Diego Schwartzman, frustrado por su caída y alerta: “Soy medio cagón con el coronavirus”



Diego Schwartzman no le escapó a la autocrítica luego de su caída en dos sets ante el estadounidense Reilly Opelka, por la segunda ronda del Masters 1.000 de Cincinnati, que se juega en Nueva York por la pandemia de coronavirus. El Peque no se anduvo con vueltas a la hora de analizar su actuación. “Hice casi todo mal”, aseguró.

“En el debut fui de menor a mayor. Y creí que iba a jugar mejor en el segundo partido, pero hice un partido horrible”, afirmó en la rueda de prensa pospartido, vía Zoom.

Más tarde, en charla con ESPN, amplió: “Todo lo que tenía que hacer para ganar, lo hice muy mal. Jugué muy mal y saqué mal en el primer set. En el segundo corregí un poco eso, intentando meter los primeros servicios y aprovechando que para él el juego de fondo es una debilidad. Pero el primer parcial se me fue muy rápido porque cometí muchos errores. Y en el segundo, cuando tuve la chance, otra vez hice muchos errores de fondo, donde tendría que haber sido superior. Fue un partido horrible”.

El argentino contó además algunos detalles de cómo es la vida dentro de la burbuja de Flushing Meadows. “Hay peligro de cualquier cosa. El hotel en el que estábamos estaba casi colapsado, así que nos mudamos a otro, pero hay mucha gente de afuera, con azafatas y pilotos. Y si bien estamos separados en sectores, por ahí el ascensor se comparte con gente que no viene al US Open”, explicó.

“Soy medio cagón con el coronavirus porque un positivo te deja al menos 15 días fuera del circuito”, aseguró el argentino. Foto AP/Frank Franklin II

“La verdad es que soy muy cuidadoso. Soy medio cagón con el coronavirus. Tomo precauciones y me cuido todo lo que puedo, porque un positivo te deja al menos 15 días fuera del circuito. Ojalá la vacuna salga pronto y se pueda volver a la normalidad en el tenis, pero tengo claro que primero hay otras cosas. Yo ando con el alcohol en el bolsillo todo el tiempo, le pasamos el alcohol a todo y tengo una alarma para lavarme las manos cada dos o tres horas”, explicó.

El Peque comenzará ahora a trabajar pensando en el US Open, que se pondrá en marcha el próximo lunes en el mismo ambiente controlado en el que se está disputando Cincinnati. Tendrá varios días para recuperar el ritmo y las sensaciones dentro de la cancha, aunque lamentó que por las reglas del protocolo no podrá entrenarse tanto como quisiera.

“Ahora el pedido de canchas para entrenarse, por ejemplo, se hace telefónicamente. Pero sólo se puede tener un turno de una hora y media y no podemos hacer doble turno”, comentó el argentino.

Mirá también

FK

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

IMAGESLOVER Photo Flip Day 1 CLip art of Flip Day 2