Difunden el video de una yaguareté “pastando” en la selva de Misiones



La cámara fija instalada por una ONG proteccionista registró una imagen poco común: una yaguareté hembra comiendo pasto en medio de la selva misionera, rodeada del canto de las aves.

“Fantástica, PARÁ, esta juvenil recién independizada de su madre, come vegetación (algo frecuente en los felinos) frente a una cámara que le ha llamado mucho la atención, al punto de intentar llevársela”, describe el posteo de la Red Yaguareté, una fundación que lucha por la preservación de esta especie en peligro de extinción.

Las imágenes fueron registradas en la Reserva Natural Militar Puerto Península, ubicada en Puerto Iguazú, donde según se afirma “los yaguaretés encuentran un sitio bárbaro para vivir”.

Según describen los especialistas de la organización de Misiones, al animal “se le ve una herida en la nariz, probablemente fruto de sus corridas de caza”. También señalan que “esta hembrita tiene además la particularidad de contar con una mancha color negro pleno, algo muy poco frecuente entre los yaguaretés”,

El yaguareté es una especie en peligro de extinción. Foto: Fernando de la Orden / Archivo.

La cuestión del color de este tipo de felinos se viralizó con un video difundido en julio, cuando en plena cuarentena filmaron desde un vehículo un supuesto “yaguar negro” caminando ´por ruta interna del Parque Nacional Iguazú.

En esa ocasión, el director ejecutivo de la ONG, Nicolás Lodeiro Ocampo, se encargó de aclarar el supuesto fenómeno extraordinario registrado en medio de la cuarentena del coronavirus, cuando la escasa cantidad de visitantes a las Cataratas daba lugar a la aparición de cada vez más felinos y de otras especies silvestres.

“Es un fenómeno que se da especialmente con los leopardos africanos y asiáticos, pero también en el yaguareté y los felinos manchados en general”, explicó el especialista. “Pasa en muchos lugares del mundo. Cada tanto nace un ejemplar de color negro, o casi negro. Se ha conocido, por ejemplo, como la pantera negra, y no es otra cosa que un leopardo negro. Muchas veces se piensa que es otra especie”.

De todos modos, aseguró que en el caso del yaguareté filmado en aquella oportunidad, un efecto óptico daba una falsa sensación. “Por la forma en que fue filmado, por cómo le daba la luz, parece un yaguareté negro; lo que se llama un yaguareté melánico”, aseguró.

“Si uno mira bien al finalizar la secuencia de la filmación, se puede apreciar que se le ven las manchas en la espalda y el flanco izquierdo dorado, lo cual comprueba que es un yaguareté de los más frecuentes”, concluyó. Y agregó: “Muchas veces pasa que recibimos mensajes de pumas negros o gatos negros, que cuando uno mira bien, no lo son”.

Según informó Lodeiro Ocampo, las imágenes tuvieron alta repercusión porque hasta el momento no hay en la Argentina registro documentado de la existencia de un yaguareté negro. “Eso no quiere decir que no exista; pero simplemente hasta ahora no se ha podido documentar”, aseguró.

De todos modos, destacó la importancia del avistaje en el parque de las Cataratas en esa oportunidad, que daba cuenta de otro fenómeno, que ya en julio se daba en distintos lugares del mundo a causa de la pandemia y las restricciones de circulación.

Con la cuarentena del coronavirus, el Parque Nacional Iguazú pasó de miles de visitantes diarios a unas decenas.  “No hemos estado haciendo tanto ruido, ni ha habido tanto movimiento, algo que en general los animales silvestres y sobre todo los felinos, tienden evitar”, describió el integrante de Red Yaguareté.

La Red Yaguareté es una fundación sin fines de lucro que realiza distintos programas en Misiones para preservar la especie y el ambiente donde vive. Foto: Fernando de la Orden/Archivo.

La ONG se presenta como “una fundación sin fines de lucro cuyo objetivo central es la conservación del mayor felino de América, el yaguareté, y de los ambientes donde aún habita; las selvas y montes subtropicales del norte” de la Argentina.

Para cumplir con su propósito, la organización tiene varias “líneas de acción”. Una de ellas son los “monitoreos de poblaciones de yaguaretés para conocer su estado y distribución”. Para ello, instalan “cámaras trampa” en la selva misionera. Uno de los sitios donde realizan este relevamiento es

“Conocer cuántos yaguaretés viven en distintas regiones y cómo se comportan esas poblaciones a lo largo del tiempo, nos da información acerca de su salud, las amenazas y las necesidades de intervención que estas requieren para asegurar su supervivencia, así como información para la toma de decisiones”, explican en su sitio web oficial.

Además, detallan que los datos recabados con estos seguimientos son volcados en una base de datos junto con la información que obtienen otras organizaciones similares. El objetivo es que esté disponible para investigadores de todo el país y para los gobiernos provinciales y nacionales.

La fundación también se ocupa de hacer controles tanto para “mitigar los atropellamientos de fauna salvaje en rutas de Misiones”. como para “combatir la caza ilegal y venta de pieles de yaguareté”. También, tareas para la conservación de los ambientes naturales donde vive el yaguareté, y un programa para “la convivencia entre ganaderos y yaguaretés en zonas de conflicto”.

Desde su página web, Red Yaguareté explica que se sostiene con donaciones  e invita a hacer aportes, partiendo de $90 mensuales para sostener los controles viales en las rutas. También cuenta con una página en la plataforma Donaronline desde donde hacer contribuciones.

Además, en las redes suelen difundir información relativa al yaguareté y otras especies de la selva misionera. En septiembre, por ejemplo, subieron un video de otra cámara de monitoreo, que captó el rugido de un yaguareté macho.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CLip art of Flip Day 2 CLip art of Flip Day 1 CLip art of Flip Day 1