Estupor en Italia: el país pasó de 900 a 19 mil casos de coronavirus por día en menos de un mes



La expansión acelerada de la epidemia de coronavirus continuó este viernes en Italia elevando el número de contagiados en un día a 19.143, con 91 muertos que llevaron el total de fallecidos a 37.059 víctimas. Fueron hospitalizadas 855 personas más que presionan sobre la capacidad de los hospitales y los casos de terapia intensiva superaron el millar, con 1048 casos.

Un centenar de científicos y autoridades universitarias firmaron un llamado al primer ministro Giuseppe Conte, pidiéndole “medidas drásticas” para contener la segunda oleada de infecciones que deben ser aplicadas “dentro de dos o tres dias”, para evitar un crecimiento incontrolado de los contagios y de los muertos. Algunos institutos consideran que noviembre será un mes trágico en el que los muertos pasarán “de 400 a 500” por día ya en las primeras dos semanas.

El gobierno se resiste a cerrar el país con una cuarentena total, como hizo el 10 de marzo, cuando la primera oleada del Covid-19 devastaba sobre todo las regiones industriales del norte. Teme el hundimiento de la economia, que ya perdió el 10% de la riqueza nacional por la aplicación del exitoso “lock-down” que duró 72 días.

v 1.5

Coronavirus en Italia

Tocá para explorar los datos

Fuente: Johns Hopkins University Infografía: Clarín

El premier Giuseppe Conte no quiere quedarse atrás en la aplicación de nuevas medidas restrictivas, pero tampoco adelantarse por las reacciones populares de los amplios sectores que volverán a perder el trabajo y a sufrir netos perjuicios en sus ingresos, como pasó en marzo-abril.

Dos regiones anunciaron que se aprestan a imponer cuarentenas totales autónomamente si el gobierno nacional no impone el cerrojo en todo el territorio. El gobernador de Campania, Vincenzo de Luca, dijo que no se podía esperar más después de los 2.280 casos de este viernes.

Nápoles, la capital de la región Campana, inició el toque de queda nocturno, que ya había comenzado el jueves Milán, capital de Lombardía, otra vez la región más castigada de Italia, que hoy tocó el record de 5000 contagiaos, de los cuales más de mil en Milán.

Hoy también comenzó el “coprifuoco” o toque de queda en Roma, capital del Lazio, el área metropolitana más grande del país.

Algunos sectores apremian al gobierno para que disponga el toque de queda en el resto del país para inmovilizar a millones de personas en los horarios nocturnos, poniendo fin sobre todo a las movidas y encuentros en la noche y la madrugada. Cuatrocientos mil personas podrían quedarse sin trabajo.

También Cerdeña, cuya capital es Cagliari, anunció que prepara una cuarentena total si el gobierno no aumenta drásticamente las medidas de restricción de los movimientos de gente.

Secundarios de vuelta a casa

En Puglia, a los estudiantes secundarios de los últimos tres años se les comunicó que desde el lunes deberán quedarse en sus casas y seguir los estudios a distancia mediante Internet. “Son 120 mil lo que representa una buena contribución a reducir el movimiento de personas, que también moviliza al virus”.

Una ambulancia sale del hospital Niguarda de Milán. Foto: EFE

Una organización gremial destacó que no solo en perspectivas existe el peligro de que colapsen los lechos de los hospitales y en particular las terapias intensivas, sino que faltan alrededor de diez mil médicos y enfermeras.

El gobierno hizo durante la jornada varios llamados a los 60 millones de italianos de “quedarse en casa y salir para las tareas imprescindibles”.

Los mundos del trabajo y de la escuela representan los grandes movilizadores de millones de personas. Pero el primer ministro Conte quiere evitar cerrar las escuelas y congelar enteros sectores laborales por las consecuencias que tendría, incluso con una reacción popular adversa al gobierno.

Un plan de “semi-cuarentenas”

Es por eso que a nivel oficial se estudia poner en la mesa de negociaciones con los ministros, los jefes de las regiones y los representantes de los industriales, comerciantes y trabajadores, un plan de “semi cuarentenas” que se aplicaría a los “sectores no esenciales”, aun no del toto definidos.

La DAD, Didáctica a Distancia, que ya ha sido experimentada antes de las reapertura de las escuelas, será reactualizada con urgencia en los tres últimos años de los colegios secundarios, porque la salida masiva de los estudiantes de las escuelas para volver a casa crean peligrosos amontonamientos de pasajeros en micros, tranvías, subtes y trenes. Reducir en las horas de punta el número de pasajeros es una prioridad inmediata.

Chicos en Nápoles tiene clases al aire libre. Foto: Reuters

“Estamos a un paso de la tragedia”, advierte el presidente de la Campania, Vincenzo de Luca. Hay diferencias, pero en general se estima que a más tardar en diez o quince días estarán repletos los hospitales de internados por el corona virus. Hay más de 6000 lechos especiales de terapia intensiva, pero todos recuerdan lo que pasó en la primera oleada. El 3 de abril los pacientes entubados que recibían oxígeno fueron ese día más de tres mil.

En Lombardía y otras regiones muy castigadas los anestesistas reanimadores que manejan las terapias intensivas tuvieron que elegir ante el pleno de las camas a quién elegir para intentar salvarlo, porque estaba en mejores condiciones que otros que se quedaban sin la atención imprescindibles para combatir con oxígeno y otros medios la pulmonía doble devastadora de la fase final del corona virus en los enfermos al borde de la muerte.

Este viernes fue reabierto en Milán el hospital habilitado en la ex Feria de la ciudad, utilizado al final de la primera oleada. Se estima que allí pueden ser atendidos hasta 300 enfermos, sobre todo en terapia intensiva. “Lo ampliaremos en los próximos días”, prometió Atilio Fontana, presidente de Lombardía.

Roma, corresponsal

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *