“De los chicos y las chicas #SomosResponsables”, una nueva campaña contra la violencia durante la pandemia



Organismos públicos y de la sociedad civil que trabajan por los derechos de las infancias y adolescencias presentaron la campaña “De los chicos y las chicas #SomosResponsables”, para alertar sobre el aumento de la violencia en el hogar contra niños, niñas y adolescentes. Y para que las personas adultas se involucren, consulten y puedan pedir información y asistencia del Estado durante el aislamiento por el coronavirus. 

Según datos del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, los llamados a la línea 137 por violencias intrafamiliares y/o sexuales aumentaron un 20% durante la cuarentena, respecto al mismo período de 2019. La cantidad total de niñas y niños que sufrieron violencias se incrementó un 23%. Aumentó el 28% la violencia familiar y el 13% la violencia sexual.

Además, la cantidad de chicos y chicas que sufrieron violencia en el entorno digital (lo que incluye principalmente grooming y utilización de imágenes en pornografía) aumentó un 267%.

Campaña sobre Violencia contra niños y niñas Foto: UNICEF.

La interrupción de clases presenciales y de actividades deportivas y sociales, no sólo impacta en la salud emocional y física de los chicos y las chicas. La falta de contacto y de vinculación con sus pares y adultos de referencia (familiares, docentes y profesionales de la salud) dificulta los pedidos de ayuda que los propios niños y niñas puedan hacer, o la intervención de personas cercanas que puedan detectar situaciones de maltrato y requerir asistencia del Estado.

En la campaña “De los chicos y las chicas #SomosResponsables”, se advierte que la violencia y el maltrato muchas veces “es un problema invisible” en la sociedad, que existía antes de la pandemia y que el riesgo de sufrirla se incrementa con las medidas de aislamiento social. La iniciativa también es un llamado a que vecinos, familiares y amigos que sospechen o conozcan situaciones de violencia, se involucren y hagan la denuncia.

Según datos de UNICEF, antes de la crisis por el coronavirus en el 70% de los hogares del país las niñas y los niños se ven expuestos a situaciones de violencia asociados a métodos de crianza como gritos, insultos, zamarreos o golpes. Y en el 40% de los hogares se utiliza violencia física y en el 10% castigo físico severo.

“De las chicas y los chicos #SomosResponsables, la campaña que busca alertar sobre Violencia. Foto: UNICEF.

“Destaco la importancia de la campaña “A la Violencia la Frenamos entre Todos y Todas” que involucra a UNICEF, al Sector Público y a ONGs. Los niños, niñas y adolescentes deben ser la prioridad del Estado, de toda sociedad y de cada familia”, dice a Clarín la ministra de Justicia, Marcela Losardo.

“Las violencias contra la niñez siguen incrementándose año a año; los abusos, gritos, golpes y maltratos, tienen consecuencias devastadoras. Por ello, desde hace más de 12 años que el Ministerio de Justicia y DDHH, a través del Programa “Las Víctimas contra las Violencias”, trabaja en la atención integral de víctimas de violencia familiar y abuso sexual, con la intervención de profesionales especializados en esta problemática”, agrega la ministra.

“La línea nacional y gratuita 137 funciona todos los días y durante las 24 horas. Los operadores contienen, orientan y asisten a las víctimas, articulando a la vez con equipos móviles para intervenir personalmente en situaciones de riesgo. La iniciativa que nos convoca es una herramienta para concientizar, detectar y prevenir situaciones lesivas hacia los más chicos. Si queremos lograr generaciones libres de violencias, debemos comenzar con la niñez. Una infancia protegida y respetada en sus derechos, transforma a la sociedad y nos hace mejores personas”, concluye Losardo.

“La violencia contra los niños, niñas y adolescentes en cualquiera de sus formas es una problemática invisible y generalizada aún antes del problema del coronavirus que estamos viviendo. Sin embargo, y de acuerdo con los datos del Ministerio de Justicia, los llamado a la línea 137 de atención a las violencias aumentaron el 20% en la pandemia. El aumento de la violencia y la protección de niños, niñas y adolescentes deben ser consideradas prioritarias dentro de las medidas para paliar la crisis que estamos sufriendo”, explica a Clarín Luisa Brumana, representante de UNICEF en Argentina

“Lanzamos esta campaña para alertar sobre el aumento de los casos de violencia en el hogar contra niños y niñas y también para alertar sobre la necesidad de que vecinos, familiares y amigos que sospechen o conozcan situaciones de violencia se involucren y soliciten asesoramiento e intervención estatal”, agrega Brumana. 

Campaña de UNICEF. contra la violencia dirigida hacia niños, niñas y adolescentes.

“Garantizar los derechos de niños y niñas en el marco de la pandemia que estamos viviendo requiere de acciones de gobierno adecuadas y también de esfuerzos sociales colectivos y articulados”, explica a Clarín Gabriel Lerner, al frente de la SENAF.

“En este contexto, uno de los temas que más nos ocupan es el aumento de las situaciones de violencia de las que son víctimas los niños, niñas y adolescentes, cuando las medidas sanitarias nos obligan a asilarnos socialmente, suspendiendo actividades deportivas y sociales, y con escuelas y clases presenciales interrumpidas. Esta imposibilidad de vinculación directa con sus pares, o con los adultos y adultas de referencia, como docentes, profes, o profesionales de la salud, dificulta la posibilidad de pedir ayuda ante situaciones de violencia vividas por los propios chicos y chicas, o de éstas ser detectadas para solicitar asistencia del Estado”, agrega Lerner.

“Hoy más que nunca se torna imprescindible aquello que la Convención sobre los derechos del niño denomina corresponsabilidad, es decir, la importancia del rol de la comunidad para la protección de niños y niñas -continúa el titular de la Senaf-. Trabajar para reducir y finalmente erradicar cualquier tipo de violencia contra niños y niñas, desde el chirlo hasta las peores formas de violencia como el abuso sexual requiere de esfuerzo y compromiso y de una sintonía articulada entre las familias, las organizaciones de la sociedad y los diversos niveles del estado”.

Desde la coalición Infancia en Deuda destacan la importancia de “impulsar una campaña federal, que articula la participación del Estado y de la sociedad civil, para desnaturalizar y visibilizar una problemática que, si bien se ha profundizado durante el contexto de aislamiento, históricamente ha recibido escasa atención en nuestro país, donde más de la mitad de las chicas y de los chicos sufre algún tipo de violencia en su vida cotidiana. Somos los adultos y adultas los responsables de fomentar una crianza respetuosa, abordar los conflictos desde los buenos tratos, informarnos, e involucrarnos para pedir ayuda si detectamos situaciones de violencia o maltrato contra niñas, niños y adolescentes”.

La violencia contra niños, niñas y adolescentes aumentío durante la cuarentena. Foto: UNICEF

“Esta alianza que se ha hecho con UNICEF, el gobierno y algunas organizaciones de la sociedad civil tiene que ver con que en el contexto de pandemia, los niños, niñas y adolescentes que están dentro de su casa y que conviven con maltratadores o abusadores muchas veces no tienen al alcance cómo manifestar esta situación, porque a veces se las cuentan a un maestro, o una persona de confianza, pero si están encerrados con el abusador es muy difícil, se hace muy complejo acceder a servicios que atiendan la violencia. De ahí que esta campaña tienen tanta importancia porque es una campaña nacional que va a ir por todas las redes a todas partes. La idea es que se conozcan los números de teléfono para que niñas, niños y adolescentes no sólo puedan recurrir al gobierno sino también a las organizaciones de la sociedad civil que estamos involucradas. Los adultos que están cerca pueden darse cuenta de algunas señales: madres, tías, y pueden ayudarlos a salir de esta situación”, explica a Clarín Nora Schulman, del Comité Argentino de Seguimiento y Aplicación de la Convención Internacional de Derechos del Niño (CASACIDN).

La campaña identifica dos canales para hacer denuncias y pedir ayuda: La línea nacional 137 para pedir asistencia y asesoramiento sobre situaciones de violencia familiar y/o sexual y su número de Whatsapp 113133-1000. Y la web www.argentina.gob.ar/linea102, que informa sobre las líneas telefónicas provinciales de atención especializada sobre los derechos de niñas, niños y adolescentes.

Mirá también Mirá también Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA



Fuente >>

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

IMAGESLOVER Photo Flip Day 1 CLip art of Flip Day 2