Elon Musk y una pregunta inquietante: ¿quién controlará nuestro cerebro?



Y cuando parecía que ya habíamos visto todo en este 2020 llegó la conferencia de prensa del emprendedor multifacético Elon Musk, en la que mostró los avances de la compañía Neuralink, que se especializa en el desarrollo de interfaces cerebro-computadoras implantables.

El magnate sudafricano, líder de empresas de punta como Space X (transporte aeroespacial), Tesla (autos eléctricos y autónomos), SolarCity (energía solar) y OpenAI (inteligencia artificial), entre otras, ahora presentó Link V0.9, un dispositivo de 23 x 8 milímetros que se implanta limpiamente en la cabeza mediante un robot (también diseñado por Neuralink) y que permite registrar las actividades neuronales. Esa información se envía a una computadora o un celular a través de la tecnología Bluetooth y puede quitarse cuando uno quiera sin dejar secuelas. Un “Fitbit para el cerebro”, lo llamó.

Lo nuevo de Neuralink y su Link V0.9 no está tanto en la tecnología, , que ya existe y viene avanzando -aunque en forma más tosca- en distintos laboratorios (sobre todo de los Estados Unidos), sino en el modelo de negocios exitoso que muestra Musk en sus  emprendimientos. Lo que a todos hace pensar que “esta vez viene en serio”.

Musk mostró cómo el dispositivo registra la actividad cerebral de un cerdo (que estaba ahí presente). Informó que las primeras aplicaciones en humanos serán médicas -para solucionar problemas neurológicos como pérdida de memoria, ceguera o depresión, entre otros-, y que después no habrá límites.

Link V0.9, el nuevo dispositivo de Neuralink. AFP

Hablan de un vínculo directo entre el cerebro humano y la inteligencia artificial, de actualización de los niveles cognitivos (como un software o sistema operativo), de guardar los recuerdos en la memoria y hasta de comunicación entre personas, cerebro a cerebro. Son sólo algunas de las ideas que se enfrentarán -pronto- a todo tipo de dilemas éticos y a una pregunta inquietante: ¿quién controlará nuestro cerebro?

Pero falta para eso. El evento fue “sólo” para demostrar que todo sigue para adelante y, sobre todo, para seducir a dos segmentos de personas que Musk necesita para que sus planes avancen. los inversores: que deben aportar el financiamiento que esto requiere; y los especialistas: Neuralink lanzó ahí mismo un reclutamiento de ingenieros de las áreas involucradas. Deberán ser los mejores de cada una, claro.

Link V0.9, el nuevo dispositivo de Neuralink. AFP

Hay mucho más futuro que presente y esto dispara una reflexión sobre la importancia de la confianza en los negocios. Muy probablemente Musk consiga el dinero y los expertos que necesita, simplemente porque confían en él. 

Todo esto pasó la semana pasada. Abrumados por el coronavirus, las cuarentenas y las múltiples curvas del Covid, muchas veces dejamos pasar noticias tan relevantes como estas: acontecimientos que van a cambiar definitivamente nuestras vidas cotidianas.

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

IMAGESLOVER Photo Flip Day 1 CLip art of Flip Day 2