De pelear con osos a convertirse en la “Cabra”: el dominio y retiro de Khabib Nurmagomedov en UFC



Hay un concepto muy utilizado para referirse al mejor de todos en los deportes: “la Cabra”. Esto viene de la sigla G.O.A.T. (Greatest Of All Times en inglés, ‘mejor de todos los tiempos’), que al español se traduce como aquel animal.

Así, por ejemplo, en básquet Michael Jordan es el GOAT indiscutido y en el fútbol le cabría tal título a Diego Armando Maradona, aunque habrá quien lo ponga en duda. En artes marciales mixtas (MMA), y con la victoria del último sábado aún fresca, el ruso Khabib Nurmagomedov dejó poco espacio para dudar de que él es el más grande.

Las MMA son un deporte relativamente joven a nivel global. Se podría hablar del primer hito el 12 de noviembre de 1993 en el McNichols Sports Arena de Denver, donde se realizó la primera velada de UFC. Y desde entonces, libra por libra, parece que no hubo un competidor tan dominante como Nurmagomedov, no sólo en UFC, sino en el resto de las franquicias del mundo.

Anunció su ida del octágono tras vencer a Justin Gaethje por sumisión en el segundo round, con el récord invicto de 29-0 (11 sumisiones, 8 KO/TKO y 10 decisiones de los jueces, todas unánimes). Entonces, Khabib es el Águila (The Eagle, así lo apodan) que es la “Cabra”. Difícil no afirmarlo de tal forma.

“Hoy es mi última pelea, no hay forma de que vuelva a pelear sin mi padre”, aseguró el ruso tras la victoria en la que rememoró a su progenitor Abdulmanap Nurmagomedov, quien murió a los 57 años tras someterse a una cirugía cardíaca luego de las complicaciones sufridas por el coronavirus.

“Le dije a mi madre que esta sería mi última pelea. Le dije a UFC que después de esto me ponga como número uno en el ranking libra por libra. Creo que merezco ser el número uno. Este era el sueño de mi padre”, continuó tras dejar los guantes en el piso del octágono.

“Felicidades Khabib lograste TODO lo que te propusiste. Eres el mejor luchador de P4P (pound for pound – libra por libra) del mundo y realmente eres la CABRA del deporte”, escribió en Twitter el CEO de UFC, Dana White.

La realidad es que, entre el desgaste de dar el peso para cada pelea, de someterse a un choque en el que puede pasar cualquier cosa y el de la muerte de su padre, Khabib anunció el retiro de manera inesperada.

La gran mayoría de los peleadores que anunciaron esto (si no todos), tuvieron una vuelta en algún momento de su vida. Quizás, la esperanza de los fans de las MMA en el caso del daguestaní se sustente en un nombre: Tony Ferguson.

Es que ese choque entre el estadounidense y el ruso es la “pelea maldita” de UFC que se canceló en cinco oportunidades, la última debido a la pandemia de Covid-19​. Se podría pensar en una vuelta a la actividad para que busque ese 30-0 frente a un rival al que no pudo enfrentar por diversos motivos, pero esto es pura especulación.

Otra posible vuelta, siempre con esperanzas de verlo en acción una vez más, podría ser si se concreta el duelo ante el retirado canadiense Georges St-Pierre, otro que forma parte de la elite de leyendas del deporte y que ya rechazó volver para enfrentar al ruso, quien quería medirse ante alguien más grande y tan respetado como GSP. Otra vez, pura especulación.

Si bien Khabib ya estaba desde hacía tiempo en el radar de los seguidores de las MMA, su explosión mundial se dio de la mano de una gran victoria frente al fenómeno Conor McGregor en UFC 229 (el 6 de octubre de 2018) y el posterior escándalo fuera del octágono con la esquina del irlandés.

Luego se supo que, sumadas las broncas previas entre ambos peleadores y entre los equipos de cada uno, quien finalmente hizo estallar al ruso para saltar de la jaula fue el polémico Dillon Danis, amigo y compañero de ‘The Notorious’, que lo llamó “maldita rata musulmana” (fucking muslim rat) y le hizo perder los estribos.

Tras eso, y previa sanción de la Comisión Atlética de Nevada, llegó el turno de finalizar a Dustin Poirier el 7 de septiembre del año pasado en Abu Dhabi y, por último, llegamos a la pelea del sábado contra Gaethje. Dominó de principio a fin a sus rivales en casi todos los rounds de todas sus peleas, tanto en el striking como en su fuerte: la lucha.

Ahora, aquel niño que desde los 9 años era filmado entrenando contra osos, se convirtió en la “Cabra” y anunció el retiro. Habrá quien lo discuta, pero es difícil que pueda argumentar racionalmente en contra de esta bestia llamada Khabib Nurmagomedov.

FK

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *