El Parque Nacional Tierra del Fuego cumplió 60 años



Con un atípico aspecto: desierto de turistas por la pandemia de coronavirus, el Parque Nacional Tierra del Fuego, el más austral de la Argentina, cumple 60 años preservando casi 69.000 hectáreas de espectacular naturaleza, y transformado en uno de los destinos obligados para los miles de turistas que, antes de esta cuarentena, visitaban Ushuaia y sus alrededores cada año.

Creado el miércoles 30 de septiembre de 1960, es el único parque nacional del país que combina ambiente marino, boscoso y de montaña, en un ambiente de costa marina, lagos, valles, extensas turberas y bosques poblados por lengas, guindos y ñires.

Todos estos ambientes crean un escenario singular, de gran belleza paisajística y también con historia, por el recorrido del Tren del Fin del Mundo.

El Parque Nacional Tierra del Fuego es el más austral del país. Foto Andrés Camacho

La mejor época para visitar el parque, ubicado a 10 kilómetros de la ciudad, es entre octubre y abril, tiempo ideal para recorrer una red de senderos bien señalizados que suma 40 kilómetros y visita postales como la bahía Lapataia, donde finaliza la famosa Ruta Nacional 3 luego de recorrer casi 3.200 kilómetros desde la Ciudad de Buenos Aires.

Otos puntos a visitar son el lago Roca, el Hito XXIV (límite con Chile), la ensenada Zaratiegui, la cascada del río Pipo y el mirador Pampa Alta, entre otros puntos.

También es muy recomendable la caminata por la Senda Costera, que brinda magníficas panorámicas de la costa del mar y sus playas rocosas.

En otoño los bosques de lenga adquieren espectaculares tonalidades Foto: Shutterstock

En el parque pueden encontrar especies como el guanaco, el huillín, el zorro colorado fueguino, exclusivo de la isla, y los castores, especie de la que fueron introducidos sólo 20 ejemplares en la década de 1940, y terminaron convirtiéndose en plaga.

Además, la variedad de aves debido al encuentro entre tierra y mar es notablemente rica. Asociados al agua y sus costas están el cauquén caranca, símbolo del Parque Nacional; el albatros ceja negra; el quetro o pato vapor austral; ostreros; gaviotas y macaes.

Dentro de los bosques y sus alrededores la cachaña, el carpintero gigante, el rayadito y el zorzal patagónico son las principales especies.

Un sendero nevado por el Parque Nacional Tierra del Fuego. Foto. Shutterstock.

Un tren con historia

Una particularidad de este parque es que un sector del mismo es recorrido por el mítico Tren del Fin del Mundo, en el que se pueden revivir los últimos siete kilómetros del antiguo recorrido del tren de los presos, que partía desde la cárcel de Ushuaia hacia la ladera del monte Susana, donde los reclusos obtenían distintos materiales para la construcción, como piedras, madera, y también leña para calefacción.

A bordo del tren, hoy acondicionado para el turismo, se narra la historia en siete idiomas mientras por las ventanillas desfilan paisajes como el zigzagueante río Pipo, la cascada Macarena, el cementerio de árboles y el bosque; desde elegantes coches con amplios ventanales tirados por antiguas locomotoras a vapor.

El Tren del Fin del Mundo recorre una parte del parque nacional.

El tren estuvo 40 años sin funcionar, hasta que en 1994 retomó parte del antiguo recorrido que realizaba el antiguo tren de los presos. Actualmente la estación de partida se encuentra a ocho kilómetros de la ciudad y a las puertas del Parque Nacional.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1