Efecto cuarentena: un hombre manejó 960 kilómetros para ir a cortarse el pelo



El aislamiento al que ha obligado la pandemia de coronavirus cambió radicalmente las costumbres. Por necesidad, moda o rutina, ir a la peluquería se había convertido en salida habitual.

Por algunas de estas razones, o por todas, es que J. Farr, un joven de 28 años que vive casi totalmente aislado en su apartamento de Olympia, Washington, decidió conducir más de 965 kilómetros para cortarse el pelo en California después de ver la publicación en Facebook.

Un viejo amigo de su ciudad natal, Yuba City, al norte de Sacramento, comentó que se había cortado el pelo, así que Farr tomó la decisión, ya que la mayoría de las barberías están cerradas en medio de la pandemia de coronavirus. 

j. Farr con su nuevo look, después de haber manejado 965 kilómetros para que le corten el pelo.

Según cuenta el diario Los Angeles Times, J. Farr, quien había perdido su trabajo como rociador de pintura, estaba dentro de su Volkswagen Jetta, escuchando música country y listo para conducir más de 600 millas para volver a su lugar de origen por primera vez en cuatro años. Llegó a destino el martes por la noche y, a la tarde siguiente se sentó en la concurrida barbería Butte House Barber Shop, en el condado de Sutter.

Mirá también

La particular legislación que cada estado de los Estados Unidos tiene con relación a las restricciones por la pandemia ha hecho que, por ejemplo, en todo California y otros estados, algunos conducen horas para visitar salones de belleza en los condados vecinos de Sutter y Yuba, que han abierto sus peluquerías bajo la guía local, a pesar de la orden de permanecer en el hogar impartida por el gobernador Gavin Newsom.

Los clientes desesperados por un corte de cabello también buscan una cierta sensación de normalidad después de vivir con muy poco contacto social durante meses.

Mirá también

La visita a las barberías tanto de gente de la ciudad como de foráneos ha sido abrumadora. “Le corto el cabello a personas de otros estados, de San Francisco, Walnut Creek, Martínez, Fresno, Madera, Redding, Reno”, detalló Wes Heryford, de 42 años, propietario de Butte House Barber Shop. “No hay muchas opciones y la gente está emocionada de que alguien corte el cabello, por lo cual no tienen problemas para conducir tres o cuatro horas para venir a vernos”, declaró al diario.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Free Pictures