En Mendoza abrieron teatros, casinos y hasta el turf



“Arriba el telón. Bienvenidos a una etapa nueva”. El grito liberador del artista circense Martín Sosa marcó el comienzo de una nueva normalidad para los teatros de Mendoza. A las 20 horas, del viernes 13 de noviembre, el cine teatro Imperial de Maipú abrió sus puertas al público.

Casi en simultáneo lo hicieron teatros de Buenos Aires, a partir de la habilitación administrativa que se publicó en Boletín Oficial de la Nación. En su raid de aperturas, la provincia del vino sumó este fin de semana a los casinos, las reuniones familiares en casas y, la próxima semana, los peloteros y el turf.

Teatro Imperial. El actor cincense Martín Sosa y el intendente de Maipú, Matías Stevanato, dejan inaugurada la vuelta de teatro presencial en la provincia cuyana.

Si bien el teatro Imperial, remodelado y rescatado por el municipio de Maipú, continuó activo este año con espectáculos por streaming, la vuelta a la presencialidad fue muy celebrada por vecinos y artistas del Gran Mendoza. El show del viernes, un espectáculo de covers del músico Dante Petricca, tuvo apenas 30 espectadores.

Se invitó a personal esencial –médicos, enfermeros, bomberos y preventores- que trabajó durante los meses más duros de la pandemia de coronavirus. El público general podrá ingresar desde la semana próxima, todos los viernes.

El Intendente Maipú, Matías Stevanato, anunció un beneficio extra para los artistas: “Vamos a reducir a 0 el porcentaje de borderaux (tasa impositiva) correspondiente al teatro. Así los artistas que actúen próximamente en el Imperial Maipú tendrán este beneficio que contribuirá en sus recaudaciones”.

La sala del Imperial tiene capacidad para 600 personas. Mientras continúe el alerta sanitario, podrán utilizarse 100 lugares. A las personas que ingresan al teatro se le toma la temperatura y se los rocía en las manos con un líquido sanitizante. Luego, deben completar una declaración jurado indicando que no han tenido síntomas de la Covid-19 ni han estado en contacto estrecho con algún enfermo en los últimos 14 días.

Frente el cine teatro Imperial de Maipú, en el Gran Mendoza. Bajo un protocolo sanitario, abrió sus puertas al público en la noche del viernes 13 d noviembre. Foto: José Gutierrez / Los Andes Covid-19 pandemia

Las cinco primeras butacas quedan liberadas para que los artistas puedan actuar sin barbijo y reducir el riesgo de contagio. En cada fila de 10, se ocupan tres lugares. Los espectadores quedan separados uno de otro en aproximadamente un metro y medio. El público debe mantener el tapabocas puesto en toda la función.

Por ahora, el Imperial solo funcionará como teatro. Si bien el gobierno de Mendoza, autorizó la apertura de salas de cines, los complejos no abrirán porque no hay circuito de películas en distribución ni estrenos para la pantalla grande. Los cinéfilos tendrán que esperar que el resto del país retome y se recupere cierta normalidad para que la vuelta del cine sea un negocio rentable.

“A las distribuidoras cinematográficas no les conviene estrenar en pocas salas y están guardando las películas taquilleras para el año próximo”, repiten los administradores de salas privadas y municipales.

Casinos, reuniones familiares y turf

A partir de este sábado, en Mendoza están habilitadas las reuniones familiares con ciertas restricciones. Pueden reunirse en ámbitos privados cerrados, hasta 10 personas., solo los sábados, domingos y feriados. También se recomienda el distanciamiento social -de más de 1,5 metros- y el uso de tapabocas en las reuniones.

El Instituto Provincial de Juegos y Casinos autorizó a partir de este sábado el funcionamiento de las salas de juegos y casinos en la provincia cuyana. La ocupación estará reducida a un 30% de capacidad de la sala y un máximo de 120 personas.

El horario de funcionamiento de los casinos será desde las 10 hasta la 00.30.

Los asistentes no podrán ir acompañados y deberán jugar máquina por medio. “Una vez liberada la máquina será sanitizada para poder ser utilizada por otro jugador”, detalla el protocolo provincial. Además, no está permitida la circulación dentro de la sala, hay que utilizar barbijo en todo momento y mantener la distancia social de 2 metros entre personas.

El personal deberá limpiar las máquinas una vez que se retira un jugador. Se realizarán limpiezas generales cada una hora y se mantendrán los espacios ventilados. A las personas mayores de 65, se les recomienda con asistir al casino por pertenecer al grupo de riesgo.

El otro avance importante en la liberación de actividades en Mendoza son los salones de fiestas infantiles, que se habilitarán desde el martes 17 de noviembre en un 50% de su capacidad de sala y con un protocolo similar a los restaurantes. Y el 22 de noviembre se reanudará el turf. La actividad se realizará siguiendo estrictos protocolos sanitarios y sin asistencia de público. Sólo podrán asistir al hipódromo tres personas por cada caballo que compita.

Las carreras se realizarán cada una hora para poder sanitizar las instalaciones y garantizar la menor circulación de personas posible.

Quienes quieran realizar apuestas deberán asistir durante la semana previa al evento a las ventanillas de hipódromo mendocino respetando las medidas de distanciamiento social. El día de la carrera solo podrán estar presentes los propietarios y cuidadores de los caballos que compiten.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *