En un barrio de Tigre cruzaban a los chicos en bote para ir a la escuela y piden muelles para la vuelta a clases



Hace tiempo que los vecinos y vecinas de la localidad de Villa Irsa, en Tigre, vienen pidiendo mejoras de servicios públicos y en el espacio ribereño donde viven: la confluencia del Río Luján y el Arroyo Claro, en el límite de Benavídez y Villa La Ñata. Pero uno de los pedidos más urgentes es la construcción de un muelle para que el traslado de los chicos al colegio al otro lado del arroyo sea más seguro.

Ahora, mientras se definen detalles para el regreso de las clases presenciales, el año que viene, piden a las autoridades que avancen con este proyecto atrasado.

La Escuela Primaria Nº 10 está ubicada en la orilla contraria del Arroyo Claro y la vía más rápida para llegar a la institución es cruzando el cauce del agua con alguna clase de embarcación.

El concejal por el Frente de Todos, Javier Parbst, visitó a los vecinos de Villa Irsa en el marco de dos proyectos presentados con el objetivo de preservar los espacios públicos ribereños.

“Entre todos los vecinos armamos un bote bastante grande. Aunque igualmente hacemos dos viajes para llevar a todos los chicos”, contó Victor Orue, uno de los vecinos que piden mejoras.

Aunque la gente del lugar logró adaptar una embarcación, el abordaje y descenso se vuelven peligrosos y complicados. Por eso se anticipan a la vuelta a clases, que podría darse en el ciclo lectivo 2021, y piden “aprovechar ahora” para construir dos muelles.

“Al estar lleno de guarderías, pasan muchas lanchas muy rápido que ni siquiera respetan que el bote sea escolar. Hay un montón de mamás y de chicos subiendo al bote y las lanchas pasan muy rápido”, explica Orue.

Vecinos de Villa Irsa llevando a los niños y niñas al colegio ubicado al otro lado del Arroyo.

Con la intención de atender a estos reclamos y en el marco de dos proyectos presentados al Concejo Deliberante a principios de octubre, Javier Parbst, Concejal por el Frente de Todos en Tigre, se reunió hace algunas semanas con los vecinos y vecinas de la zona para escuchar sus inquietudes.

“Esto es una problemática que se va repitiendo en los distintos barrios”, aseguró el legislador. “Los vecinos nos demandan también que los fines de semana viene mucha gente. Se reclama entonces un poco más de presencia del estado”.

Los dos proyectos presentados buscan preservar, recuperar y mejorar algunos espacios ribereños del Río Luján. “Si bien Tigre tiene una estructura de espacios públicos destacada, el acceso al río está muy ocupado por guarderías, barrios privados y otros emprendimientos. Lo que queremos hoy es rescatar los pocos espacios libres que quedan de acceso público”, prometió el concejal.

Vecinos de Villa Irsa llevando a los niños y niñas al colegio ubicado al otro lado del Arroyo.

Ambas iniciativas se enmarcan en la Ordenanza 3709/19 que creó el Distrito de Gestión Especial Planicie del Río Luján: un Área de Preservación Ambiental conformada por el Dique Luján, Villa La Ñata y una parte de Benavidez. Lo que busca esta normativa es preservar la identidad de la región, promover el desarrollo de actividades culturales vinculadas a la ecología y fomentar la movilidad peatonal.

Si bien, el proyecto de preservación y aprovechamiento del espacio público se realiza para ordenar y mejorar el acceso a la costa y teniendo en cuenta que Tigre es un distrito con muchos visitantes de afuera –de hecho, se convirtió en el cuarto destino más buscado para el verano–, los vecinos y vecinas de lugar remarcan la importancia de que quienes gobiernan sepan atender a sus reclamos particulares, más allá de cualquier proyecto prexistente.

Proyectos para preservar y mejorar espacios ribereños en Tigre

Se presentaron dos proyectos en el Concejo Deliberante de Tigre con los objetivos de ordenar y mejorar los espacios públicos del Distrito de Gestión Especial Planicie del Río Luján.

https://www.facebook.com/javierparbst/posts/3411954095559509

“Viene gente de todos lados, sobre todo los fines de semana. Dejan su basura, hacen sus necesidades, molestan a los vecinos cuando están en estado de ebriedad y hasta usan el bote escolar. En las reuniones nosotros planteamos que, si desde la municipalidad van a venir a hacer algo, lo mejor sería que pongan cámaras y luces, por ejemplo. No hay luces en la calle y por eso es tierra de nadie de noche”, explicó Orue.

Algunos otros pedidos centrales a las autoridades son la instalación de alumbrado público, cámaras, baños químicos y mayor presencia policial durante los fines de semana, entre otros.

AC​

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *