El mundo cambió para siempre, pero Messi volvió como si nada hubiese pasado



“Pienso que el fútbol, como la vida en general, no volverá a ser igual”, dijo Lionel Messi el 31 de mayo, cuando España salía poco a poco de la crisis sanitaria que causó miles de muertes por culpa del coronavirus​. Entonces la vuelta del fútbol todavía parecía lejana.

Messi tenía razón en casi todo. El mundo claramente cambio. El fútbol también cambió con esas tribunas vacías que por tele se ven repletas. Barbijos, guantes, distanciamiento social. Lo que no cambió, en estos 98 días sin fútbol en LaLiga, fue Messi. Sigue siendo el gran “influencer” del planeta redondo.

Es cierto que Mallorca opuso muy poca resistencia en Son Moix. De hecho, el equipo de Quique Setién se puso 1-0 antes del minuto de juego. Esa acción que culminó en el gol de Vidal fue la única de transcendencia en el resultado en la que no tuvo nada que ver el rosarino.

Después, con intermitencias lógicas -esas que siempre tiene y que son aún más lógicas si se tiene en cuenta que estuvo más de tres meses sin jugar-, Messi manejó el partido a voluntad.

Messi ya definió de derecha. Golazo. Foto: Reuters

El cabezazo oportuno para habilitar al bueno de Braithwaite, el pase de memoria para Jordi Alba y la obra de arte del final hecha absolutamente toda con el botín derecho alcanzaron como prueba evidente de que Messi no cambió. Es el mismo de siempre. O, tal vez, mejor que su última versión prepandemia.

Mirá también

Es que, por lo que mostró en las Islas Baleares, volvió con todo el hambre del mundo para terminar de la mejor manera esta temporada diferente por donde se la mire. Sabemos que es un tipo obstinado. Y cuando se pone en modo Jordan y va por algo, dificilmente se le escape.

Ojo, no hay que entusiasmarse  más de la cuenta. Todavía queda mucho por recorrer. Se viene un maratón importante de partidos y el parate ya marcó una tendencia: obliga a estar atentos ante la posibilidad inminente de lesiones. De hecho, el argentino tuvo que tomarse un mini descanso en plena preparación para la vuelta.

Mirá también

Messi, el mismo Messi de siempre, va por todo. Quiere la Liga que seguramente se definirá mano a mano con Real Madrid. Quiere la Champions League, esa que se le niega desde hace 5 años. No importa que ya no tenga barba. De hecho, con el nuevo look -que fue furor en las redes y se ganó los siempre rendidores memes- parece que rejuveneció varios años. 

Mirá también

Sabe además de que no tiene que administrar energías porque la Copa América, esa que iban a organizar Argentina y Colombia a coro y que debió haber empezado este viernes, se pasó para 2021. Al Barcelona le puede entregar todo lo que le queda en el tanque de nafta, ese que además pudo recargar -con premium al parecer- durante el parate forzado.

El coronavirus cambió a la humanidad. El planeta seguirá alterado por mucho tiempo más. Nada sería igual. Salvo Messi, claro, que volvió como siempre, como si el mundo, simplemente, se hubiese detenido apenas por un ratito.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1