En el Conurbano se agrava la crisis en la educación privada: crecen los cierres de escuelas y jardines



Con el pasar de los meses, la crisis económica a causa de la pandemia y la cuarentena se acrecienta todavía más. Y entre los sectores que están sufriendo sus efectos, están las instituciones educativas: tras casi un año sin clases presenciales, muchos establecimientos privados del GBA decidieron cerrar sus puertas para siempre -como es el caso del Instituto French de Ramos Mejía- mientras otros buscan evitar el cierre con la reducción de cursos.

En zona Norte estas consecuencias están a la vista de todos. Entre San Isidro, Vicente López y San Martín ya cerraron al menos seis escuelas de gestión privada y muchas otras atraviesan graves problemas.

La situación afecta a aquellos institutos con matrículas accesibles. En este contexto, los más perjudicados son los jardines y maternales.

En Florida. La escuela Konrad Lorenz también cerró sus puertas en Vicente López.

El motivo es que la educación en estos niveles no es obligatoria y -ante la crisis económica del país- muchos eligieron que sus hijos retomen las clases cuando puedan volver a las aulas.

“Sin los pagos es difícil sostenerse. Además, las cuotas y matrículas de estos lugares son bajas en comparación a primarias y secundarias. Si no hay alumnos, es complicado”, explica Martín Zurrita, secretario ejecutivo de la Asociación de Institutos de Enseñanza Privada de la Provincia de Buenos Aires (AIEPBA-JUNEP). Y agrega: “No es que hay un fenómeno masivo de cierres, pero la situación es compleja y empeora mes a mes”.

Según un relevamiento realizado por la asociación, muchas escuelas privadas de la Provincia proyectan cierres para fin de año a causa de la coyuntura actual.

En Vicente López (donde hay un 65% de instituciones privadas y la matrícula representa el 68%) cerraron la primaria Konrad Lorenz, una de las más icónicas del barrio de Florida, y los jardines Tiempos de crecer, Recreo y Acuarela.

La semana pasada, el cierre de del Instituto French en Ramos Mejía revolucionó la zona Oeste de Conurbano. Según un relevamiento de AIEPBA, gran parte de las escuelas privadas de Provincia proyectan cierres.

Este último, que funciona en Olivos desde 1992, vivió el proceso evolutivo hasta la decisión final.“En marzo la situación se mantuvo estable, en abril empezó a haber demoras en los pagos de los padres y desde mayo se empezaron a bajar entre 10 y 15 chicos todos los meses. A principios de octubre decidieron cerrar y nos lo informaron a través de un zoom”, explica la maestra Gabriela Saddemi.

En este sentido, el intendente Jorge Macri insiste a Provincia con el proyecto presentado por senadores de Juntos por el Cambio que establece una ayuda extraordinaria no reembolsable para los colegios privados de la PBA golpeados por la crisis del Covid-19.”Queremos que los chicos puedan seguir yendo a la misma escuela de siempre y que lo económico no sea un impedimento”, expresó.

En San Isidro cerró sus puertas el jardín Creciendo juntos y según confirman fuentes de AIEPBA también lo está evaluando un segundo.

Al respecto, el intendente Gustavo Posse declaró: “Las clases presenciales son lo único que me queda pendiente abrir, pero dependemos de Provincia que rechazaron la propuesta que presentamos sin siquiera haberla estudiado”.

Y explicó: “Es un protocolo de burbujas con 15 chicos. El docente no tiene contacto con ellos y se trabaja en ambientes aireados o campos de deportes municipales. Si dentro de la burbuja alguien tiene el virus, se toman las prevenciones necesarias”.

En San Martín, donde hay un 40% de escuelas de gestión privada con una representación del 42% de matrícula, cerró el jardín Mecki de Ballester. “No hay peligro de que cierre otro, aunque hay un alto nivel de morosidad en el pago de las cuotas (nivel secundario 70%, los otros niveles un 50%)”, explican fuentes municipales.

Y agregan: “La dificultad la sufren todos los niveles pero se nota más en inicial y maternal. En el inicio se la cuarentena, el Municipio recibió a todas las escuelas de gestión privada y les dio respuesta a sus demandas. Se las eximió de la tasa del ALSMI (Alumbrado, Limpieza y Servicios Municipales Indirectos)”.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *