Después de la pandemia, vendrá una revolución en la educación y el trabajo



El buen Señor trabaja de maneras misteriosas.

Él (¿Ella?) nos lanzó una pandemia al mismo tiempo que un cambio tectónico en la forma en que aprenderemos, trabajaremos y emplearemos.

Abrochate el cinturón de seguridad. Cuando salgamos de esta crisis de coronavirus, seremos recibidos con una de las más profundas eras de destrucción creativa Schumpeteriana  de todos los tiempos – que esta pandemia está acelerando y disfrazando.

Ningún trabajo, ninguna escuela primaria, ninguna universidad, ninguna fábrica, ninguna oficina se salvará.

La compañía de Ravi Kumar ha creado miles de puestos de trabajo en América. Foto Mark Makela para The New York Times.

Y afectará tanto a los trabajadores de oficina como a los obreros, por lo que esta elección importa tanto.

Cómo proveer a más americanos de un cuidado de salud portátil, pensiones portátiles y oportunidades de aprendizaje de por vida para sacar el máximo provecho de este momento y amortiguar lo peor es lo que la política necesita hacer después del 3 de noviembre – o realmente nos dirigimos a la inestabilidad.

La razón por la que la era post-pandémica será tan destructiva y creativa es que nunca tanta gente ha tenido acceso a tantas herramientas baratas de innovación, nunca tanta gente ha tenido acceso a la computación de alta potencia y de bajo costo, nunca tanta  gente ha tenido acceso a un crédito tan barato -dinero virtualmente gratuito- para inventar nuevos productos y servicios, todo ello como tantos grandes problemas sanitarios, sociales, ambientales y económicos necesitan ser resueltos.

Ponga todo eso junto y ¡KABOOM!

Verá surgir cosas increíbles, algunas instituciones establecidas desde hace mucho tiempo, como las universidades, desapareciendo – y la naturaleza del trabajo, los lugares de trabajo y la fuerza de trabajo transformándose.

He estado discutiendo este momento con Ravi Kumar, presidente de la compañía de servicios tecnológicos de la India Infosys, cuya sede está en Bangalore.

Como Infosys ayuda a las empresas a prepararse para el mundo digital, siempre me ha parecido una fuente de gran perspicacia sobre las tendencias mundiales de empleo y educación.

Comencé allí mi libro “El mundo es plano” , en 2004. En aquel entonces, el principal negocio de Infosys era hacer trabajos que las empresas americanas subcontrataban en la India.

Hoy en día, Kumar opera desde la ciudad de Nueva York, donde está creando miles de puestos de trabajo en Estados Unidos. ¿Cómo puede ser eso?

Comienza con el hecho, explicó Kumar, de que la Revolución Industrial produjo un mundo en el que había distinciones muy marcadas entre empleadores y empleados, entre educadores y empleadores y entre gobiernos y empleadores y educadores, “pero ahora va a ver que todas estas líneas se desdibujan”.

Debido a que el ritmo de los cambios tecnológicos, la digitalización y la globalización no deja de acelerarse, están sucediendo dos cosas a la vez: el mundo se está uniendo más estrechamente que nunca -seguramente, la globalización de los bienes y las personas se ha visto frenada por la pandemia y la política, pero la globalización de los servicios se ha disparado- y “la vida media de las aptitudes se está reduciendo constantemente”, dijo Kumar, lo que significa que cualquier aptitud que se posea hoy en día se está volviendo obsoleta cada vez más rápido.

Cambios

Sus hijos pueden esperar cambiar de trabajo y de profesión varias veces en su vida, lo que significa que su trayectoria profesional ya no seguirá una simple trayectoria de “aprender a trabajar”, como le gusta decir a Heather E. McGowan, coautora de “La ventaja de la adaptación”, sino más bien una trayectoria de “trabajo-aprender-trabajar-aprender”.

“El aprendizaje es la nueva pensión”, dijo McGowan. “Es la forma en que creas tu valor futuro cada día.”

Por lo tanto, el papel más crítico para los educadores de primaria será equipar a los jóvenes con la curiosidad y la pasión de ser estudiantes de por vida que se sienten dueños de su educación.

Obviamente, todo el mundo todavía necesita fundamentos sólidos en lectura, escritura y matemáticas, pero en un mundo en el que cambiará varias veces de trabajo y de profesión, la motivación propia para ser un aprendiz de por vida será primordial.

Paralelamente, explicó Kumar, las aceleraciones en la digitalización y la globalización están haciendo que el trabajo sea cada vez más “modular”, dividido en pequeños paquetes que son cultivados por las empresas.

Las empresas, sostiene, se convertirán cada vez más en plataformas que sintetizarán y orquestarán estos paquetes modulares para hacer productos y servicios.

En el proceso, agregó Kumar, “la tarea se desconectará cada vez más de las empresas, y los trabajos y el empleo se desconectarán cada vez más unos de otros”.

Algunos trabajos serán realizados por máquinas; otros requerirán su proximidad física en una oficina o una fábrica; algunos se harán a distancia; y algunos serán sólo una parte de una tarea que también puede ser realizada por cualquiera, en cualquier lugar.

A medida que más trabajo se haga modular, digitalizado y desconectado de una oficina o fábrica, muchos grupos más diversos de personas -los que viven en zonas rurales, las minorías, los padres y madres que se quedan en casa y los discapacitados- podrán competir por él desde sus hogares.

La razón por la que Kumar opera ahora desde Nueva York es que ve un nuevo y enorme mercado para ayudar a las empresas de EE.UU. a prepararse para este mundo, identificando nuevos empleados potenciales con habilidades – tengan o no títulos universitarios – y luego juntándolos con nuevas vías de capacitación online y emparejando a las empresas con estas nuevas reservas de talento.

Todas las grandes empresas están pasando por esto ahora – o lo harán. Incluso The New York Times!

Miren la lista de escritores de opinión online del Times: Es radicalmente diferente de cuando me convertí en columnista en 1995, cuando tenías que ser un empleado de planta.

Hoy en día tenemos columnistas empleados full time; columnistas que no forman parte de la plantilla pero que contribuyen regularmente desde todo el mundo, y en muchos días, colaboradores de una sola vez.

Las personas que moderan los comentarios de nuestras columnas son trabajadores que se conectan desde todo el mundo, y gran parte del arte es proporcionado por autónomos. Mi antiguo editor de textos trabaja desde casa.

Bienvenido a la orquesta del Times.

Esto ya está teniendo un gran impacto en la educación. “Hemos empezado a contratar a mucha gente sin títulos”, explicó Kumar.

“Si sabes cosas y puedes demostrar que sabes cosas y te has estado capacitando con entrenamiento online para hacer la tarea que necesitamos, estás contratado.

Creemos que este cambio estructural – de títulos a habilidades – podría cerrar la brecha digital ya que el costo de la educación de pregrado ha aumentado en un 150% en los últimos 20 años.”

Infosys todavía contrata a muchos ingenieros. Pero hoy en día Kumar no busca sólo “solucionadores de problemas”, dice, sino “buscadores de problemas”, personas con intereses diversos – arte, literatura, ciencia, antropología – que pueden identificar las cosas que la gente quiere antes de que la gente sepa que las quiere.

Steve Jobs fue el último buscador de problemas.

Ahora mucha más gente puede jugar a eso, porque ya no necesitas saber cómo codificar para generar nuevos programas de software.

Gracias a la inteligencia artificial, ahora hay “software sin código”. Sólo instruyes al software para que diseñe algún código para la aplicación que has imaginado o necesitas y, listo, lo escupirá.

“Estamos viendo la democratización del software – los consumidores pueden ser ahora los creadores”, explicó Kumar. Te muestra cómo la IA quitará los trabajos del pasado, mientras que crea trabajos del futuro.

Por último, sostiene que en el futuro la educación postsecundaria será un ecosistema híbrido de plataformas de empresas, universidades y escuelas locales, cuyo objetivo será crear la oportunidad de una “recalificación radical” de por vida.

“La reconversión radical significa que puedo tomar a un empleado de hotel de primera línea y convertirlo en un técnico de ciberseguridad. Puedo tomar a un agente de mostrador de una aerolínea y convertirlo en un consultor de datos”.

Coaliciones adaptativas complejas

Hoy en día, empresas como Infosys, IBM o AT&T están creando universidades internas de vanguardia – Infosys está construyendo un campus de 40 hectáreas en Indianápolis diseñado para proporcionar a sus empleados y clientes no “aprendizaje por si acaso” – material que puede o no ser necesario para dominar el trabajo en cuestión – sino “aprendizaje justo a tiempo”, ofreciendo las habilidades precisas necesarias para la última tarea, explicó Kumar.

En el futuro, el aprendizaje permanente se hará por lo que yo llamo “coaliciones adaptativas complejas”.

Un Infosys, Microsoft o IBM se asociará con diferentes universidades e incluso escuelas secundarias, argumenta Kumar.

Los estudiantes de las universidades podrán tomar cursos de aprendizaje justo a tiempo – o hacer pasantías – en las universidades internas de las corporaciones, y los empleados de las empresas podrán tomar cursos de humanidades justo a tiempo en las universidades externas.

Ambos podrán “aprender, ganar y trabajar”, todo al mismo tiempo. Ya está empezando.

Hay un gran potencial aquí – si se hace bien. Los estudiantes se exponen a lo más nuevo por medio de tecnologías y técnicas de innovación.

Y los ingenieros y ejecutivos de la empresa se exponen a lo que es más duradero – civismo, ética, teorías de la justicia, principios de la democracia, nociones de bien público, el medio ambiente y cómo llevar una vida de propósito.

c.2020 The New York Times Company

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *