España reabre sus fronteras con temor a la llegada de casos importados de coronavirus



Todas las miradas están puestas en Barajas, el aeropuerto orgullo de Madrid por donde antes del tsunami covid pasaban 60 millones de viajeros por año.

Desde el 21 de junio, cuando España reabrió sus fronteras a los países europeos vecinos, luego del cierre por la pandemia de coronavirus​, Madrid-Barajas Adolfo Suárez y el resto de aeropuertos españoles reciben visitas que aumentarán, de a decenas, a partir del 1 de julio. Ese día, España y la Unión Europea abrirán sus fronteras a personas que lleguen desde otros continentes o desde países fuera de la zona de libre circulación intraeuropea Schengen.

“Entrarán casos importados que no podremos evitar”, admitió esta semana Fernando Simón, director del Centro de Control de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad. Según él, el 20 por ciento de los nuevos positivos diagnosticados hoy en España fue introducido desde otro país.

El dispositivo de seguridad que se utiliza desde el domingo pasado en los aeropuertos para todo recién llegado debería consistir, tal como lo describieron el ministro de Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Abalos, y el de Sanidad, Salvador Illa, en un un triple control: de documentos, para contar con los datos de las personas y poder contactarlas, de temperatura, y de inspección visual.

Las playas de Barcelona se llenaron en los últimos días, entre el calor y la salida de la cuarentena. /DPA

“Si uno de estos tres controles primarios da negativo, pasaremos a un control secundario a cargo de Sanidad Exterior y, a partir del diagnóstico que se haga, lo derivaremos a la comunidad autónoma”, explicó el ministro de Sanidad hace una semana.

En los últimos días, sin embargo, algunos visitantes de países europeos hicieron público que nadie los controló cuando ingresaron a España.

“Las medidas que se han tomado hasta hoy son insuficientes. Las (pruebas) PRC en los países de origen son fundamentales con 72 horas de anticipación al viaje. Ya están denunciando algunos vuelos que no se les ha medido la temperatura”, dice Begoña Villacís, vicealcaldesa de la ciudad de Madrid.

Un chico juega con su papá en una plaza de Barcelona. España se abre al turismo ante el temor de un rebrote del coronavirus. /XINHUA

“Estamos muy preocupados. Barajas funcionó como un vector. Creó un eje de propagación y eso es evidente. Si no tomamos medidas serias nos vamos a arrepentir”, agrega.

Antes de que España abriera sus fronteras al resto de países europeos, es decir, cuando los únicos vuelos que aterrizaban en Barajas eran los que repatriaban españoles o extranjeros con residencia en España, la Comunidad de Madrid detectó 32 personas infectadas con Covid-19 que ingresaron a territorio español entre el 11 de mayo y el 11 de junio. Cinco de ellos tuvieron que ser internados.

“A partir del 1 de julio se abrirán escalonadamente las fronteras con terceros países. No todos, por supuesto, sino los incluidos en una lista cuando cumplan tres requisitos”, aclaró el presidente español Pedro Sánchez hace dos semanas.

Sánchez detalló que las tres condiciones para que un extranjero de un país no europeo pueda viajar a España son: la situación epidemiológica del país de procedencia -que deberá ser igual o mejor que la de la Unión Europea-, las condiciones sanitarias en origen, trayecto y destino y, por último, que ese país acepte a su vez viajeros procedentes de la Unión Europea.

“Esa lista de países será del conjunto de la Unión Europea. No tiene ningún sentido que abramos las fronteras en Schengen y que cada uno de los países tengamos acuerdos con terceros países fuera de Schengen porque entonces no estaríamos haciendo bien nuestro trabajo. Sería absolutamente ineficaz -confirmó el presidente del gobierno Sánchez a Clarín en la conferencia de prensa posterior a su anuncio-. Esperamos que la Unión Europea pueda lograr ese acuerdo de relación y reapertura de fronteras con terceros países.”

Mirá también

Hasta última hora del viernes, Europa no tenía cerrada la lista de viajeros que admitirá a partir del 1 de julio. Trascendió que quedarían afuera quienes procedan de Estados Unidos, Brasil y Rusia por la complicada situación epidemiológico que atraviesan, aunque hay miembros de la Unión Europa que mantienen intensos vínculos comerciales, sobre todo, con Estados Unidos y quieren evitar que el veto tiña la relación bilateral.

La lista de países considerados poco seguros incluiría a Argentina, México, Sudáfrica, Singapur y Arabia Saudita, entre otros.

Está en discusión, además, el criterio utilizado para medir la situación-covid de cada país. Una posibilidad es la referencia ofrecida por el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades: menos de 20 nuevos casos de Covid-19 por cada 100.000 habitantes en un período de catorce días. Pero no todos están de acuerdo.

Mirá también

España disfruta su primer fin de semana fuera del estado de alarma. Las térmicas de más de 34 grados expulsan a los españoles de las grandes ciudades hacia el mar o hacia la montaña. Las autopistas se pueblan y los vuelos van recuperando pulsaciones y espacio aéreo. Se preparan para la apertura del 1 de julio aunque todo indicaría que no habrá quien pueda detener al coronavirus en un aeropuerto.

Madrid. Corresponsal

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1