El curioso caso de Sabrina Ameghino: asintomática y luego de 4 hisopados se enteró que tiene coronavirus



-Kari, mirá me pasó esto: soy positivo, ¿qué hacemos?

-Tranqui, Sabri. Te lo llevo a la puerta de tu casa y me pagás por Mercado Pago.

De no haber sido atleta de alto rendimiento, Sabrina Ameghino​ nunca habría entrado en el listado nacional de los más de 100 mil infectados de coronavirus. Como integrante del seleccionado argentino de canotaje, la campeona panamericana en Lima debía someterse a dos tests para poder ir a la concentración. El primero fue el 6 de julio, el mismo día en que cumplió 40 años; incluyó hisopado y extracción de sangre y ambos dieron negativos.

El segundo fue el 13 y desde entonces, entre pruebas y contrapruebas, está aislada en su casa de Berisso junto a Vera, su hija de 15 años. En la misma situación están sus padres, su hermana y el remisero que la llevó a Capital Federal a hacerse los estudios en el laboratorio que le indicaron el Enard y la Secretaria de Deportes de la Nación.

“Ese segundo test me da negativo en sangre pero positivo el hisopado. Me explicaron que al no aparecer en sangre, no tuve el virus, pero el hisopado demuestra que me lo agarré en ese momento o el día antes, vamos a suponer. Me preguntaron con quién había estado 48 horas antes, que eran mis viejos, mi hermana y Vera. Y todos entramos en protocolo de aislamiento, más el chofer del remis que me llevó al laboratorio”, le cuenta la palista a Clarín mientras saborea un bowl de frutillas y arándonos porque el coronavirus, en su caso, se presentó sin fiebre ni pérdida del gusto u olfato.

Sin embargo, esa comunicación del laboratorio no fue la última: a la noche, le enviaron una contraprueba negativa y argumentaron que seguramente el positivo se había dado por una “contaminación en la prueba”. “No me deja muy tranquila y llamo al municipio. ‘¿Por qué no me hisopan de carácter oficial y evitamos otro inconveniente?’, les dije. Así que el miércoles (15 de julio) a la mañana me fui a hisopar y el jueves, por presión de las autoridades del Enard y la Secretaria de Deportes, vino el laboratorio a mi casa y me hisoparon por cuarta vez. Las últimas dos veces sin muestras de sangre”, aclara.

El viernes a las 8 de la mañana, la primera noticia que recibió fue del laboratorio: negativo. Pensó que era el final, que todo había sido un malentendido. Incluso, escribió en su cuenta de Instagram un descargo para contar cómo había sido el proceso y que, afortunadamente, no había de qué preocuparse.

“Pero no. A las nueve de la noche, el otro resultado que me llega, que es el oficial porque fue realizado por el municipio, me da positivo”, dice, al tiempo que remarca como “poco serio” el accionar del laboratorio privado, al oficializar un positivo y decir que existe la posibilidad de que la prueba se contaminara. “Me quedo con el que me hicieron desde el municipio, que fue uno solo y se considera de carácter oficial y me sube al listado nacional de contagiados. Menos mal que desde el 13 estoy encerrada y a la miércole”, reafirma.

Ver esta publicación en Instagram

Hola a todos, mi nombre es Sabrina Inés Ameghino, soy mamá de una hermosa adolescente, soy hija de padres trabajadores, tengo tres hermanas, tengo a mi abuela, mis tías y tíos, tengo a mis primas y primos, tengo a mi novio, amigas, amigos y además soy parte de un equipo nacional, lo que me hace compañera también. Hace tiempo estudié y hoy soy Licenciada en Relaciones Públicas. Soy una persona, ser humano, soy un individuo y como tal siento y vivo, soy vulnerable a las mismas afecciones que el resto de los mortales. Desde hace unos días me tocó vivir una situación muy particular… Desde el Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo y desde la Secretaría de Deportes de la Nación se nos pidió que nos realizáramos testeos contra el Covid19 para poder reunirnos y entrenar (se conoce como concentrar). Bien, el día 6 de julio, día de mi cumpleaños número 40, me realizo el primer testeo y muestra de sangre en un laboratorio que nos fue indicado desde los mencionados entes deportivos, los resultados del testeo y prueba sanguínea dieron negativos para Covid19. A la semana siguiente me someto a la segunda prueba la cual dio negativo en sangre y positivo en el hisopado, este resultado me hacía ser positiva en Covid19. Informé a quién correspondía, procedimos con los protocolos de aislamiento tanto mío como de mi hija, mis padres y mi hermana. A las 8/10 hs me entregan la contraprueba que da negativa. Por precaución pido a las autoridades municipales me hisopen nuevamente, lo cual fue hecho el día martes a la mañana. El día miércoles también me vuelven a hisopar, vienen desde el laboratorio que supuestamente contaminó mi muestra anterior y hacen el hisopado en mi domicilio, cuyo resultado recibo hoy jueves 17 de julio: NEGATIVO. Ahora bien, entiendo perfectamente que somos individuos y que cada uno de nosotros acciona y reacciona en base a algo que se llama percepción selectiva, es un proceso que se forma en cada uno de nosotros alimentado de cada experiencia que hemos tenido, de nuestra educación y formación, cada quién actúa de forma muy diferente a un mismo estímulo o situación…

Una publicación compartida de Sabri Ameghino (@sabri.ameghino) el 17 Jul, 2020 a las 11:37 PDT

Sabrina no tuvo síntomas. “Ni un dolor corporal. Yo no sentí nada. Te juro que te da una bronca, una impotencia. Hoy me gustaría ser bioquímica, por ejemplo. Tendría que ser bioquímica y analizarme yo sola. No te deja en paz la situación. Pero mi cabeza está tranquila porque sé que hice las cosas bien y de manera responsable. Lo único que me indignó fue cómo se manejaron algunas cosas, cómo un laboratorio informa esto y después lo otro y cómo puede ser que un laboratorio dé un negativo y otro un positivo. Eso es en definitiva lo que a mí me generó tanto incertidumbre pero, te repito, yo estoy tranquila porque hice lo que tenía que hacer para proteger a los míos y al resto”, confirma.

-Imagino tu preocupación en medio de la incertidumbre de no haber contagiado a tus papás, que son personas de riesgo.

-Totalmente. O el de la carnicería o el de la farmacia. A mí me preocupa mi responsabilidad civil, porque si no me hago los hisopados, ni me entero de todo esto y por ahí andaba contagiando gente por la vida, como por ahí no, porque por ahí todo esto salió mal y es un error de laboratorio. Pero como no lo sé, prefiero estar aislada en mi casa.

-¿Y qué cambió desde el positivo?

-Sigo encerrada y con la nena nos mantenemos cada una en su pieza. Como siempre estuvimos juntas desde el aislamiento social, preventivo y obligatorio, si la contagié, ya lo hice. Los únicos recaudos que tenemos que tener ahora son evitar compartir el mate, si cocino hacerlo con barbijo, no tener la misma toalla en el baño y de ser posible ir repasando el baño cada vez que lo uso. En realidad estoy bien y haciendo vida normal dentro de mi casa porque no tengo nada. Ellos me dijeron que si no tengo síntomas, simplemente es esperar diez días y se supone que entonces me darían el alta. Lo que me enoja es no poder entrenar ni moverme, porque como afecta las vías respiratorias y el sistema cardiovascular los médicos del Enard me dijeron que por favor me quedara en el molde. Más que nada es eso. Para mí no cambió en nada, solo que tengo que estar quieta y no puedo salir a hacer mandados.

Sabrina Ameghino y su hija Vera durante una entrevista con Clarín en su casa de Berisso. Foto: Martin Nievas

-¿Te da miedo de haberte contagiado cuando te hicieron uno de los hisopados?

-Totalmente que sí. Fue lo primero que se me cruzó por el cerebro porque fue lo único diferente que hice, ¿no? Pero no quiero pensar más, no me quiero maquinar más. La realidad es que mi familia y la gente que me rodea están bien. Me quedo tranquila con eso.

-¿Te sentiste obligada a contarlo?

-Un poco sí. Por los rumores en la ciudad, de la gente que lo quería comentar como, no sé, si se sintieran más importantes al decir ‘mirá lo que me enteré’, sin tener la certeza, porque ni yo la tenía. Entonces, ¿qué es lo que comentás? En ese sentido me sentí obligada para proteger a los míos: a papá, a mamá y a la nena, básicamente. Porque mis viejos tuvieron que atender el teléfono y dar explicaciones a gente que…. nada. Por eso, hice el descargo que hice. Y les dejé a todos en claro que desde el 13, desde el día 1, estamos en aislamiento. Para que nadie se preocupe: no hubo ninguna irregularidad, nadie hizo nada incorrecto ni yo fui irresponsable. La gente del club entró en pánico, se quisieron ir a hisopar. Y yo los había visto de lejos, ¿entendés? Yo voy a remar sola, no tengo contacto con la gente. Pero genera un pánico y una paranoia bastante particular.

Mirá también

-En los reportes oficiales no se dan las identidades de los contagiados. En cambio, con vos ya se conocieron los nombres de tres deportistas de alto rendimiento (Agustín Vernice y Santiago Grassi, los otros). ¿Por qué?

-Entiendo que debe haber como esta cacería de brujas. No te olvides que cuando se hizo el decreto para que podamos entrenar había mucha pelea y muy poca gente a favor. Fue muy duro conseguirlo. Entonces me parece que esto les sirven a estas personas que estaban en contra para decir ‘mirá, te lo dije’. Y la realidad es que somos seres humanos y así como salí a entrenar, también salí al supermercado. No podés decir en qué momento yo me contagié. No fue por salir a entrenar, fue porque uno está viviendo acá y vive la misma situación que el resto.

-Antes de los anuncios de Alberto Fernández del viernes, ¿había temor de que por los casos positivos no permitieran continuar con los entrenamientos?

-Es lo que más nos preocupaba a todos porque viste que a veces por el pánico que se genera y la psicosis que le agarra a la gente, se toman decisiones en caliente sin evaluar. Por eso, hice el descargo que hice, para no perjudicar a ningún compañero que usa la celeste y blanca, porque nosotros queremos entrenar. Me deja tranquila que no pare nadie porque quiero ver mucho celeste y blanco en Tokio​, ¿me entendés? O cuando sea, cuando nos dejen competir.

Mirá también

-Tu caso deja la sensación de que le puede pasar a cualquiera tener COVID-19. ¿Qué conclusión te deja a vos?

Lo que creo personalmente, y después de esta experiencia, es que si no estás realmente afectado por el COVID porque no tenés todos los síntomas o no lo tenés presente en sangre, es muy difícil de detectar. Y ante la primera duda te dan positivo para evitar situaciones complicadas. Esa es la única conclusión a la que pude llegar en toda esta odisea. Ahora es esperar hasta el viernes 24 para que me dejen salir a entrenar.

Llaman a la puerta. Es la verdulería de Kari. Sabrina y Vera saben lo que tienen que hacer: no entrar en contacto con el repartidor y desinfectar todo, como antes de que la campeona en Lima diera positivo.

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA





Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *