El Gobierno estableció los requisitos para el ingreso a la Argentina de turistas de países limítrofes



La titular de la Dirección Nacional de Migraciones, Florencia Carignano, confirmó que se dispuso autorizar dos vías para el ingreso de turistas de países limítrofes, en el marco de la nueva extensión de la cuarentena por coronavirus: el Aeropuerto Internacional de Ezeiza y la terminal marítima de Buquebús en la Ciudad de Buenos Aires.

Esta apertura de fronteras que posibilitará el turismo regional se concretará a partir de las 0 horas del viernes, pero sin que se modifiquen las condiciones de ingreso de argentinos y residentes en el país, que lo podrán seguir haciendo por vía aérea, marítima o a través de los cinco puestos terrestres actualmente habilitados.

Según indicó Carignano, los nacionales y extranjeros residentes en países limítrofes, para poder ingresar a territorio argentino, tendrán que presentar un test PCR negativo y un seguro médico Covid, además de la declaración jurada on line, que es un requisito migratorio obligatorio para toda persona que quiera ingresar a la República Argentina.

Con respecto de la Declaración Jurada Electrónica, tendrá que ser completada indefectiblemente dentro de las 48 horas previas al embarque, explicó la funcionaria a través de un comunicado difundido por el Ministerio del Interior.

La terminal de Buquebus en Puerto Madero será la otra vía de ingreso para turistas de países limítrofes.

En el caso de los argentinos que ingresen al país en las mismas condiciones que los extranjeros de países limítrofes, es decir, por Ezeiza o la terminal de Buquebús, podrán optar por la realización de un test PCR o la cuarentena obligatoria, mientras que en los pasos fronterizos seguirá siendo obligatoria la cuarentena de 14 días, a realizar en el domicilio que declaren.

Los extranjeros deberán cumplir sin excepción los tres requisitos ya que, en caso contrario, no podrán ingresar a la Argentina. Además, estarán alcanzados por lo establecido en la Decisión Administrativa (DA) de Jefatura de Gabinete que regula la actividad turística, agrega el comunicado.

A la vez, las compañías aéreas y la empresa de transporte fluvial que operan en el tránsito de extranjeros deberán exigir el cumplimiento de las medidas establecidas previo al embarque de las personas. De no hacerlo correctamente, será plausible la aplicación de multas.

Las medidas de seguridad sanitaria obligatorias vigentes en todos los ingresos al país, consistentes en distanciamiento social, toma de temperatura, utilización de barbijos, en otras, siguen en plena vigencia, se especificó.

Florencia Carignano, directora de Migraciones, y Wado de Pedro, ministro del Interior. Foto Ministerio del Interior

Si bien la cuarentena decretada en marzo –y prorrogada en repetidas oportunidades– establecía la prohibición de ingreso de extranjeros no residentes a la Argentina, la última extensión del aislamiento por coronavirus habilitó el ingreso por turismo de nativos y extranjeros radicados en los países limítrofes.

La actividad turística, que también había sido suspendida, tuvo un regreso paulatino en las últimas semanas, primero con permisos para el turismo interno en cada provincia, luego con la habilitación de vuelos de cabotaje y con habilitaciones provisorias para ensayos en ciudades como Bariloche.

La semana pasada, luego de que Uruguay anunciara el cierre de sus fronteras en la época estival, el ministro Matías Lammens adelantó que la Argentina abriría las puertas al turismo extranjero de países limítrofes, como manera de buscar el repunte del rubro.

El otro objetivo es el fortalecimiento del ingreso de dólares en medio de las dificultades que atraviesa el Gobierno nacional en sus reservas.

Con información de Télam

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *