Endurecen las restricciones en 18 provincias por otras dos semanas



No es el botón rojo del que habló en agosto, pero en algunos casos se parecerá bastante. El presidente Alberto Fernández reforzará restricciones en departamentos de 18 provincias para contener el avance del coronavirus. La nueva fase de la cuarentena se extenderá hasta el 25 de octubre.

Salvo en Corrientes, Misiones, La Pampa, Entre Ríos, Formosa y Catamarca, el Gobierno restringirá actividades y la circulación -por horarios- en localidades de las provincias. “Lo que vamos a hacer es disponer en distintos departamentos de 18 provincias medidas que permitan una disminución intensa y transitoria de la circulación de personas durante los próximos 14 días. En los próximos días van a conocer cuáles son los departamentos de 18 provincias”, adelantó el jefe de Estado durante el anuncio formal de la extensión de la cuarentena, que ya lleva 203 días.

Con el 65 por ciento de los contagios fuera del área metropolitana de Buenos Aires (AMBA), que supo concentrar el 90 ciento de los casos, el presidente busca replicar el modelo de gestión coordinada que protagonizó desde el 20 de marzo con el gobernador Axel Kicillof y el jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta.

“Tengo la convicción de lo que hicimos en el AMBA ahora tenemos que hacerlo en otras provincias cada dos semanas nos reuníamos y tomábamos decisiones ahora debo hacer lo mismo con las provincias”, expuso Fernández durante la comunicación en el Salón de las Mujeres de la Casa Rosada, en la que no se admitieron preguntas.

A su lado, prueba de este nuevo enfoque federal, lo acompañaban gobernador de Neuquén Omar Gutiérrez, el santafesino Omar Perotti y el jujeño Gerardo Morales, que respaldaron la estrategia del Presidente. Los últimos dos habían sido parte del elenco de gobernadores que acompañó a Fernández el 19 de marzo cuando anunció el inicio de la cuarentena. 

El Gobierno apuesta al trabajo colaborativo con los mandatarios provinciales y a la multiplicación de los testeos del Plan Detectar. Para ello, el Presidente anunció la creación de un fondo de 10 mil millones de pesos para las provincias y destacó que se distribuirán 800 mil test rápidos en todo el país.

Fernández confirmó un cambio de estrategia. “Entiendo que es es necesario que hagamos algo distinto a lo que estamos haciendo. En una larga charla que tuvimos con los gobernadores, les propuse seguir este mecanismo y estuvieron de acuerdo ”, sostuvo.

El cambio terminó de cocinarse a última hora del jueves, después de casi cinco horas de diálogo por videoconferencia con los 24 gobernadores. En el Ejecutivo preocupa la alta ocupación de unidades de terapia intensiva en decenas de localidades. “Ahora voy a arremangarme con ellos para atacar a ese virus maldito en cada rincón del país”, concluyó el Presidente.

Los gobernadores de las más productivas, como Córdoba y Santa Fe, admiten en privado que no tienen mucho margen para cerrar actividades. En la Casa Rosada, mientras el dólar blue marcó un nuevo récord de cotización, tampoco pretenden cerrar todas las actividades. “Lo estamos haciendo convencidos de que es lo que hace falta en este momento. Conocimos los datos del segundo trimestre de la economía y la pobreza y nos han dejado muy entristecidos, fue el peor trimestre del año, no tengan duda”, sostuvo el Presidente, que mencionó el consumo de energía -igual al que había antes del inicio de la cuarentena- como una de las pruebas de la reactivación económica.

Fernández puso como ejemplo, además de la gestión en el AMBA, el trabajo coordinado con el jujeño Morales, que tuvo una explosión de casos, estuvo al borde del colapso sanitario, y logro amesetar la curva de contagios. 

Morales, el gobernador radical que mejor se entiende con el Presidente, agregó un matiz antes de dejar la Casa Rosada. “Me arrepiento de no haber abierto los shoppings y las escuelas durante los más de 100 días que estuve sin casos”, reflexionó al tiempo que evitó criticar las movilizaciones convocadas por la presidenta del PRO Patricia Bullrich. “Vivimos sometidos a un ametrallamiento que nos hacen creer que no es necesario tener los cuidados”, sostuvo el mandatario en lo que pareció una alusión a la oposición más dura.

El Presidente justificó el crecimiento de casos en todo el país por el carácter centralizado del país. “Vinieron a buscar insumos y necesidades de cada provincia y el virus comenzó a circular comunitariamente en todo el país”, diagnosticó.

Al igual que en las conferencias anteriores, hubo gráficos pero menos comparaciones con otros países. El Presidente admitió el alza de contagios, que ya sitúa a la Argentina entre los primeros seis con más casos activos en todo el mundo. Fernández, argumentó de todos modos que el índice de letalidad todavía es relativamente auspicioso. “Creció mucho, pero seguimos estando en una situación relativamente mucho mejor que otros países”, sentenció.

Mirá también Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1