Europa: la sorpresa del sector privado en la pandemia



Una recesión mundial provocada por los gobiernos. Un regreso a cierta normalidad más eficiente que la esperada y las enseñanzas de la pandemia. Los intelectuales rinden mejor trabajando en teletrabajo y los empresarios descubren que los trabajadores que van a los oficina no son tan necesarios. Una revelación que aumentará el desempleo. Las situaciones son diferentes en las variados niveles de las empresas francesas, especialmente por las ayudas oficiales. Los empleos perdidos se recuperarán el año que viene pero algunos desaparecerán para siempre gracias a la digitalización.

Este es el diagnóstico de Manuel Rio, un franco argentino que fue durante años representante titular del Sector de Grandes Empresas Francesas en el Consejo Consultivo del Banco de Francia. Abogado con un MBA en Finanzas de la Universidad de Columbia, se diplomó en Estudios Superiores de Derecho privado en la Universidad de la Sorbona y en la Academia de Derecho Internacional de La Haya. Es Ex miembro de la prestigiosa consultora McKinsey Paris, Tesorero europeo de Allied Signa y actualmente consultor de multinacionales para grandes negocios y vive en Paris. A su voz y a sus consejos financieros todos los escuchan.

Así analizó el futuro de la economía sanitaria europea y la transformación de la economía pos Covid durante una conversación con Clarín en Paris.

¿Cómo va a ser la política económica sanitaria francesa cuando el virus todavía no se ha ido? ¿La economía francesa soporta un nuevo confinamiento o no?

Por primera vez en la historia asistimos a une recesión mundial provocada por los gobiernos: baja de 4,4% del producto bruto mundial en 2020, y en Francia del 10%. Esta recesión es un factor externo , que acelera tendencias preexistentes en la economía.En esto se diferencia de la crisis financiera del 2008,causada por el mal funcionamiento del sistema financiero mismo, y su impacto es dos veces más fuerte.

Se trata de un choque asimétrico que golpea más fuertemente a los sectores que vulnerables: transportes de todo tipo, hoteles, restauración, industria aeronáutica y automotriz, metalurgia, distribución, textil, y confección textil así como buena parte de los Servicios. Por supuesto, algunos pocos sectores que ya estaban en fuerte expansión salen favorecidos: ventas a distancia, salud, informática.

La recesión también afecta de manera desigual a los países. Los países ya debilitados por políticas económicas intervencionistas, como Francia, han sido generalmente también los que aplicaron políticas sanitarias más autoritarias. En Europa, desde el mes de abril, el Banco Central Europeo ha conseguido estabilizar el sector financiero con emisión. Los gobiernos han tratado de mantener más o menos a flote las capacidades de producción, con deuda. Para eso, la Comisión Europeas tuvo que suspender los límites de endeudamiento del Pacto de estabilidad.

El Banco de Francia cree que debe crecer un 16% en el tercer trimestre y considera que hay indicadores alentadores para que esto suceda ¿Usted lo ve de la misma manera?

La recuperación mundial que se prevé es lenta, puesto que a finales del 2021 ,el PIB estará todavía entre 2 a 5 puntos por debajo del nivel de 2019 en los Estados Unidos, la zona euro, Japón y el Reino Unido. En Francia, parece difícil recuperar los niveles de 2019 antes de finales del año que viene, a condición de que no haya otro confinamiento.

Los índices adelantados, como el de los gerentes de Compras, indican en efecto una recuperación bastante rápida, pero parecen demasiado optimistas. La cifra, que usted cita, de un crecimiento nominal del PIB de Francia del tercer trimestre de 16% con respecto al segundo trimestre de este año, no refleja el crecimiento real. La razón es que esta cifra incluye las cantidades colosales de dinero público, que el Gobierno puso a disposición de las empresas, mediante adelantos reembolsables, garantías de crédito y otras ayudas, y de los particulares, mediante subsidios puros, para reemplazar la pérdida de recursos debida a la parálisis.

A nivel mundial se estima que los gobiernos han erogado 11 trillones de dólares.Es decir ,once mil billones de dólares (doce ceros), mitad por reducción de cargas fiscales y sociales y mitad por subsidios reembolsables, en el mejor de los casos. Esto ha llevado el déficit mundial al 10% del PIB y la deuda pública mundial al 101% del PIB mundial. Son niveles inauditos para los países más adelantados, América del Norte, Japón, Australia y Europa estos niveles son mucho peores: déficit del 18% del PIB y deuda pública de 140% del PIB, en conjunto.

¿Cuánto se ha gastado en Europa?

En Europa, se han gastado ya por el Banco Europeo de Inversiones 200 mil millones de euros para las Pymes.

Por medio de los dos mecanismos de asistencia europeos 240 mil millones y 100 mil millones; y en un plan de ayuda al crecimiento con emisiones de bonos de la Unión Europea, 750 millones. Total provisorio: 1 trillón 290 mil millones.

Y, además, están los planes nacionales. Por ejemplo: el de Alemania es de 1 trillón 537 mil millones (47% del PIB), y el plan de Francia, muy por debajo del de Alemania, fue de 455 mil millones a los cuales se añaden ahora otros 100 mil millones del plan de recuperación.

¿Cuáles son las previsiones para el fin de año en la economía francesa y qué efectos va a tener la recesión sobre las empresas y los empleos?

Para corregir estos desequilibrios se necesitaría un crecimiento económico general elevadísimo , que se puede conseguir sólo con mejoras de la productividad.Pero el salvataje masivo e indiscriminado por medio del endeudamiento, que beneficia también a empresas que no lo merecen, se paga muy caro. La deuda, que les permitió a sobrevivir, reduce su capacidad de invertir en productividad y desarrollo, que es la condición para que la economía crezca.

Además, la abundancia de liquidez a costo cero ,que el Banco Central Europeo continuará a asegurar , conduce a una sobrevalorización de los activos, que desalienta la inversión productiva. Para tratar de salir de este dilema , el Gobierno francés acaba de lanzar un plan de recuperación de 110 mil millones euros. Un tercio será destinado a la inversión productiva de la empresas, un tercio a la ecología y un tercio los particulares.

¿Puede haber una generación de empresas sobre endeudadas? ¿Es decir, después de esta fase de urgencia , vamos a llegar a una fase de más desempleo y más empresas fundidas?

Como el choque es asimétrico, las situaciones financieras que resultan son muy desiguales.En general, las grandes y medianas empresas francesas, han vuelto a la situación de tesorería anterior a la crisis.En gran parte, gracias a los 63 mil millones de euros de ayudas directas de tesorería del gobierno y otras indirectas. Solo 10% indican que tienen tensiones, y los plazos de pago se han normalizado. Sin embargo, esta impresión superficial esconde el hecho que la crisis cae duramente sobre las empresas de los sectores más vulnerables. Algunas grandes, la de más de 50 millones de euros de ventas, y muchísimas otras más chicas. En el mundo, en el segundo trimestre, quebraron 147 grandes empresas, 70 más que en el año anterior, y más grandes, la mayoría en los Estados Unidos y Europa.

¿Cuáles son las previsiones para el fin de año en la economía francesa y qué efectos va a tener la recesión sobre las empresas y los empleos?

En Francia, en el segundo trimestre quebraron ya 20 grandes empresas. De la distribución, 8); servicios, siete; automotrices, dos, y electrodomésticos, tres. El número de quiebras en Francia aumentará 35% entre 2019 y 2020. Hay 64 000 empresas que están por quebrar en Francia, si no vuelve la pandemia. Pero si hay una recaída, se prevé que ése número pase a 180.000. Por ahora se prevé que por lo menos 800.000 personas perderán su empleo.

El modelo social francés siempre ha protegido y protegió durante la pandemia con el seguro del desempleo del 80% ¿Hasta cuándo van a poder seguir usándolo , cuando no hay más dinero? ¿Con el euro como moneda se puede imprimir indiscriminadamente?

El 15 de Abril el Presidente Macron declaró: “Hemos nacionalizado el pago de los salarios… Siempre he creído en un Estado fuerte”. Y, en efecto, los subsidios al desempleo temporario y al trabajo a tiempo parcial en Francia han sido los más generosos del mundo. Pero ya se están por terminar.

¿Cuál fue la gran sorpresa económica de este confinamiento?

La capacidad del sector privado a adaptar sus estrategias, reorganizar sus prioridades y sus métodos de trabajo. En una palabra, transformarse, no sólo para sobrevivir, sino para aprovechar las nuevas circunstancias y crecer. Y el efecto fue rapidísimo. Ya las tesorerías de explotación están de nuevo equilibradas.

Francia había creado un millón de empleos entre el 2016 y el 2019 ¿Cómo cree que esos empleos van a ser recreados? ¿Cuándo y en qué industrias?

Se estima que una parte de los empleos perdidos serán recuperados en el curso del año que viene. Pero muchos empleos desaparecerán por la formidable aceleración de la digitalización, por el cambio en los hábitos de consumo y la compra a distancia y las transformaciones de las empresas. Otros muchos se crearan gracias a la innovación.

¿Hay industrias que mueren y otras que renacen y se recrean ,como la del automóvil, por ejemplo?

Este tema es interesantísimo porque es el futuro. Se lo puede calificar como el tema de las rupturas o disrupciones: No se trata de hacer lo mismo de mejor manera, pero llegar al mismo resultado de otra manera.

En Francia, la pandemia ha acelerado las disrupciones que se preparan, como el uso de la electricidad y también el hidrógeno en los transportes. Un ejemplo es el de la industria nuclear civil, tan importante para Francia, que depende de ella para el 75% de su electricidad.

En esta industria se prepara la revolución del nuclear avanzado, “el advanced nuclear”, con nuevas técnicas, conocidas pero nunca empleadas hasta ahora, que eliminan los desechos radioactivos, aumentan la seguridad. Durante la pandemia, Francia cambió sus planes de reducir su industria nuclear y decidió invertir en esta nueva industria.

Francia no es como el resto de los países. El primer ministro ha propuesto un acuerdo para garantizar empleos al gobierno, las empresas, sindicatos y trabajadores ¿cree que eso es posible?

Hay un efecto dominó en la ola de quiebras que se prevé. Por lo tanto entre 800.   000 y un millón de personas perderán su empleo. Muchas lo recuperarán en el curso de los 24 meses, pero no todas.

¿Qué se aprendió con el teletrabajo en Francia, que era algo que nunca se había empleado? ¿Qué aprendieron los empresarios y los trabadores? ¿Cree que va a tener un efecto sobre el empleo? ¿Cuál va a ser?

La facilidad con la que se adoptó y se lo hizo muy eficiente sorprendió, a los mismos interesados. Se pasó de 10% a 90% de trabajo a distancia en dos meses. Pero hubo una consecuencia más profunda: Se descubrió que la naturaleza misma del trabajo podía cambiar y volverse más eficaz.

Esta velocidad se combina con la aceleración de la automatización del trabajo. Mundialmente, en los próximos años, en el 60% de las actividades se automatizará el 30% al 40% del trabajo y 800 millones de personas deberán desarrollar nuevas competencias.

En Francia, los directores de personal descubrieron que los trabajadores llamados “intelectuales” eran más productivos trabajando desde su casa. Pero también descubrieron que muchos que no venían más a su lugar de trabajo no eran tan necesarios, lo que influirá en desempleo.

Mirá también Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1