EN VIVO | Barcelona vs Real Madrid: previa y alineaciones, en directo



Barcelona y Lionel Messi reciben al Real Madrid, en una nueva edición del clásico de España, que en esta séptima fecha de La Liga Santander enfrenta a dos equipos que están lejos del ideal aunque el visitante llega más afectado por dos malos resultados recientes y como local, en el torneo doméstico y en el debut en la Champions League.

Será el primer duelo entre los dos gigantes españoles en el contexto de la pandemia de coronavirus, por lo que este encuentro se disputará desde las 11 (hora de la Argentina) en un estadio Camp Nou sin público en las tribunas, con el arbitraje de Juan Martínez Munuera.

Se podrá ver en vivo y en directo en el canal 116 de Cablevisión, y a través de DirecTV Sports (canales 610 y 1610 HD).

Messi convierte de penal en el 5 a 1 contra el Ferencvaros, en el debut del Barcelona en la Champions. (AP)

Un apretado calendario afectó a ambos en la previa de esta edición 181 del clásico de España, ya que a la programación de la Liga ya se le sumaron los encuentros de Champions League para dos planteles que venían de ceder muchos de sus jugadores a distintas selecciones para la disputa de la fecha FIFA de dos semanas atrás.

La suerte de ambos fue dispar en sus últimos encuentros, correspondientes al torneo continental que se puso en marcha en la fase de grupos: el Barça goleó 5 a 1 al Ferencvaros, el rival más débil de su zona, el Merengue perdió 3 a 2 en el Shakhtar Donetsk en el estadio Alfredo Di Stéfano de Madrid.

Real Madrid, además, ya había dejado el invicto de local en la temporada en la sexta fecha de la Liga, cuando cayó por 1 a 0 el pasado fin de semana contra el Cádiz, uno de los recién ascendidos, en el primero de los golpes inesperados para los dirigidos por Zinedine Zidane.

Tampoco fue positiva para el Barcelona la excursión que en la jornada anterior hizo por Madrid, donde fue derrotado por el Getafe por 1 a 0.

Así, es la primera vez en 17 años que los dos protagonistas del clásico llegan precedidos de sendas derrotas: en la jornada previa al choque del 19 de abril de 2003 (igualaron 1 a 1 en el Santiago Bernabéu), el Barça había caído 4 a 2 contra el Deportivo La Coruña y el Madrid por el mismo resultado frente a la Real Sociedad.

Más allá de lo deslucido que a priori se anuncia este clásico, ambos son de todos modos potenciales líderes de la Liga, si es que consiguen los puntos de los partidos que tienen pendientes: Barcelona (que tiene 7) con Elche y Athletic de Bilbao, y Real Madrid (10) ante Getafe.

Si de números se trata, Lionel Messi es el máximo goleador del clásico, con los 26 goles que le anotó al Real Madrid en las 43 veces que lo enfrentó, además de haber dado 14 asistencias. El primer tanto se lo convirtió el 19 de noviembre de 2005, y en los cruces con el Merengue se llevó 19 victorias, 13 derrotas y 11 empates.

Ninguno de los 26 goles fueron logrados en la Copa del Rey: 18 provienen de La Liga, seis de la Supercopa y dos fueron conseguidos en la Champions.

Más de la mitad de esos gritos (15 de 26) los hizo en el estadio Santiago Bernabéu, escenario de la última derrota, por 2 a 0 el pasado 1º de marzo, cuando todavía se podía jugar con público, previo a la pandemia.

Leo Messi festeja su gol ante el Real, el 6 de mayo de 2018. Por ahora, fue el último que le hizo.

Lo llamativo de las estadísticas del argentino contra el conjunto blanco es la racha negativa que arrastra, ya que este sábado se cumplirán 902 días desde que le hizo el último, el 6 de mayo de 2018, en un 2 a 2 en el Camp Nou: Leo y Luis Suárez convirtieron para el local, mientras que Cristiano Ronaldo y Gareth Bale lo hicieron para la visita. De ellos, sólo el argentino volverá a jugar el clásico; los otros tres ya no están.

Desde entonces pasaron cinco encuentros sin en los que Leo no anotarse en el tanteador. Igual, el saldo es a favor: tres victorias (todas en la temporada 2018/19), un empate y una derrota.

Llamativo resulta también que la racha negativa se edificó desde la salida de Cristiano Ronaldo a la Juventus, ya que la sequía coincide con la partida del portugués.

Sin Ronaldo, la presencia de Sergio Ramos, quien vuelve en el Real después de haber estado ausente por lesión ante el Shakhtar, sazonará aún más la rivalidad de Leo Messi con el Merengue, ya que los últimos cruces del capitán culé con su par del madridista fueron picantes.

Leo Messi y Sergio Ramos, abrazados en el final de un clásico. Pero han tenido muchos cruces. (EFE)

Ramos forzará para estar en el partido con su rodilla izquierda tocada tras un fuerte golpe hace una semana.

Su presencia es clave en un momento bajo. Incita a la lucha y la máxima entrega a cada uno de sus compañeros en una dura batalla.

Será su clásico 45. En 23 recibió tarjetas, y cinco fueron expulsiones. Por otro lado, suma cuatro goles ante el Barcelona.

Zidane dijo que estarán en un “escenario importante para cambiar la imagen”, dado que “lo bueno del fútbol es que tú puedes cambiar la situación”.

Y es que una tercera derrota consecutiva a manos del eterno rival azulgrana acabaría por hacer explotar la crisis eventualmente amenazar el puesto del entrenador francés.

“Es lo que se dice (que se juega el puesto en ese partido). ¿Qué cambia? No cambia nada. El año pasado fue igual, en mi primera etapa igual. Lo que tengo que hacer, es hacer mi trabajo”, dijo el técnico blanco.

Zinedine Zidane ya tuvo que responder sobre el riesgo de su continuidad en el Real Madrid. (EFE)

Tras finalizar como una tromba la pasada temporada, cuando ganó 10 de 11 partidos tras el confinamiento para llevarse el título liguero, los merengues empezaron la temporada de forma diferente.

La solidez defensiva que los sostuvo en la última parte de la temporada se debilitó y también bajó el rendimiento ofensivo de Karim Benzema, autor de un gol en cinco partidos.

El Barça, donde las aguas siguen revueltas en lo institucional, lleva tres contundentes victorias y un empate en cinco partidos, pero el técnico Ronald Koeman no se confía del mal momento del rival.

“No espero un Real Madrid vulnerable, espero lo contrario”, dijo este viernes, dado que ”es un equipo grande, con gente experimentada, que sabe aguantar esa presión y saben ellos mismos, mejor que nadie, que toca ganar el partido después de dos derrotas”.

Koeman parece ir recuperando a un equipo que acabó la temporada pasada muy tocado tras el 8 a 2 sufrido en Liga de Campeones contra el Bayern de Múnich. “El míster utiliza un mensaje muy directo que al vestuario le gustó, y la dosis de trabajo ha aumentado”, dijo el defensor Gerard Piqué, en una entrevista con el diario La Vanguardia.

Thibaut Courtois sufre por el gol en contra de Raphael Varane ante el Shakhtar, por la Champions. (Reuters)

Sin Suárez, el capitán Leo Messi supo asociarse de forma exitosa con el joven Ansu Fati, aunque el astro argentino todavía no ha encontrado su mejor momento. “No tengo ninguna duda sobre su rendimiento y vamos a verlo en los próximos partidos, estoy seguro”, dijo Koeman, aunque admitió que su “rendimiento puede ser mejor”.

La duda en ataque para el Barcelona es si Koeman optará por Antoine Griezmann, del que afirmó este viernes que “como cualquier jugador tiene opciones de jugar”, sin ir más allá, o volverá a apostar por Ousmane Dembele o por Francisco Trincao. El técnico holandés también confía en poder contar con Jordi Alba, tras superar una lesión muscular.

Posibles formaciones

Barcelona: Neto; Sergi Roberto, Gerard Piqué, Clément Lenglet, Jordi Alba; Sergio Busquets, Frenkie De Jong: Antoine Griezmann y Ousmane Dembele, Philippe Coutinho, Ansu Fati; Lionel Messi. DT: Ronald Koeman.

Real Madrid: Thibaut Courtois; Nacho Fernández, Raphael Varane, Sergio Ramos, Ferland Mendy; Toni Kroos, Casemiro, Luka Modric, Federico Valverde; Karim Benzema y Vinicius Junior. DT: Zinedine Zidane.

Hora: 11 (de la Argentina).

TV: DirecTV Sports y canal 116 de Cablevisión.

Árbitro: Juan Martínez Munuera.

Estadio: Camp Nou.

Mirá también Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *