El hermano de Chiquito Romero, segundo caso de coronavirus en las “burbujas” del básquet



Las burbujas de la Liga Nacional sumaron un caso positivo de Covid-19 en la tarde de este miércoles, cuando a través de sus redes oficiales, Gimnasia de Comodoro Rivadavia comunicó que Diego Romero contrajo coronavirus. El pivote del equipo sureño quedó aislado pero el partido de sus compañeros ante Boca, horas más tarde de la confirmación del contagio, igualmente se disputó.

“El jugador presentó síntomas tales como dolor de garganta y cabeza. De manera preventiva se aisló en su habitación y se le realizó el hisopado. Hoy el equipo médico de la organización informó que el resultado por Covid-19 fue positivo”, se informó a través de las redes del equipo de Comodoro.

El texto agrega que “el Dr. (Oscar) Licciardi detalló que ‘se encuentra en buen estado general y no presenta mayores síntomas. Se le van a realizar los seguimientos y los controles para ver su evolución en manera conjunta con Dr. Grippo’ (sic)'”.

Si bien el protocolo indica que en situaciones como la sucedida, el jugador y su compañero de habitación serán aislados, en el caso de Romero (hermano de Sergio, arquero del Manchester United y figura de la Selección en el Mundial 2014) sólo fue necesario que él lo hiciera, dado que duerme solo. Gimnasia, parte de la Conferencia Sur, se aloja en el hotel Ramada de Vicente López.

COMUNICADO OFICIAL SOBRE DIEGO ROMERO

El jugador presentó síntomas tales como dolor de garganta y cabeza. De manera preventiva se aisló en su habitación y se le realizó el hisopado.

Hoy el equipo médico de la organización informó que el resultado por Covid 19 fue positivo. pic.twitter.com/Wd3K2pJ1cQ

— Gimnasia Comodoro (@GyECR) November 11, 2020

El jugador y sus compañeros habían sido examinados por última vez el pasado jueves por la mañana y el resultado del hisopado les había dado a todos negativo. 

Desde que comenzó a sentir las primeras molestias, Romero se quedó en su habitación, donde permanece aislado. De hecho, en el partido de este último martes, ante Bahía Basket, no participó. Fue él quien dio aviso de sus síntomas, lo que permitió que se activara el protocolo.

Sin embargo, sin precisiones (lógico) respecto a cuándo pudo haberse contagiado pero con la certeza de que el último examen fue el jueves, el viernes fue parte del encuentro de su equipo ante Argentino de Junín (cumplió una estupenda actuación con 24 puntos, 11 rebotes y 5 asistencias) y el sábado repitió presencia ante Hispano Americano.

A esos equipos, por lo pronto, nadie les avisó hasta la noche del miércoles que deban someterse a ninguna clase de análisis o hisopado. Y eso no ocurrirá.

Romero es capitán y símbolo de Gimnasia de Comodoro Rivadavia. Foto La Liga Contenidos

Incluso, los compañeros de Romero jugaron en la noche del miércoles ante Boca, al que vencieron por 98 a 66, sin haber sido hisopados todavía (sucederá, se estima, en las próximas horas, ya que eso se hizo la semana pasada ante otro caso en Atenas) para conocer si hubo algún otro contagio.

La situación difiere de lo que, por ejemplo, ocurrió en distintas ocasiones en la Liga ACB de España, uno de los espejos en que la Liga Nacional puso sus ojos para replicar el formato “burbuja”.

Allí, por caso, hace apenas una semana se suspendió el partido que debía jugar el Real Madrid de los argentinos Facundo Campazzo, Nicolás Laprovittola y Gabriel Deck ante Gran Canaria por un positivo en ese club.

Según explican desde el Comité de Crisis conformado por la Asociación de Clubes, la Confederación Argentina de Básquetbol y del que también participa la Asociación de Jugadores, la clave es “monitorear los casos estrechos”.

En ese sentido, en principio no se considera a los compañeros y rivales como tales porque no cumplen con los criterios establecidos por el propio Ministerio de Salud de la Nación. Para ser “contacto estrecho”, aseguran, se debe haber estado cara a cara -a menos de 1,5 metros- con una persona durante 15 minutos o durante dos horas en un ambiente cerrado.

Pese a que llama la atención y es fácil imaginarse a cualquier jugador contagiado respirándose y rozándose durante 40 minutos con compañeros y rivales, médicamente esos contactos no califican. “¿Puede esa situación provocar un contagio? Sí. Pero no entra en la categoría de ‘contacto estrecho’. Si eso fuera considerado así, directamente no se podría hacer la Liga”, argumentan.

De todos modos, lo más probable es que los compañeros de Romero sí sean examinados. “Si hay algo en lo que no se va a escatimar es en testeos”, prometen. Y avisan: “Es probable que eventualmente surjan más casos”. La clave será cómo se contienen.

Mirá también Mirá también

FK

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *