El déficit fiscal de agosto fue de $ 89.499 millones, menor al esperado por analistas



Con recursos que empiezan a evidenciar una mejor performance y un gasto que aminora su ritmo de expansión, en agosto se registró un déficit fiscal primario (antes del pago de intereses de la deuda) de $ 89.499 millones, por debajo de proyecciones privadas que llegaban al doble.

Cuando se suma el pago de intereses de la deuda pública, el déficit financiero fue de $ 145.552 millones, según informó el Ministerio de Economía este lunes.

En el acumulado de los primeros ocho meses de 2020, pandemia mediante (que implicó que la recaudación fuera baja por menor actividad y que el Estado gastara más para paliar los efectos económicos del coronavirus), el rojo primario superó el billón de pesos y cerró en $ 1,13 billones, equivalente a 4,3% del PBI, calculó Guido Lorenzo, de LCG, una de las consultoras que estimaba que el rojo primario iba rondar los $ 180.000 millones.

Juan Ignacio Paolicchi, de EcoGo, también hizo números y le dio similar, un déficit primario acumulado de 4,2% del PBI. “Se ve un gasto que empieza a desacelerar en el margen y los ingresos empiezan a recuperarse. Si bien estamos arriba del acumulado de 2019, el margen para estabilizar es altísimo”, mencionó.

De hecho, entre enero y agosto del año pasado el resultado fiscal primario arrojó un superávit de 0,2% del PBI, en un período en el que el objetivo era cerrar 2019 con las cuentas equilibradas. 

En agosto, el gasto primario ascendió a $ 522.033 millones, una suba de 56,9% en comparación con igual mes de 2019, “lo cual refleja el sostenimiento de las medidas de protección con destino a las familias, el empleo y la producción en el marco de la pandemia”, menciona el comunicado oficial.

Para sostener el bono IFE y el programa ATP, principalmente, las transferencias corrientes más que se duplicaron (110% aumentaron). Los subsidios a la energía, en cambio, crecieron a un ritmo menor que meses previos, un 7,3% frente a agosto del año pasado, producto de menores pagos efectuados a CAMMESA (Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico), se explicó.

Las transferencias a las provincias registraron una suba de 62,3%, explicado en su mayoría por los convenios de asistencia financiera. Las prestaciones de la seguridad social crecieron 44,9%, en línea con la inflación.

El gasto de capital, que el Gobierno pretende que sea eje de la recuperación en 2021, registró una caída de 14,4% en agosto en la comparación interanual.

Los ingresos totales ascendieron a $ 432.533 millones, una variación de 24,9% frente a agosto del año pasado. En particular, los ingresos tributarios crecieron 32,4%, detalló el Ministerio a cargo de Martín Guzmán.

Las rentas de la propiedad registraron una caída de 27,2% explicado por la suspensión del pago de cuotas de los créditos otorgados por la ANSES con ”el objetivo de morigerar los efectos de la crisis sobre las familias”, se justificó de manera oficial.

Si bien desde el Ministerio de Economía habían dicho que el déficit primario (antes del pago de intereses de la deuda) iba a terminar en torno a 6% y 6,5% del PBI, del Presupuesto presentado surge que ese número llegaría a 8,5% del producto. Pero los analistas creen que estará por debajo del 8%. 

NE

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1