El presidente de la Magistratura defendió la movida K contra los jueces: “Hay muchos que entraron por la ventana”



El presidente del Consejo de la Magistratura, el juez Alberto Lugones, salió este lunes a respaldar la movida K para desmantelar tribunales que juzgaron a Cristina Kirchner y otros ex funcionarios y empresarios K. Lugones adelantó, además, que acompañará el proyecto que impulsa el Gobierno y que fue presentado en la Magistratura por el consejero que representa al Ejecutivo, Gerónimo Ustarroz.

“Aquí lo que ha ocurrido -continuó Lugones- es que hubo designaciones que no son habituales y se hacen a través del traslado de jueces, que está previsto solamente para casos puntuales”, sostuvo Lugones que aprovechó para criticar al macrismo: “Hubo toda una camada de jueces que entraron en el último Gobierno (por el de Mauricio Macri) que no tienen completado el acto complejo al que obliga la Constitución para tener estabilidad en el cargo”.

Mirá también

El jueves pasado, Ustarroz -que es hermano de crianza del ministro del Interior Eduardo “Wado” De Pedro- le pidió al Consejo estudiar unos 38 desplazamientos de jueces registrados durante el macrismo con la excusa de que “no cumplieron con todos los recaudos” legales y administrativos.

En una nota que fue enviada a la presidenta de la comisión de Selección, la diputada Graciela Camaño, solicitó que se expida sobre la validez de esos movimientos internos en la Justicia, y exige que el tema sea tratado el próximo jueves en el Consejo.

Para el Gobierno y el propio Ustarroz, los traslados de jueces no cumplieron con varios criterios legales. Pero la oposición, como adelantó Clarín, denuncia que buscan embestir contra la Justicia y ya adelantaron que votarán en contra. La votación está empatada, ya que oficialismo como oposición suman seis votos. Por eso la posición de Camaño sería definitiva para resolver.

Mirá también

Una situación similar se había dado cuando los K buscaban salvar en el Consejo al juez Rodolfo Canicoba Corral que finalmente decidió jubilarse para que se cierren los expedientes en su contra.

Lugones, un juez cercano a los K, es uno de los votos con los que cuenta el oficialismo en el Consejo. Se le suman Ustarroz, los legisladores kirchneristas Mariano Recalde, Inés Pilatti de Vergara y Vanesa Siley; y el académico Diego Molea.

En su defensa del proyecto para desmantelar tribunales, Lugones recordó que “la designación de jueces es un acto complejo” que pasa por la Magistratura, luego pasa una terna del Ejecutivo que luego lo manda al Senado”.

Mirá también

“En algunos casos el Gobierno anterior salió a pescar en la palangana, es decir que designó jueces determinados con objetivos determinados, violando el principio de juez natural”, criticó Lugones. “Hay muchos jueces que entraron por la ventana y algunos hablan de que se quiere desplazar a jueces independientes, pero lo cierto es que el paso del tiempo no puede reemplazar el vicio de origen de estas designaciones”, siguió.

Lugones también criticó a la oposición en el Consejo que se abroqueló para trabar la iniciativa. “Los que están defendiendo a ultranza a estos magistrados se deberían preguntar porqué el Gobierno anterior no les pidió el acuerdo”.

Mirá también

El listado de jueces que busca revisar el oficialismo parece tallado a la medida de los intereses de la ex presidenta Cristina Kirchner. Figuran los miembros de la sala I de la Cámara Federal porteña, Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi, quien antes habían estado en un tribunal oral federal. Desde la Cámara se encargan de revisar todas las causas que tramitan en Comodoro Py, muchas de ellas involucran a ex kirchneristas en casos de corrupción.

Mirá también

Bertuzzi, cuando integraba el Tribunal Oral Federal 4, fue uno de los jueces que condenó a Amado Boudou por el caso Ciccone. Ya en la Cámara, junto a Bruglia, se encargaron de ratificar todas las decisiones que tomó el juez Claudio Bonadio en la causa de los Cuadernos de las Coimas.

También hay jueces que juzgan a Cristóbal López por los $8.000 millones que no le pagó a la AFIP por el Impuesto al Combustible con su empresa Oil Combustibles y aparece el juez federal Federico Villena, que llevaba la causa por supuesto espionaje ilegal durante el macrismo y que ahora fue corrido.  

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *