Descubren un virus en excremento de murciélago y es compatible con el coronavirus en un 81%



Un grupo de científicos de la Universidad de Tokio, Japón, anunció un descubrieron un virus con un gen relativamente cercano coronavirus en el excremento de murciélagos domésticos.

El hallazgo pone de nuevo a esta especie en el centro de la escena y genera alarma mundial, dado que son señalados como los grandes propagadores del Covid-19 en China que dieron lugar a la pandemia.

Los especialistas del Departamento de Medicina Veterinaria de la universidad encontraron en el estiércol de murciélago un extraño virus, informa NHK y divulga RT.

Un científico de la Universidad de Tokio, en Japón, que investigó a los murciélagos. Foto: NHK

Las muestras de excremento fueron recolectados en una cueva donde habitan murciélagos hace unos siete años.

Después de efectuar las pruebas correspondiente a nivel celular, los especialistas descubrieron que su genoma coincide en un 81,5% con el del nuevo coronavirus.

Sin embargo, antes de que la noticia corra como reguero de pólvora y genere un pánico mundial en este por demás convulsionado 2020, aseguran que este virus no infecta a los humanos.

Los murciélagos vuelven a estar en el ojo de la tormenta con otro virus.

Científicos chinos habían hallado en su país con anterioridad un tipo de virus que coincide genéticamente en un 95% con el SARS-CoV-2.

Sin embargo, de acuerdo con los investigadores de Tokio, se trata de la primera vez que en Japón se encuentra en animales salvajes un virus tan similar al responsable de la pandemia.

Murciélagos y distanciamiento

Una investigación reciente muestra que cuando los murciélagos vampiro se sienten enfermos, se distancian socialmente de sus compañeros de grupo en su lugar de descanso.

Un vendedor con carne de murciélago en un mercado de Tomohon, Indonesia. Foto: France-Press / Getty Images

Los científicos de la Universidad estatal de Ohio les dieron a los murciélagos vampiros salvajes una sustancia que los hacía sentir enfermos durante varias horas, y luego los devolvieron a su refugio. Mientras que algunos recibieron un placebo.

A través de computadoras “mochila” pegadas a los animales, los expertos recibían toda la información necesaria.

Fue así que terminaron por concluir que cuando están enfermos, guardan una suerte de “distancia social” para no contagiar al resto de su colonia. 

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *