecía declarar su inocencia: “Un buen yunque no teme al martillo”.

© 2020 The New York Times

Mirá también Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

IMAGESLOVER Photo Flip Day 1 CLip art of Flip Day 2