Francia teme un rebrote del coronavirus y analiza cerrar la frontera con España por los casos en Cataluña



La epidemia de coronavirus​ se ha acelerado en los últimos días en Francia. Así lo constató el ministro de salud, Olivier Véran, que remarcó que se han detectado “entre 400 y 500″ brotes, especialmente en Mayenne, en Bretaña y en el Gran Este del país. El primer ministro Jean Castex quiere hablar con España de “un eventual cierre de la frontera con Francia” ante la situación en Cataluña, donde hay 4 millones de confinados.

Véran visitó Laval este lunes, donde el virus se ha acelerado. “Tenemos al menos una buena noticia en Mayenne con la reducción de la positividad de numerosos test. Estamos reduciendo la curva en Mayene. De 100 test teníamos 8 o 9 positivos al principio, después 5 y ahora 3”, dijo.

Las “vías de contaminación” preocupan al ministro, principalmente “en los lugares cerrados”. Esa fue la razón para que se establezca la portación de máscara obligatoria en los lugares públicos cerrados y deberá pagar 135 euros quien no cumple con la reglamentación. El problema afecta los lugares profesionales, como los frigoríficos de animales y mataderos, donde los llamados “gestos de protección” son complicados de aplicar, y en las reuniones de familia.

Un shopping en Velizy, en las afueras de París. El barbijo es obligatorio en todos los lugares cerrados de Francia. /AP

El ministro dijo que no había “cifras inquietantes en términos de hospitalización y “que en este estadio estamos lejos de una segunda ola”. ”Nos mantendremos vigilantes, nos preparamos. Ahora yo puedo decir que tenemos máscaras en cantidad. Todo eso nosotros debemos anticiparlo permanentemente y continuamente”, estableció.

No negó que “la situación es evolutiva” y “todos los escenarios están en estudio”. Le reprochó al Senado, controlado por los conservadores franceses, que no haya contribuido a mantener el derecho a adoptar medidas local y nacionalmente contra el virus. “En Mayene, el prefecto va a tener que frenar individualmente  los actos, cuando una resolución simplifica las cosas. Esto nos complica la vida pero no nos impide actuar”, dijo.

Un hombre pasa cerca de un comercio en la ciudad francesa de Lille. Un cartel indica que el cubreboca es obligatorio. /AFP

Los barbijos obligatorios en los lugares públicos van a hacer explotar los presupuestos familiares. A dos máscaras por día y por persona en una familia de cuatro miembros, se van a necesitar 240 máscaras a uso único por mes. Lás máscaras quirúrgicas aún tienen un precio tres o cuatro veces más caras de lo que se pagaba seis meses atrás.

El gobierno ha puesto un precio de 95 céntimos por máscara descartable. Una caja de 50 barbijos en los supermercados, como Carrefour, Auchan y Leclerc, cuesta 25 euros.

Para una pareja con dos chicos de más de once años, que salen todos los días y utilizan los transportes comunes, hay que contar dos máscaras por día y por persona. A 51 céntimos la unidad en los súper, el presupuesto llega a los 120 euros. Las máscaras deben respetar la norma Afnor, que autoriza el lavado de 5 a 20 veces. Pasado ese período, pierde su efectividad.

Para las personas más necesitadas, el Ministerio de Salud va a distribuir gratuitamente máscaras desde la semana próxima. En Moselle, en el Gran Este, se van a distribuir dos máscaras gratuitas por habitante.

¿Cierre de fronteras?

El primer ministro Jean Castex, que organizó el desconfinamiento en Francia antes de ser designado, sugirió que debería hablar el lunes por la tarde con las autoridades españolas sobre “un eventual cierre de fronteras” entre España y Francia ante la situación epidémica en Cataluña.

Castex recorrió el sábado el mercado de Prades, el pueblito donde era alcalde antes de ser designado, a una hora de la frontera con España. ”Vigilamos esto muy cerca, aquí en particular. Porque es un asunto importante del que tenemos que discutir también con las autoridades españolas”, precisó.

Mirá también

”Las cifras en Barcelona son mucho peores de las que observamos en Francia”, dijo, tras aclarar que Francia no aplicará un confinamiento total sino focalizado según sus necesidades. ”Por ahora no estamos en una situación grave pero necesita vigilancia”, dijo.

El premier tenía planeado este lunes a la tarde a la vicepresidenta primera del gobierno español, Carmen Calvo, en París, para discutir el tema.

París, corresponsal

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *