El Papa vuelve a la cuarentena: un cardenal muy cercano está internado con coronavirus



La notable expansión del coronavirus en la segunda oleada obligó al Papa Francisco a volver a la cuarentena, conmovido por la gravedad del estado del cardenal Gualterio Bassetti, de 78 años, su amigo personal, contagiado e internado en terapia intensiva en Perugia, ciudad del centro de Italia de la que es arzobispo.

Bassetti es el presidente de la Conferencia Episcopal de Italia, institucionalmente la más importante de la Iglesia porque el pontífice es su líder natural como obispo de Roma.

La Santa Sede, que ha restringido al máximo sus actividades púbicas anunció el cierre a los visitantes de los Museos Vaticanos y la Capilla Sixtina y también señaló que Francisco, de 83 años, decidió suspender las audiencias públicas.

Jorge Bergoglio celebró la semanal audiencia general en la biblioteca privada pontificia, situada en el Palacio Apostólico vaticano, con la presencia de solo diez sacerdotes. En su homilía, transmitida por el Centro Televisivo y la radio del Vaticano a todo el mundo, como había hecho durante la primera oleada de la pandemia, el Papa argentino instó a la gente a seguir las recomendaciones de los gobiernos para impedir los contagios.

Más de una decena de miembros de la Guardia Suiza, en el Vaticano, se contagiaron el coronavirus. Foto: AP

Trece guardias suizos, el pequeño ejército de 135 soldados que protege al pontífice desde el 1500, se contagiaron hace dos semanas del Covid-19.

El Papa no volvió a quejarse como en el verano, cuando dijo que se sentía confinado en una jaula. Señaló que “por desgracia” es necesario restablecer las medidas restrictivas “para defendernos de la pandemia”.

Las audiencias generales habían sido suspendidas en marzo, cuando estalló la primera fase de la epidemia, y restablecidas en setiembre con la presencia de solo 500 fieles.

En Navidad las celebraciones se realizarán con la presencia de reducios grupos de fieles. El 25 de diciembre se permitirá la entrada limitada de los peregrinos a la plaza de San Pedro para el tradicional mensaje de Navidad del Papa y la bendición “urbi et orbi” (a Roma y el mundo) desde el balcón de la logia central de la basílica.

El Papa continuará con la celebración del “Angelus”, como siempre el mediodía los domingos, en los que se lo ve desde lejos, asomado a una ventana del estudio pontificio en el tercer piso del Palacio Apostólico. Habla a una multitud distribuida con las distancias de seguridad en la plaza de San Pedro.

Vaticano, corresponsal

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *