Encalló un crucero de Finlandia y así salvan a los tripulantes antes de que se hunda



Los países nórdicos estuvieron en alerta durante esta tarde debido a un accidente producido cuando el crucero finlandés, Viking Amorella, encalló en la isla Alan, entre Finlandia y Suecia, con 280 viajeros y tripulantes a bordo.

Luego de encallar, el barco fue conducido a la costa de una isla cercana llamada Jarso, como lugar de emergencia, para mantener el barco estable. Y, luego de varias horas de trabajo, los rescatistas evacuaron a los dos centenares de pasajeros del Amorella de Viking Line.

Los buques de rescate comenzaron el plan de evacuación de los pasajeros a las 3.40 pm del domingo, hora de Finlandia, y los transportaron a una escuela en Mariehamn, en Suecia, un espacio que sirve como centro sanitario. Hasta el momento las autoridades no informaron muertos ni heridos en la maniobra.

La Guardia Costera finlandesa le explicó a la radio nacional Yle, que el barco ahora está anclado firmemente en la costa de la isla y que la vida de ninguna persona corre un peligro inminente.

Pasajeros rescatados del crucero Viking Amorella. Foto/AFP

De acuerdo con el registro sonora de las comunicaciones marítimas, obtenida por el medio sueco Aftonbladet, el Amorella envió la señal de auxilio y un oficial, que habló desde el barco, dijo que varios compartimentos estancos se habían roto y se había producido una entrada de agua.

En ese momento, el capitán del barco decidió continuar hacia las aguas poco profundas de una isla cercana para mantenerlo estable. Finalmente cuatro pequeños botes de los guardacostas, comenzaron a evacuar a las personas a través de las pequeñas puertas exteriores, ubicadas al nivel del agua.

Momento del salvataje de la tripulación y los pasajaros del crucero por parte de la guardia costera. Foto/Reuter.

El Viking Amorella estaba en su ruta regular desde Turku, en el suroeste de Finlandia, hacia Estocolmo, la capital de Suecia, y el incidente tuvo lugar antes de la llegada programada al puerto de Mariehamn, en las islas Aland.

La Autoridad de Investigación de Seguridad de Finlandia (Otkes), mientras tanto, señaló que ya comenzó a investigar el accidente. “Es una situación grave cada vez que un barco de pasajeros de este tamaño encalla. Abandonarlo es una decisión bastante radical, pero en este caso es probablemente justificado”, dijo Veli-Pekka Nurmi, el director ejecutivo de Otkes

El crucero Viking Amorella varado en la Isla Aland, entre Suecia y Finlandia. Foto/DPA

El funcionario explicó, además, que el siguiente paso de los investigadores será comprobar todas las grabaciones del barco y entrevistar a las personas responsables de dirigir el ferry. Este proceso, según Nurmi, puede tomar hasta nueve meses para completarse. 

La radio nacional de Finlandia, Yle, confirmó que la mayoría de los pasajeros son de nacionalidad finlandesa o sueca. Y también señaló que el accidente ocurrió sólo un día después de que la ruta marítima Turku-Estocolmo, se abriera para viajes sin restricciones siguiendo los nuevos criterios de seguridad de la COVID-19.

De hecho, bajo medidas sanitarias extremas se habilitaron los viajes, pero con una gran restricción en el número de pasajeros. Por ejemplo, el Viking Amorella puede llevar 2.400 pasajeros, explicó la naviera, pero debido a la actual pandemia de coronavirus, sólo se habilitó el viaje para doscientos pasajeros.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1