El día que nadie disfrutó la nieve: Bariloche se cubrió de blanco, pero las calles estuvieron vacías por la cuarentena



La primera nevada del año llegó a una Bariloche vacía de turistas y con fuertes restricciones para la circulación de sus habitantes. El coronavirus y la cuarentena​ cambiaron el rostro del sur en esta época.

Alrededor de las 7 de la mañana de este lunes comenzaron a caer los primeros copos sobre la ciudad y se cubrieron los cerros y montañas de los alrededores.

De acuerdo al Servicio Meteorológico Nacional la mínima del día alcanzó los -3 y la máxima fue de 6 grados. Las nieves se mantendrán hasta el viernes inclusive alternando con lluvias, cielos parcialmente nublados y mínimas de hasta -4 grados, indica el pronóstico del organismo.

La nieve cubrió la ruta 40 en el tramo que une a El Bolsón con Bariloche de manera que Vialidad Nacional indicó el uso de cadenas al transporte que transita con autorización.

Bariloche, con nieve y sin turistas por la pandemia de coronavirus. (Marcelo Martínez)

En esta ocasión la nevada no trajo consigo mayores expectativas. Por el contrario, a medida que se acercan las fechas de la temporada alta de vacaciones el panorama se observa cada vez más complejo. Un comunicado de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de la localidad reveló que al menos 10 restaurantes y cafés de amplia trayectoria en el rubro han decidido cerrar sus puertas definitivamente.

Los gastronómicos detallan que las alternativas aceptadas por la autoridad sanitaria como los retiros en la puerta no son “funcionales en una ciudad como Bariloche”. Tampoco la distribución a domicilio de comida es sencilla en una zona donde abundan los accidentes geográficos naturales y hay barrios y poblaciones distantes a más de 30 kilómetros del centro.

En Bariloche se mantienen 17 casos activos de coronavirus, 138 dados de alta y un fallecimiento. Como la circulación del virus todavía es comunitaria, la ciudad fue incluida por el Gobierno Nacional para sostener el aislamiento social y obligatorio.

Mirá también

La semana pasada el municipio presentó un plan de 100 días divididos en 6 fases para sacar a la ciudad cordillerana de la cuarentena​. Desde el gobierno local autorizaron caminatas de 500 metros a la redonda, el uso de bicicletas y se ampliaron algunos horarios comerciales hasta las 19 horas aunque las limitaciones de movimiento y contacto personal se mantienen –al menos en los papeles- básicamente en su versión más estricta.

El intendente Gustavo Gennuso adelantó que espera el aval de Nación para seguir adelante con su plan y no retroceder en la ampliación de criterios. Por el contrario su proyecto abarca extender el horario de comercios no esenciales.

“¿Vamos a poder salir a jugar con la nieve?”, se pregunta de un modo un poco irónico una vecina que festeja las primeras precipitaciones de la temporada frente a su casa de avenida Pioneros al 4500. Es una tradición que con la llegada de la nieve las familias o grupos de amigos barilochenses se lancen a la calle para iniciar guerras o tirarse de panza sobre la alfombra blanca. Una diversión que resulta improbable a la sombra de las actuales normativas sanitarias.

Bariloche, con nieve y sin turistas por la pandemia de coronavirus. (Marcelo Martínez)

Por el momento no hay confirmaciones oficiales sobre lo que ocurrirá tampoco con la temporada de esquí. Según pudo averiguar Clarín la intención del municipio es que el cerro Catedral opere de manera limitada para el turismo local y regional cuando las rutas se abran. La temporada de este deporte arranca el mes próximo y se prolonga hasta septiembre.

La ciudad recibe entre julio y septiembre a alrededor de 400 mil visitantes, más de 60 mil de ellos de origen brasilero. Una cifra que este año seguramente no se repetirá.

“El turismo está parado al 100%. Hay noticias de protocolos conjuntos entre Neuquén y Río Negro, pero no sé si Nación lo aprobará. Lo veo poco probable pero no imposible. Y el turismo de invierno desde Brasil es imposible”, asegura a Clarín Diego Bonardi, reconocido guía de los Walking Tours por la ciudad que sufre en primera persona la crisis generada por la pandemia.

Mientras el invierno se acerca, el Centro Cívico de Bariloche permanece vacío y no hay turistas que extiendan sus manos hacia los copos que inauguran el siempre esperado invierno en la Patagonia.

DD

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1