Drama en España: murió una mujer de 48 años de coronavirus tras ocho días sin lograr atención médica presencial



La familia de una mujer de 48 años de Aceuchal, en Badajoz, España que falleció de coronavirus sin tener patologías previas y cuya muerte fue notificada el pasado lunes, denunció a las autoridades sanitarias de Extremadura que la enferma no consiguió atención médica presencial pese al empeoramiento de su estado de salud.

“¿Hay derecho a dejar morir a una persona joven en su casa asfixiada por la gestión que están haciendo de la Atención Primaria?”, claman los allegados de la víctima en la carta que hicieron llegar al consejero al consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, en la que pide que se abra un expediente disciplinario y sancionador a los responsables y facultativos “que omitieron las llamadas reiteradas alertando del estado en el que cual se encontraba”

En la misiva, a la que tuvo acceso el diario Hoy , la familia de la víctima, Júlia R. C., relata el calvario que tuvo que pasar antes de su muerte. La mujer dio positivo de coronavirus en una PCR que se le practicó el 11 de octubre.

Los casos de coronavirus en España aumentan sin pausa. Foto: DPA

Su estado de salud fue empeorando los días siguientes, de fiebre alta y cansancio a llegar a sacar “espuma por la boca”, con llamadas continuadas a los servicios médicos que atendieron por teléfono.

“Lo que tiene son muchos nervios y lo que necesita es un psicólogo”. Según la versión de la familia, éste fue el diagnóstico realizado vía telefónica por una médico. No fue hasta pasados ocho días, cuando la mujer “ya no respondía”, que los médicos valoraron trasladarla a un hospital, donde murió a los pocos minutos.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias de España, Fernando Simón. Foto: EFE

En relación a esta denuncia, José María Vergeles indicó el martes en rueda de prensa que no le había llegado ninguna carta sobre este asunto y que cuando la leyera se pondría a disposición de la familia para atender “todas las cuestiones” e información, así como intentar “aliviar ese inmenso dolor que tienen que tener”. No obstante, prefirió no pronunciarse sobre las acusaciones de posible negligencia “porque no creo que nadie haya querido hacer daño ni por omisión ni de ninguna otra forma”.

Para los familiares de la mujer fallecida, la clave es que la médico no quería realizar la visita dentro de la casa, donde, además de la víctima, había otros doe casos confirmados de coronavirus: “Y actuando así la dejaron morir, seguramente porque era una mujer joven, sin patologías previas, y que por teléfono se iba a solucionar todo, a pesar de las continuas fatigas y de que se ahogaba cada día más, llegando incluso a desorientarse completamente”, contó Ana Belén Rosa, familiar de la señora fallecida.

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *